Bong Joon-ho: "Debería hacer una película para morirse de risa"

El cineasta es jurado en el Festival de Mar del Plata, que lo homenajea con una retrospectiva de sus films, tan exitosos como exquisitos
María Fernanda Mugica
(0)
23 de noviembre de 2013  

De vez en cuando aparece un director que hace un cine popular con estilo propio, que desafía y entretiene al espectador. Con The Host, el mundo descubrió en Bong Joon-ho, el realizador detrás de esa gran película, cuya búsqueda artística personal logra plasmarse en un cine muy atractivo para el público. El director de Corea del Sur es uno de los invitados más destacados de esta edición del Festival de Mar del Plata, en el que se desempeña como jurado de la Competencia Internacional y acompaña una imperdible retrospectiva de sus películas, compuesta por Barking Dogs Never Bite, Memories of Murder , The Host y una imponente versión especial en blanco y negro de Mother . Su último film, Snowpiercer , protagonizado por Tilda Swinton y Chris Evans, no se verá en el festival pero -según contó el director- ya tiene distribuidor en la Argentina, aunque sin fecha de estreno confirmada.

Su pasión por el cine comenzó cuando era chico. Le gustaban películas como El salario del miedo, Ladrones de bicicletas y El gran escape . "Películas como El salario del miedo o los films de Hitchcock, que es un ídolo para mí, son penumbrosas y van arrinconándolo a uno hacia el suspenso. Me gusta hacer cine en esa dirección."

-Eso ya se nota en su ópera prima, Barking Dogs Never Bite. ¿La mezcla de géneros surgió como una búsqueda o es algo que se origina en la intención de hacer un cine personal?

-No hago películas pensando conscientemente y definiendo el género. Cuando hago un film me enfoco mucho en los personajes y en sus sentimientos. Al terminarla, reviso lo que hice y me pregunto: "¿Cómo podría definir esta película?" En donde está más claro el tema del género es en The Host, porque es una película típica de monstruos. Pero lo que busqué ahí es romper con los estereotipos del género. Por ejemplo: el momento en el que se revela la criatura. En general, en las películas de este tipo, el monstruo está escondido hasta el final, pero acá yo lo saqué, a propósito, a los 15 minutos.

-Si bien sus películas son muy distintas entre sí, parecería haber ciertas constantes en su obra, como la complejidad de las relaciones familiares y el interés por las noticias, ya que varias de sus películas están basadas en ellas y hay una presencia notable de los noticieros.

-Los noticieros que aparecen en las películas no son de verdad: los producimos especialmente. Me vuelvo loco haciendo esas escenas, ¡me divierten demasiado! Los noticieros que se ven en mis films no son serios: dan noticias contradictorias, informaciones equivocadas. Me gusta mostrar esos aspectos. El tema de la familia también es constante, porque si bien es la forma de organización básica de la sociedad, las familias no son muy normales en su funcionamiento.

La película en la que el aspecto familiar se ve mejor es The Hos t : viven tres generaciones en esa familia, pero en dos de ellas está ausente la figura materna. Creo que la madre es el núcleo de una familia y para que una familia no funcione correctamente tiene que estar ausente. Por eso la descarté. Paradójicamente, mi siguiente película ( Mother ), son dos horas dedicadas a la madre.

-Es muy interesante su uso del humor negro, ¿es algo que surge de su personalidad?

-Cuando estoy escribiendo un guión no pienso: "En esta parte tengo que hacer reír al público". Pero de chico tenía ya algo muy raro, por ejemplo, en velatorios o lugares de accidentes trágicos, a mí me daban carcajadas. O al contrario, en una fiesta me deprimía, salía al balcón o me iba a un rincón. Hacía muchas cosas a contrapelo en lo que se refiere al humor. Creo que en mis películas se ve una comicidad rara, agridulce, que no te permite reír a carcajadas. Debería hacer una película para matarse de risa, ciento por ciento.

-¿Por qué quiso hacer una versión de su película Mother en blanco y negro?

-Tanto mi director de fotografía como yo tenemos ese sueño del pibe, hacer una película en blanco y negro. Si convertíamos a blanco y negro una película que ya estuviera filmada, no íbamos a tener tantos problemas burocráticos ni con la productora ni con la distribuidora. Pensé cómo sería hacer Mother en blanco y negro porque es una película que tiene sentimientos muy turbulentos, con muchísimos altibajos. Tuve una charla en Pusan con Tarantino, y le pregunté cuál de sus películas haría en blanco y negro y me contestó: Perros de la calle . Sospeché que iba a decir eso porque es la más adecuada de sus películas para hacer una versión en blanco y negro.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.