Antes de volver a la Fórmula 1, Fernando Alonso revela su vida en una serie documental

Fernando Alonso en la serie documental Fernando
Fernando Alonso en la serie documental Fernando
María Fernanda Mugica
(0)
25 de septiembre de 2020  • 13:48

Después de retirarse de la Fórmula 1, con dos campeonatos mundiales ganados, en 2005 y 2006, Fernando Alonso podría haberse dedicado a viajar, andar en bicicleta con sus amigos o asistir a las carreras como espectador. Aunque hizo todo eso durante los últimos dos años, el piloto español también se dedicó a otras actividades un poco más adrenalínicas, como correr el rally Dakar, las 24 horas de Le Mans y las 500 millas de Indianápolis. El año que viene ya no participará de estas competencias, pero no porque vaya a quedarse en su casa mirando televisión: a punto de cumplir 40 años, volverá a la Fórmula 1.

Estos dos años movidos quedaron registrados en Fernando, la serie que Amazon Prime Video acaba de estrenar, en la que se retrata la vida cotidiana del corredor asturiano y su preparación para cada uno de los retos automovilísticos a los que se enfrentó. También se muestra su participación en el Dakar 2020 y sus victorias en las 24 Horas de Le Mans (en 2018 y 2019) y en Daytona y el Mundial de Resistencia, ambas el año último. Su espíritu competitivo, la historia de sus comienzos y momentos privados como un desayuno en su casa son parte de los cinco episodios de esta primera temporada de la serie, que ya tiene confirmada una segunda.

"El motivo de volver a la Fórmula 1 es simple: me encanta conducir -dice Alonso, en una conferencia de prensa virtual con medios internacionales, de la que participó LA NACION-. Tener un volante en las manos es algo que necesito prácticamente a diario y en estos dos años sin F1 he tachado de la lista de deseos muchas de las cosas que soñaba con hacer desde hace años: un Mundial de Resistencia, las 24 horas de Le Mans, ir a Daytona algún día y experimentar ahí una carrera; correr el Dakar, que pensaba hacerlo dentro de diez años pero tuve la oportunidad el año pasado. Todas estas cosas que hice en los últimos dos años me sirvieron para liberar la cabeza de deseos que tenía. La F1 estaba y sigue estando, por desgracia, en un momento en el que no hay mucha competitividad. Solo hay un equipo que gana. Creía que era un buen momento para alejarme, cumplir estos retos que tenía rondando y volver quizás cuando cambiaran la reglamentación, que iba a ser en 2021. Con la pandemia, eso se pospuso hasta 2022 y ahí tuve un momento de decisión. ¿Espero hasta el 2022 con la nueva reglamentación o vuelvo en el 2021 que viene y hago un año de rodaje, de volver a la categoría y trabajar con el equipo? Opté por esa segunda opción. No es que lo haya echado de menos, ni que busque revancha, ni persiga algún resultado en particular. Creo que esos dos años que estuve alejado tuve retos que me apasionaban más que la F1. Los he cumplido y ahora creo que es el momento de volver. Tener un coche en mis manos cada quince días es algo que me gusta".

Lo que el corredor, que se considera "un piloto completo, un 9 en todo", explica con sus palabras está narrado de forma más expansiva en la serie. Desde que a los tres años se subió a un karting que le habían regalado a su hermana, Alonso parece no concebir otra vida que no sea la de las pistas. La pasión por los autos va de la mano con un espíritu ultracompetitivo, que lo acompaña también en su regreso a la F1 en el equipo Renault, el mismo con el que fue bicampeón.

"Vuelves a la F1 para ganar -confirma Alonso-. No vuelvo para ir a los restaurantes de cada ciudad y tomar varios vuelos al año. Aquí ganas o no ganas y el objetivo es intentar ganar. La actual F1 sabemos que en el 2021 no le va a permitir ganar a nadie más que a Mercedes y Hamilton así que en el 2022 tenemos puestas muchas esperanzas".

