Una interminable crisis que puede repercutir en todo el planeta

Liz Alderman
(0)
29 de junio de 2015  

PARÍS.- Grecia, el eslabón más débil de la eurozona, está a un paso de entrar en default. Las negociaciones con sus acreedores europeos sobre los términos de una rescate megamillonario están empantanadas desde hace tiempo.

Si el país va a la quiebra o decide abandonar la eurozona, la inestabilidad podría extenderse por la región y repercutir en todo el planeta. Muchos temían ayer que la incertidumbre conduzca hoy a un nuevo lunes negro en los mercados financieros internacionales. Las siguientes son las claves de una crisis que empezó en octubre de 2009 y que no tiene final a la vista.

¿Cuáles son las últimas novedades?

El gobierno de Tsipras decretó ayer feriado bancario a partir de hoy. Muchos cajeros automáticos dejaron de funcionar ayer y la incertidumbre se adueñó de los ahorristas. Antes, el Banco Central Europeo (BCE) informó que no ampliará el programa de créditos de emergencia que viene sosteniendo a los bancos griegos desde hace unas semanas. Pero el mismo tiempo, el BCE tampoco les cortó del todo el chorro, lo que le permitiría al gobierno griego cierto margen de maniobra en los próximos días. Entretanto, el Parlamento griego aprobó el pedido de Tsipras para la realización de un referéndum, el domingo que viene, sobre las negociaciones por la deuda del país.

¿Cómo llegó Grecia a este punto?

La crisis en Grecia podría expandirse a otros países de Europa
La crisis en Grecia podría expandirse a otros países de Europa Fuente: EFE

Grecia se convirtió en el epicentro de la crisis de la deuda europea tras la implosión de Wall Street, en 2008. Los mercados internacionales todavía seguían a los tumbos cuando en octubre de 2009 Grecia informó que venía subestimando las cifras de su déficit desde hacía años. Atenas quedó excluida de los mercados de deuda. Para la primavera boreal de 2010 ya iba rumbo a la bancarrota. Para evitar la catástrofe, la troika de acreedores aprobó el primer tramo de dos rescates internacionales para Grecia. Pero el rescate llegó con condiciones: los acreedores exigieron severas políticas de austeridad. También demandaron una reforma a fondo de su economía.

Si Grecia recibió un rescate, ¿por qué sigue en crisis?

Se suponía que ese dinero era para ayudar a Grecia a ganar tiempo hasta estabilizar su economía. Si bien ayudó, los problemas de la economía griega siguen ahí. En los últimos cinco años, la economía del país se contrajo un 25%. Pero más que ingresar en la economía real, todo ese dinero del rescate se usó para pagar las deudas internacionales que Grecia ya tenía y que tendrá, a menos que la economía del país logre arrancar. Muchos economistas le echan la culpa de la continuidad de los problemas del país a las medidas de austeridad. El izquierdista Syriza llegó al poder este año con la promesa de renegociar los términos del rescate.

¿Por qué Grecia no abandona la eurozona?

Durante el clímax de la crisis de la deuda, a muchos expertos les preocupaba un posible efecto contagio global de la crisis griega. Si Grecia entraba en default y salía de la eurozona, podía provocar un shock financiero mundial más grave que el colapso de Lehman Brothers. Algunos dicen que si Grecia abandonara la moneda común hoy, la catástrofe no se produciría. Según esa línea de razonamiento, Grecia representa una ínfima parte de la economía de la eurozona y podría recuperar su autonomía financiera. Para otros, se trata de una visión demasiado simplista. A pesar de las frustrantes e interminables negociaciones, para los líderes europeos la Europa unida es un imperativo.

Europa, en vilo, por la crisis en Grecia
Europa, en vilo, por la crisis en Grecia Fuente: EFE

¿Y ahora qué?

Ésa es la pregunta del billón de euros. Tsipras ha manifestado que no quiere que Grecia abandone la zona de moneda común. Merkel dice que la Eurozona debe mantenerse, pero no a cualquier costo. Hoy por hoy, Grecia necesita llegar a un acuerdo que le permita echar mano de parte de los 7000 millones de euros para pagar sus acuciantes vencimientos. Grecia podría llegar a necesitar asegurarse otro paquete megamillonario de rescate, el tercero desde 2010. El referéndum del próximo fin de semana permitiría evaluar si los griegos quieren permanecer en la eurozona. La gran incógnita es si Grecia y Europa encontrarán una vez más la forma de salir de este atolladero.

Traducción de Jaime Arrambide

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.