Bohemian Rhapsody: la transformación del actor Rami Malek para convertirse en Freddie Mercury

El actor Rami Malek estudió muchísimas grabaciones de Freddy Mercury para prepararse para el papel.
El actor Rami Malek estudió muchísimas grabaciones de Freddy Mercury para prepararse para el papel.
(0)
7 de enero de 2019  • 17:27

Todo imitador explica que siempre está buscando y explotando una "marca": una muletilla o un tic físico de la persona a imitar que le ayuda a construir el personaje.

Para imitar al actor Robert De Niro, por ejemplo, la frase es "¿Me estás hablando a mí?", de la película Taxi Driver. En el caso de la cantante británica Adele , es su risa.

Y para el actor Rami Malek convertirse en Freddie Mercury fue tan fácil como saber decir "awlright" (la forma peculiar del cantante de pronunciar la palabra alright, "bien, de acuerdo").

Eso le hizo tener el afectado acento británico de la estrella y, lo que es más importante, le mostró a todos en el set de la película Bohemian Rhapsody sobre Mercury que estaba listo para la acción.

"Todos en el set me oían decir 'awlright' y eso quería decir 'dense prisa y muévanse, ¡vamos!'". Pero el retrato que hace Malek del cantante de Queen va más allá de una imitación.

El interior de Mercury

Tanto es así que, al ver la imponente recreación de la puesta en escena de Queen para el concierto Live Aid de 1985 es fácil olvidar que lo que estás viendo no es real.

La película recrea el concierto Live Aid de 1985.
La película recrea el concierto Live Aid de 1985.

También indaga en la psique del cantante para revelar un alma vulnerable y ansiosa, que reniega de su nombre de nacimiento, Farrokh Bulsara, y cuyo alter ego solo despierta delante de los focos.

"Hay algo bastante agitado en él", dice Malek y agrega: "Tiene un lado tan compasivo, anhela sentirse parte de una comunidad, el amor, el compañerismo... pero de alguna manera hay una sensación de distancia".

Fue difícil descubrir al verdadero Mercury. Se sabe que era irritable en las entrevistas, las cuales afrontaba como una tarea y en las que se describía a sí mismo como un "dandy" y una "prostituta musical" en lugar de revelar cosas demasiado íntimas.

Debido a su prematura muerte en 1991 por una neumonía relacionada con el sida, no hay una autobiografía que nos dé un destello de sus pensamientos más recónditos. "Seguí buscando caminos para llegar al hombre y entonces me di cuenta de que nos dejó un diario: está en todas sus canciones", cuenta Malek.

Dos de las canciones más reveladoras son Lily Of The Valley y You Take My Breath Away, ambas más tranquilas y contemplativas que la confianza a prueba de balas de Don't Stop Me Now o Another One Bites The Dust.

"Créame, insistí para que estas canciones estuvieran en la película, porque me dieron mucha información sobre Freddie", afirma. "Pero nadie las canta en el karaoke".

Freddie Mercury nació en Zanzíbar pero fue criado en Feltham, Londres.
Freddie Mercury nació en Zanzíbar pero fue criado en Feltham, Londres.

Por otro lado, se acusa a la película de oscurecer al "Freddie real". Apenas trata sus excesos: el sexo, las drogas, las fiestas con camareros desnudos y personas enanas que llevaban bandejas de cocaína en sus cabezas.

Otros temían que la historia fuera "heterosexualizada", pero a pesar de centrarse en su pareja de hecho Mary Austin, la bisexualidad escondida de Mercury es una parte esencial del guion de la película.

"No es un documental", subraya Malek, "y nos tomamos licencias con la cronología porque teníamos dos horas para contar la historia. De a ratos fue complicado. Nos planteamos: '¿Vamos a mostrarle en Zanzíbar como niño?, ¿le sacaremos en su internado en St. Peter?'. Esas eran cosas que filmamos, pero nos dimos cuenta de que teníamos una cantidad limitada de tiempo. Así que elegimos centrarnos en este período desde principios de los 70 hasta 1985. La idea era celebrar a este ser humano", indicó el actor.

