Black Earth Rising: sólido thriller sobre la geopolítica y el corazón

Paula Vázquez Prieto
(0)
2 de febrero de 2019  

Black Earth Rising (gran bretaña/2018). Creador: Hugo Blick. Elenco: Michaela Coel, John Goodman, Noma Dumezweni, Harriet Walter. Disponible en: Netflix. Nuestra opinión: muy buena

La nueva serie del británico Hugo Blick (The Honourable Woman) aborda un tema árido, complejo y aún no clausurado como lo es el genocidio ocurrido en Ruanda en la década del 90. Tomando como punto de partida la espinosa misión de una prestigiosa fiscal británica, que decide llevar a cabo la acusación de un héroe de la resistencia de aquella masacre –hoy apuntado como traficante ilegal de minerales–, el relato se expande hacia el pasado y el presente, dando giros inesperados, y afirmando el contexto político en caminos abiertos y nada previsibles. El mérito de la escritura de Blick (quien también produce y dirige los ocho episodios de esta miniserie de la BBC) consiste en delinear personajes con contradicciones y renunciamientos, sin por ello desdibujar el complejo escenario en el que se mueven. Los hilos que sostienen la memoria de ese cruel pasado en el que murieron casi un millón de personas siguen vigentes en la conciencia de Occidente y en el trasfondo de sus responsabilidades éticas.

El personaje clave es Kate Ashby (gran presencia de Michaela Coel, conocida aquí por Chewing Gum), sobreviviente de aquella matanza de la minoría tutsi, y hoy asistente judicial de la fiscalía que ocupa su madre adoptiva bajo el auspicio de su mentor, Michael Ennis (excelente John Goodman). Pese a la inicial resistencia de Kate de ver a su madre representar a quienes enjuician a uno de los héroes tutsis, un brutal atentado pone en jaque el rumbo de aquel proceso en La Haya y despierta en ella el compromiso y los remordimientos.

Fuente: LA NACION

La serie se decide a recorrer el lugar de la Justicia en la Europa actual, en relación con su pasado imperialista y su injerencia en Oriente, sin olvidar los códigos de toda ficción. Los resortes del thriller se apoyan menos en golpes de efecto que en ese subtexto complejo y opresivo que implica develar las culpas del pasado. Cada episodio supone quitar un velo, introducir nuevos personajes que nunca resultan ser lo que insinúan, y tensar los vínculos entre las guerras del continente africano y sus inesperadas consecuencias.

Black Earth Rising requiere paciencia: la trama es compleja, exige constante atención y se afirma en la vocación de sortear estereotipos y reduccionismos sin quitar inquietud al desarrollo de las acciones. Sintoniza con las preocupaciones de la Europa contemporánea, que entiende el peso de la memoria y el pasado en las identidades y las lealtades del presente, y que pese a algunos momentos de mayor sentimentalismo, logra una historia intensa y emotiva, deudora de la trágica importancia de aquellos acontecimientos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.