Turismo: cuánto cobrará la NASA para visitar la Estación Espacial Internacional

La Tierra vista desde el espacio
La Tierra vista desde el espacio Crédito: NASA
(0)
23 de junio de 2020  • 15:29

Un año después de haber anunciado que abriría la Estación Espacial Internacional al turismo, la NASA confirmó que continúa hacia la transformación de ese centro de desarrollo científico en un hub de negocios en órbita.

Con la mente lejos de la pandemia de coronavirus, la entidad reveló que tiene propuestas de cinco compañías tanto para desarrollar oportunidades comerciales como acciones de marketing a bordo.

Como publica The Washington Post, uno de los jugadores interesados en incrementar la actividad privada en el espacio es la compañía Virgin Galactic. A través de un acuerdo celebrado entre la compañía del multimillonario Richard Branson y la agencia espacial se desarrollará un programa de preparación de astronautas privados y fortalecerá la búsqueda de negocios en una órbita cercana a la Tierra (LEO, por sus siglas en inglés).

A finales de enero, la NASA había firmado un pacto con la firma KBR para el entrenamiento de astronautas privados en sus instalaciones. Posteriormente, también se había celebrado otro contrato con la firma Axiom Space, que reservó cuatro lugares a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) para un vuelo que podría tener lugar en el segundo semestre de 2021.

Lo que comenzó hace semanas, cuando SpaceX, propiedad de Elon Musk, se convirtió en la primera compañía privada en volar a la ISS, es parte de un programa más grande. Todas las alianzas se enmarcan en una políticas de aprovechar al máximo la creciente capacidad del sector espacial comercial.

Capacidad e interés que será explotado en conjunto con empresas privadas. Desde su cuenta de Twitter, el administrador de la NASA, Jim Bridenstine, informó que, como parte de su entrenamiento, los astronautas volarán en naves suborbitales como las que desarrollan Virgin Galactic y Blue Origin de Jeff Bezos.

Para saldar una materia pendiente, la NASA también está buscando asociarse con el sector privado para el tan esperado regreso a la luna. Para ello, a principios de este año, celebró tres contratos por un total de 1000 millones de dólares para que las compañías desarrollen una nave capaz de llevar y traer a los astronautas a la superficie del satélite terrestre.

"Proveer oportunidades de expansión en la ISS para fabricar, comercializar y promover bienes y servicios contribuirá a catalizar y expandir la exploración de mercados para muchos negocios", aseguró la NASA en un comunicado reciente. Negocios entre los cuales se incluye, por ejemplo, la industria cinematográfica y que llevaría al actor Tom Cruise a rodar en el espacio.

Más allá del motivo que lleve a los privados al espacio, la promoción de la ISS para usos más allá de los científicos representa un cambio abrupto para la NASA. Durante años, la agencia espacial estadounidense hizo todo lo posible para limitar los intereses corporativos en el espacio. Pero hoy, para quien disponga de una sideral suma, las cosas parecen haber cambiado.

Llegar a la ISS no será para cualquiera. La NASA había asegurado que cobraría 35.000 dólares por día para permanecer a bordo de la estación. Además, los viajes podrían costar unos 50 millones de dólares, de acuerdo con las estimaciones de las autoridades. Solo habrá que ver si ese precio bajará con el transcurso de los vuelos y el avance de la tecnología.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.