Paul McCartney necesita un piano y Alejandro Lerner está dispuesto a regalárselo

Paul McCartney y su piano, dos amigos inseparables
Paul McCartney y su piano, dos amigos inseparables
Ivanna Zanella
(0)
21 de marzo de 2019  • 16:08

La llegada de Paul McCartney al país no es una visita cualquiera. Para que el beatle pueda brindar un show de excelencia, el próximo sábado en el Campo Argentino de Polo, muchos son los detalles que deben atender organizadores y anfitriones para satisfacer todas sus necesidades y asegurar que su estadía esté exenta de contratiempos. Pero a veces, las complicaciones de último momento, que podrían ser un problema para muchos, resultan una alegría para otros.

Tal es el caso del cantautor nacional Alejandro Lerner al recibir la grata noticia de que su máximo ídolo necesitaba un piano. Para su sorpresa, los encargados del hotel de Recoleta, donde se aloja la estrella, le hicieron una consulta a su Estudio El Pie para tratar de conseguir un piano de determinada marca.

Según pudo saber LA NACION a través de su manager, Matias Sheer, los pianos que tienen disponibles son eléctricos y no reúnen las características de lo que Sir Paul McCartney necesita. El contacto no se generó directamente con su representado, sino a través del estudio. Pero aseguró que en caso de que alguno hubiera servido, no lo hubieran alquilado porque "Alejandro se lo hubiese regalado".

Alejandro Lerner no pierde las esperanzas de conocer a McCartney en persona
Alejandro Lerner no pierde las esperanzas de conocer a McCartney en persona

Con cierta frustración por no haber podido concretar la entrega del piano, Sheer comentó además: "Su máximo sueño es tocarle la mano a Paul McCartney". Y dejó entrever que están en tratativas de que eso se concrete en los próximos días.

Hace casi un año, Lerner tuvo un acercamiento a su sueño al grabar un tema en su estudio con Charly García y Geoff Emerick, el popular ingeniero de grabación de los Beatles. Recientemente regresó también de un viaje de las Islas Malvinas, donde homenajeó a los soldados fallecidos la interpretar una canción en el Cementario de Darwin junto a los familiares. Al respecto, Sheer acotó: "Después de todo eso, lo único que le queda por cumplir es ver a su ídolo".

LA NACION también se contactó con Ozono, la productora que organiza el show del beatle, para saber si el piano requerido para la habitación de McCartney se pudo conseguir. Al respecto aclararon que todo estaba en orden y que no había inconvenientes. "Hubo un cambio de marca de piano. No se lo olvidaron. Pero ya está todo resuelto", concluyeron.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.