¿Un nuevo baby boom o un baby bust? Los efectos de la pandemia sobre la tasa de natalidad en todo el mundo

Según los expertos, la tasa de natalidad debería seguir cayendo en los países de altos ingresos y creciendo en las naciones de medianos y bajos ingresos
Según los expertos, la tasa de natalidad debería seguir cayendo en los países de altos ingresos y creciendo en las naciones de medianos y bajos ingresos Fuente: AFP
Miriam Berger
(0)
15 de julio de 2020  • 16:33

WASHINGTON.- Pasaron cinco meses -poco más que la mitad de un embarazo promedio- desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la pandemia del nuevo coronavirus .

Con millones de personas encerradas en sus casas y privadas de los cuidados de salud reproductiva y contracepción, algunos expertos predijeron que la crisis propiciaba las condiciones de un baby boom, un auge de la natalidad, al menos en algunos países. Otros analistas, por el contrario, predijeron un baby bust, una abrupta caída de los nacimientos, debido a la crisis económica y la inestabilidad social.

Todavía es pronto para decirlo, pero hasta el momento la tasa de natalidad parece manifestar aumentos en algunas partes del mundo y descensos en otras. De manera general, la tasa de natalidad debería seguir cayendo en los países de altos ingresos y creciendo en las naciones de medianos y bajos ingresos, donde según pronostica el Fondo de Población de Naciones Unidas (Unfpa), la interrupción del acceso a las medidas de anticoncepción a causa de la pandemia podría resultar en millones de nacimientos no planificados.

Los trabajadores de la salud y el Unfpa ya han alertado que la duración de la pandemia está haciendo que muchas mujeres y niñas pierdan acceso a cuidados básicos de salud reproductiva.

La comadrona Paje Suzete de la tribu Kumaruara baña a su hija embarazada antes del parto de su bebé en su casa junto al río Tapajos del municipio de Santarem en el oeste del estado de Pará, Brasil, el 10 de julio de 2020, en medio de la pandemia de coronavirus
La comadrona Paje Suzete de la tribu Kumaruara baña a su hija embarazada antes del parto de su bebé en su casa junto al río Tapajos del municipio de Santarem en el oeste del estado de Pará, Brasil, el 10 de julio de 2020, en medio de la pandemia de coronavirus Fuente: AFP

La India

En marzo, la India implementó una de las cuarentenas más estrictas del mundo, o sea que millones de mujeres vieron cortado el acceso al aborto, los anticonceptivos, y los servicios de planificación familiar. Es probable que entre marzo y mayo unos 1,85 millones de mujeres no hayan tenido acceso al aborto que en otras circunstancias se habrían practicado, según estimaciones de la Fundación Ipas para el Desarrollo, que se dedica a la promoción de la contracepción y el aborto seguro en la India. Otro estudio de la Fundación de Servicios de Salud Reproductiva, con sede en Nueva Delhi, calcula que en mayo, durante la etapa más estricta de la cuarentena, unos 25 millones de parejas indias no tuvieron acceso a la contracepción.

"Lamentablemente, todavía es muy pronto para tener evidencia empírica de un aumento a gran escala de los embarazos", dice Eddie Wright, vocero del Unfpa, en relación con los datos globales que maneja el organismo. "Faltan unos meses para que empiecen los nacimientos post-covid."

La pandemia también entraña riesgos para la salud materna. Las mujeres que den a luz durante la pandemia "deben estar preparadas para traer una vid al mundo tal como es ahora, donde las embarazadas tienen miedo de hacerse los controles por miedo a contagiarse o de no contar con atención de emergencia debido al confinamiento o al desborde del sistema de salud", dice Henrietta Fore, directora ejecutiva de Unicef, a través de comunicado.

Incluso antes de que su sistema de salud colapsara bajo el peso de la pandemia, la India ya tenía una tasa de mortalidad materna siete veces mayor que la de Estados Unidos, según datos de Unicef.

Indonesia

Los proveedores de servicios de salud en Indonesia también se están preparando para un aumento de los nacimientos en los próximos meses: en abril, en medio de la cuarentena, unas 10 millones de parejas del cuarto país más poblado del planeta dejaron de usar anticonceptivos, según la agencia de población y planificación familiar de Indonesia.

