Una cumbre que le da la espalda a América Latina

Daniel Lozano
Daniel Lozano PARA LA NACION
(0)
1 de diciembre de 2018  

CARACAS.- Anfitrión y poco más, como si el tsunami de la Copa Libertadores hubiera arrastrado a la Cumbre del G-20 en su camino hacia Madrid. Analistas regionales y magos del ajedrez político, que analizan cada uno de los guiños entre mandatarios, se intercambiaban ayer mensajes por WhatsApp desanimándose unos a otros. "Deslucida", "tristísima", "de espaldas al país de acogida" eran solo tres de los conceptos que se esgrimían entre los latinoamericanos, actores de reparto en el gran cónclave de la economía global.

La realidad es que la Cumbre del G-20 llegó en el peor momento posible para América Latina, con la crisis económica relativizando el protagonismo del anfitrión Mauricio Macri y con los inminentes cambios presidenciales en Brasil y México , que convirtieron al mexicano Enrique Peña Nieto y al brasileño Michel Temer en dos fantasmas a la carrera en Buenos Aires.

"América Latina vive un proceso de convulsión en búsqueda de su identidad. Gobiernos de izquierda y de derecha no han logrado el objetivo primario: resolver a la gente una vida mejor", subraya Antonio Sola, reconocido estratega de candidatos y gobiernos.

Las cinco claves del G-20

02:29
Video

Para el politólogo ecuatoriano Michel Leví, más allá de haberse convertido en sede del encuentro, "hay temas claves para la región que no están en agenda: las relaciones de la Unión Europea (UE) con el Mercosur, el nuevo Nafta (T-MEC) y la restricción de los acuerdos comerciales solo en plano bilateral".

Además, al G-20 le salió una competencia inesperada: la toma de posesión de hoy en Ciudad de México, con el ascenso tantos años buscado de Andrés Manuel López Obrador , que parecería querer convertirse en una minicumbre alternativa y a la izquierda.

Un pulso al que no se sabe todavía si acudirá su invitado más esperado y polémico, Nicolás Maduro , que prepara todo el boato revolucionario para recibir mañana a su último aliado, el turco Recep Tayyip Erdogan , pieza clave en la importación de alimentos y en la venta del oro que arrancan de las entrañas del Orinoco.

"Una contracumbre a la que López Obrador llega con 15 puntos menos de popularidad. Otro tren fantasma, como el del G-20, que va camino del túnel de la oscuridad", sentencia Sola.

Debate recurrente

No importa que no esté en Buenos Aires y tampoco importará que falte a su cita en Ciudad de México: la sombra cada vez más oscura de Venezuela planea sobre cualquier reunión, conversación o cónclave donde participen países del continente.

"Venezuela provoca una inestabilidad muy negativa para el continente", resume el internacionalista criollo Mariano de Alba desde Washington. "Muchos países de la comunidad internacional apañan como pueden los efectos de la crisis, pero también muestran su desilusión para internamente no se muestren quiebres en la alianza del gobierno", añade el politólogo.

Cumbre del G20: El ingreso de Trump a la Casa Rosada y los discursos de bienvenida

07:45
Video

"Dan vueltas y vueltas pero no se atreven, se debaten entre el ridículo y la audacia", ironizó ayer Diosdado Cabello , número dos del chavismo, en referencia al G-20 y la preocupación manifestada desde la primera reunión entre Macri y el presidente norteamericano, Donald Trump , que concluyó con una frase: " Venezuela no es hoy un país democrático ".

Pese a las condenas por su mayúscula corrupción, el chavismo mantiene cerradas las filas cuando solo faltan 40 días para la toma de posesión de Maduro, fecha clave porque desde ese día será desconocido por cerca de medio centenar de países y por parte de su pueblo.

Poco parece importarle al "hijo de Chávez", que acaba de comprar tiempo a costa de las finanzas públicas de su país. Maduro abrió de par en par las canillas del gasto público para crear una falsa ficción en Navidad, subiendo 150% los salarios mínimos y provocando una nueva devaluación encubierta del 400%.

El mandatario bolivariano pretende llegar lo más desahogado posible a la toma de posesión de su segundo mandato, apoyándose en un inmenso gasto navideño con dinero inorgánico. Desde hoy, los "patriotas" (poseedores del carnet de la patria, sofisticado sistema de control social y político realizado con tecnología china) recibirán un bono de regalo de 2000 bolívares y otro bono Niño Jesús a mitad de mes.

Además, el gobierno importa con carácter de urgencia miles de toneladas de juguetes, perniles de cerdo y los componentes para las tradicionales hallacas, regalos populistas subvencionados por "San Nicolás Maduro".

Venezuela es un país tan rico que, en otras circunstancias, debería aspirar a convertirse en país invitado, al igual que Chile. Pero más de cuatro millones de sus ciudadanos emprendieron una huida que presiona con dureza las economías de la región. Y lo que es peor: todavía muchos faltan por salir.

La crisis de Venezuela, casi ausente

  • Silencio: A pesar de ser la primera Cumbre del G-20 en América del Sur, casi no hubo referencias a la cuestión más dramática que vive la región: la crisis de Venezuela
  • Macri y Trump: Fuera de la agenda oficial y de otras reuniones formales, la crisis fue abordada durante la bilateral de los presidentes Mauricio Macri con Donald Trump
  • Compromiso: La Casa Blanca señaló que ambos mandatarios "reiteraron su compromiso para enfrentar los desafíos regionales como Venezuela"
  • Preocupación: Según el canciller argentino, Jorge Faurie, Macri y Trump expresaron sus "preocupaciones" por la "delicadeza que tiene el hecho de que Venezuela no es hoy un país democrático"
  • Derechos humanos: Trump recordó en otro comunicado que su gobierno "está abocado a asegurar los derechos humanos en Cuba y Venezuela"

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.