Aunque el piloto no tiene problemas en hacerse cargo de esa obsesión con la competencia, no sabe explicar por qué es así. "Mis padres son súpertranquilos, no tienen un nivel de competitividad extremo. Mi hermana también. Mis amigos son los mismos desde pequeñito y también son gente muy tranquila. Nadie tiene ese gen competitivo que tengo yo. No es algo que haya heredado, ni que haya visto desde pequeño. Soy un bicho raro dentro de mi familia. Y sí, en mi vida todo es una competición. Cualquier cosa que haga con mis amigos, a nivel amateur o profesional, en casa. Si voy al supermercado y me encuentro a alguien en los pasillos y veo que va a buscar la leche, voy más rápido por otro lado y me voy. No sé, me encanta", dice el corredor, riéndose.

La carrera por los pasillos del supermercado podría considerarse la competencia menos riesgosa en la que participa Alonso. Aunque con el Covid-19 acechando en estos días, hacer las compras forma parte de la lista de las cosas que le generan temor al hombre que cruzó desiertos en auto y pasó horas manejando a más de 300 kilómetros por hora.

"Tengo miedo a muchas cosas. Tengo miedo al virus, para poner algo de actualidad -dice Alonso-. Tengo respeto, miedo, voy siempre protegido y lavo las cosas cuando llego a casa. Al principio lo hacía más gente y ahora cuando estoy hablando con alguien que no es mi familia o amigos me preguntan: "¿aún lo haces?". Sí, no creo que haya cambiado nada y si lo hacía antes, ¿por qué no lo voy a hacer ahora? Le tengo bastante respeto a cualquier enfermedad. Viajar en avión tampoco es algo que me entusiasme. Miren que tomo muchos aviones durante el año, pero cuando se empieza a mover me gusta mirar por la ventanilla y ver qué pasa, no estoy tranquilo leyendo un libro".

Estas confesiones personales tal vez sorprendan viniendo de parte de alguien tan cuidadoso de su privacidad como lo es Alonso. A pesar de que, tal como él mismo explica, los corredores de Fórmula 1 tienen mucha relación con los medios y dan más conferencias de prensa al año que la mayoría de los deportistas. Pero lo que resulta más sorprendente aún es que el piloto haya aceptado tener cámaras en su casa y a un equipo filmándolo todo el tiempo para la serie documental.

"Al principio era incómodo porque tener una cámara fuera de tu ambiente profesional es algo que los deportistas no hemos tenido nunca -explica-. Cuando llegas a un circuito estás acostumbrado a que haya cámaras pero cuando sales de él es un shock. Establecimos un vínculo cercano con la gente de Media Pro, productores de la serie, y son súper así que eso facilitó las cosas. Luego, tengo que decir que cuando te ponen un micrófono y estás frente a una cámara, los primeros quince minutos la ves y te tocas el micrófono pero cuando pasaron ocho, doce o 16 horas, la cámara es invisible. También buscan sitios donde no se vea tanto y empiezas a dejar de verlo y actuar de forma natural. Si tuvieras la cámara justo delante tuyo el documental no quedaría bien porque estarías siempre semi actuando. Buscan ser invisibles y eso lo hace menos traumático".

Fernando le da al corredor una oportunidad de presentarse al público de una manera más cercana y cambiar la percepción un poco fría que muchos tienen de él, aunque esto es algo que a él no parece preocuparle.

"Cada uno va a tener su opinión -dice Alonso-. Con las redes sociales siempre hay gente que va a contracorriente de cualquier personaje público porque lo tiene metido entre ceja y ceja. La gente con la que me relaciono, mi familia, mis amigos, mi equipo, son los que realmente me importan. Luego, si hay quienes ven un documental o leen un libro y cambian la opinión sobre ti, bienvenido sea porque nunca es malo que piensen algo positivo sobre ti. Pero por qué piensan algo negativo sobre mí también tendrían que hacérselo ver porque si nunca hablaron conmigo, ni han cambiado cinco segundos de conversación conmigo, y tienen algo contra mí, no entiendo mucho a esa gente".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.