Implicación de Malek

Malek hizo una audición de seis horas mucho antes de que la película tuviera financiación y pasó horas estudiando videos amateurs de Queen grabados por fans para adquirirla forma de Mercury de pisar el escenario.

El particular estilo de Freddie Mercury sobre el escenario fue muy estudiado por Rami Malek para la preparación del papel.
El particular estilo de Freddie Mercury sobre el escenario fue muy estudiado por Rami Malek para la preparación del papel.

Durante el desarrollo del film, Malek volaba a Londres para recibir clases de canto y piano, trabajó con un entrenador en dialectos y con la coreógrafa Polly Bennet, que animó al actor a estudiar a quienes inspiraron a Mercury: Jimi Hendrix, David Bowie y, sobre todo, Liza Minelli en "Cabaret".

Como explica la película, Mercury nació con cuatro incisivos extra que empujaban los dientes superiores y hacían que sobresalieran pero que, según creía el cantante, le daban a su voz más resonancia.

El actor hizo que le fabricaran los dientes falsos meses antes de rodar la película y los llevaba puestos entre tomas de su serie de televisión Mr. Robot para asegurarse de que no tenía un ceceo o que arrastraba las palabras en el estudio de filmación de Bohemian Rhapsody.

Problemas de producción

Todo ese duro trabajo valió la pena. Las primeras críticas estaban divididas en cuanto a la calidad de la película (Kyle Buchanan del periódico The New York Times la definió como una "glorificada entrada de Wikipedia ") pero todos están de acuerdo en la sobresaliente actuación de Malek.

Rami Malek y Gwilym Lee regresan a los años 80.
Rami Malek y Gwilym Lee regresan a los años 80.

"Si la idea era plantar firmemente a Rami Malek entre los grandes candidatos al Oscar a mejor actor", escribió Pete Hammond, de la revista Deadline, "entonces la misión fue cumplida".

Cuando Malek se unió al proyecto ya se habían quemado tres actores principales, varios guiones y dos directores de alto nivel. Después, cuando faltaban 16 días de grabación, el director Bryan Singer fue despedido por comportamiento errático después de no presentarse en el estudio.

Se incorporó a Dexter Fletcher para completar el proyecto, entre rumores de que Singer y Malek habían chocado. El actor admitió que hubo "diferencias creativas" en el escenario, pero considera el cambio de director como un simple bache en la carretera.

La explicación estándar de Malek, repetida en múltiples entrevistas, es que estaba acostumbrado a tener múltiples directores en Mr. Robot y que esta situación no le resultó diferente.

"No es raro para mí", le dijo Malek a la publicación Collider. "No es debilitante tener una voz fresca, especialmente en el tramo final, cuando todo el mundo está cansado".

Pero, si la publicidad previa a la película se centró en los problemas de producción, la difusión del primer tráiler hizo que todos hablaran sobre la estelar transformación de Malek.

La película Bohemian Rhapsody ha despertado reacciones ambivalentes, pero los críticos parecen estar de acuerdo en la magistral actuación de Rami Malek.
La película Bohemian Rhapsody ha despertado reacciones ambivalentes, pero los críticos parecen estar de acuerdo en la magistral actuación de Rami Malek.

Lo que me pregunto es qué parte de Mercury no pudo dejar atrás cuando las cámaras dejaban de rodar. "Creo que su espíritu", dice. "Este rechazo a ser estereotipado, el rechazo a ajustarse a la norma.

"Es un revolucionario, creo, porque me parece que nunca permitió ser marginado o segregado en un grupo en particular. Fundamentalmente hizo lo que como sociedad colectiva todos aspiramos a hacer: no ser etiquetados, ser lo más auténticos posible sin que alguien nos intente colocar en una caja determinada. Fue reprendido por ello en aquel entonces, pero lo miras ahora y te das cuenta de que era un pionero. Estaba diciendo: 'Voy a ser yo mismo, si no te gusta, ¡que te den!".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.