La pandemia fue un duro revés para los esfuerzos de Indonesia de garantizar contracepción gratuita para todos sus ciudadanos, como parte de un programa para reducir la desnutrición infantil y reducir el tamaño de las familias. Los preservativos, aunque se consiguen, gozan de poca aceptación popular, en comparación con las inyecciones de hormonas, que se aplican mensualmente o cuatro veces al año. La segunda opción elegida por las indonesias es la píldora.

A medida que el coronavirus se fue propagando, la agencia estatal de planificación familiar empezó a repartir píldoras anticonceptivas puerta a puerta.

A nivel global, las medidas como esa siguen siendo una excepción: según estimaciones del Unfpa, por cada tres meses de cuarentena, dos millones de personas vieren acceso a la anticoncepción.

Además de los problemas a nivel local, la pandemia también ha generado interrupciones en la cadena de suministro global de preservativos y otras formas de control de la natalidad. Los retrasos en las fábricas de Asia generaron problemas de abastecimiento en los grandes centros importadores del mundo en desarrollo, como Lagos y Nigeria.

Estados Unidos

En Estados Unidos, los analistas observan una tendencia distinta: muchas mujeres dicen que probablemente postergarán sus planes de tener un hijo durante la pandemia. De hecho, algunos laboratorios han experimentado un aumento en las ventas de anticonceptivos.

En Estados Unidos la tasa de natalidad caería entre 300.000 y 500.000 nacimientos durante los próximos doce meses, según la Brookings Institution
En Estados Unidos la tasa de natalidad caería entre 300.000 y 500.000 nacimientos durante los próximos doce meses, según la Brookings Institution Fuente: AFP

En junio, la Brookings Institution estimó que en Estados Unidos la tasa de natalidad caería entre 300.000 y 500.000 nacimientos durante los próximos doce meses, un cálculo basado en las tendencias de fertilidad observadas durante otras recesiones y momentos de crisis. También en junio, la clínica digital de salud Nurx difundió que había observado un aumento del 50% en los pedidos de control de natalidad y un aumento del 40% en pedidos de anticoncepción de emergencia. Pero también es cierto que los pedidos de servicios online pueden haber aumentado debido al confinamiento.

Un estudio del Instituto Guttmacher reveló que más del 40% de más de 2000 mujeres encuestadas en los últimos tres meses estaban repensando sus planes de maternidad en función de la pandemia. El 34% respondió que había decidido tener menos hijos o postergar sus planes de ser madres.

El resultado no sorprende: el cierre de las escuelas y la pérdida del empleo han afectado desproporcionada y especialmente a las madres, ya que corren más riesgo que sus contrapartes varones de perder el trabajo o de tener que dejarlo para ocuparse de los chicos durante la pandemia. En líneas generales, un tercio de las encuestadas dijo haber postergado visitas al médico y haber tenido problemas para acceder a la contracepción.

Europa

Europa ya tenía problemas de envejecimiento poblacional, baja natalidad y familias reducidas desde antes de la pandemia, y según un informe difundido en junio por la Escuela de Economía y Ciencias Políticas de Londres, la pandemia no hará más que profundizar la caída del número de nacimientos.

Una encuesta realizada durante la primavera boreal entre personas de 18 a 34 años en Francia, Alemania, Italia, España y el Reino Unido reveló que la pandemia tuvo "un fuerte impacto negativo" en las decisiones reproductivas.

"Una de las consecuencias de esta particular emergencia sanitaria ha sido una de las crisis económicas más severas de los últimos cien años, y esos eventos siempre vienen seguidos de una caída de los índices de natalidad", dijeron los autores del estudio, Francesca Luppi, Bruno Arpino y Alessandro Rosina, en un comunicado.

La pandemia profundizará los problemas de envejecimiento poblacional, baja natalidad y familias reducidas en Europa, según los expertos
La pandemia profundizará los problemas de envejecimiento poblacional, baja natalidad y familias reducidas en Europa, según los expertos Fuente: AFP

Más del 50% de los encuestados en Francia, España y Alemania dijeron que pospondrían sus planes de tener hijos. En el Reino Unido, el 58% dijo que lo pospondría y un 19% directamente descartó la idea de un futuro embarazo. Italia, donde la natalidad ya era muy baja, fue el país europeo donde más encuestados dijeron haber abandonado definitivamente la idea de tener hijos o más hijos a partir de la pandemia.

The Washington Post

(Traducción de Jaime Arrambide)

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.