Un hombre en estado vegetativo desata un debate nacional en Francia

La Justicia había ordenado autorizado el cese del tratamiento que mantien con vida a Lambert, pero luego ordenó la reanudación hasta que se pronuncie la ONU.
La Justicia había ordenado autorizado el cese del tratamiento que mantien con vida a Lambert, pero luego ordenó la reanudación hasta que se pronuncie la ONU. Fuente: AFP
(0)
21 de mayo de 2019  • 10:32

LILLE, Francia.- Los médicos que atienden a Vincent Lambert, el francés en estado vegetativo que se ha convertido en un símbolo en el debate sobre la eutanasia, reanudaron el tratamiento que lo mantiene en vida, ordenado el lunes por una corte, hasta que un comité de la ONU se pronuncie sobre el caso.

Se ha "reanudado la alimentación y la hidratación de Vincent Lambert y se ha detenido su sedación", anunció ante la prensa Jean Paillot, el abogado de los padres de este paciente tetrapléjico, que acudió a verificar si los médicos del hospital de Reims (noreste) obedecieron la decisión del tribunal de apelaciones de París.

Los padres de Lambert se oponen al cese del tratamiento lo que generó una disputa entre miembros de la familia. La esposa de Vincent está a favor de la interrupción de la "muerte digna".
Los padres de Lambert se oponen al cese del tratamiento lo que generó una disputa entre miembros de la familia. La esposa de Vincent está a favor de la interrupción de la "muerte digna". Fuente: AP

Este tribunal dio la sorpresa la noche del lunes al ordenar la reanudación de los tratamientos para mantener con vida a Lambert, de 43 años, unas horas después de que fueran interrumpidos, hasta que un comité de la ONU se pronuncie sobre el caso.

La madre de Vincent Lambert, que se opone a que se interrumpan los cuidados que recibe su hijo desde hace más de una década, pide que sea transferido a otro hospital. "Vincent está bien. Pedimos que salga de este hospital. Vincent no está muriendo. Lo vemos en su mirada. Vincent solo necesita beber, comer y recibir amor", dijo esta mujer septuagenaria al llegar al hospital para verlo.

El Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD) de la ONU había pedido el 3 de mayo que Francia no suspendiera la atención hasta que este órgano pudiera examinar el fondo del asunto, pero París consideró que esta decisión no era vinculante.

"Independientemente del carácter obligatorio o vinculante de la medida de suspensión solicitada por el Comité, el Estado francés se comprometió a respetar este pacto internacional", zanjó el tribunal parisino.

El caso

Vincent Lambert sufrió en 2008 un accidente automovilístico que lo dejó con daños cerebrales irreversibles dividió a su propia familia y generó un férreo debate en Francia sobre la eutanasia y la muerte digna.

Los padres de Lambert, católicos fervientes, se oponen vehementemente a poner fin a la vida de su hijo y recurrieron sistemáticamente las decisiones judiciales de interrupción los cuidados médicos.

El sábado, enviaron una carta al presidente francés, Emmanuel Macron, pidiéndole que interviniera para mantener a su hijo con vida. Pero el mandatario estimó el lunes, en un mensaje publicado en Facebook, que "no le corresponde suspender" esta decisión tomada "entre sus médicos y su esposa, que es su tutora legal".

La esposa de Lambert, Rachel, cinco de sus hermanos y un sobrino, François, luchan desde hace años para desconectarlo y denuncian un ensañamiento terapéutico. Según ellos, Vincent Lambert no hubiera querido ser mantenido en vida a través de máquinas, pero no dejó ninguna consigna por escrito.

"Es realmente abyecto", reaccionó François Lambert, sobrino del paciente, en una entrevista con la radio Europe 1. "Yo ya no creo en el dolor de los padres de Vincent. Creo que el militantismo ha tomado el relevo desde hace varios años", denunció.

Su abogado, Gérard Chemla, dijo que pedirá al Estado francés que presente un recurso de casación contra el fallo del tribunal parisino.

Una decisión "provisional"

Validada por el Consejo de Estado en abril, la interrupción de los cuidados médicos preveía que se apagaran las máquinas que lo hidratan y alimentan. También su sedación "de forma profunda y continua hasta su muerte" y la administración de analgésicos como medida de precaución.

Según los médicos, en estas condiciones, a Vincent le quedaban unos días o una semana de vida.

Según los abogados de los padres de Vincent, la decisión del tribunal de apelaciones es "provisional" y durará "seis meses, el tiempo necesario para que el "comité de la ONU examine el caso".

En un mensaje en alusión al caso de Lambert, el papa Francisco pidió el lunes "proteger la vida".

"Roguemos por cuantos viven en estado de grave enfermedad. Custodiemos siempre la vida, don de Dios, desde el inicio hasta su fin natural. No cedamos a la cultura del descarte", escribió el papa argentino en Twitter.

Agencia AFP

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.