Canción en francés para millones

La Impertinente Señorita Orquesta presenta su flamante disco, Voilà
Mauro Apicella
(0)
19 de mayo de 2013  

La Impertinente Señorita Orquesta es un cuarteto integrado por dos cantantes (Daniela Horovitz y Soledad Maciel), una chelista (Melina Paula Kyrkiris) y una pianista (Analía Rosenberg), que se gestó por una invitación a un concierto y hoy tiene un muy interesante disco editado. El principio fue la convocatoria para un encuentro musical francófilo en el local porteño Ultra. Horovitz (que había estudiado el idioma en la escuela), Maciel (una especialista en la lengua de Piaf) y Rosemberg (una pianista que se daba maña con el acordeón) tocaron algunos temas de Jacques Brel. "¿Y por qué no arman un cuarteto o un quinteto?", les sugirió el dueño del local.

Fue así como convocaron a una chelista que luego se fue de Buenos Aires y terminó cediendo su lugar a una colega, Kyrkiris. Así salieron al ruedo: bucearon en el repertorio de los grandes nombres de la chanson (Brel, Gainsburg), llegaron hasta las composiciones de Les Négresses Vertes, compusieron temas propios y versionaron, al estilo francés, clásicos del repertorio argentino y del brasileño. Encontraron una muy bella manera de cantar "Eu sei que vou te amar" en francés, con toque de bolero. Pero, en general, todo tiene ese aire de canción francesa que fue el primer aroma que sedujo a las muchachas.

Todavía quedan unos minutos antes de que comience el ensayo para que el cuarteto ponga a punto las canciones que grabó en Voilà y que presentará en vivo con los conciertos de esta noche y de pasado mañana. Todavía queda tiempo para el castellano, antes de cambiar el switch que inspira la chanson , propia o de autores célebres del cancionero francés.

"No es que nos interese perpetuarnos con el idioma -dice Horovitz-. Está bueno anclarse en algo para después hacer otras cosas. Una ranchera, por ejemplo." Hay lazos que ya están tendidos desde hace décadas -como "Qué nadie sepa mi sufrir", luego popularizada por Piaf con otra letra y otro nombre, "La foule"-. Hay otros lazos que fueron tendiendo las propias integrantes del grupo. "Le contorsioniste de Lisieux", por ejemplo, es uno que lleva la firma Rosenberg y Horovitz, y que hace referencia a la historia del padre de Piaf.

Al ser el francés un idioma poco popular en nuestro país, la propuesta podría correr el riesgo de parecer elitista. "No. Esto es francés para millones, como el Artaud para millones de Capusotto", aclara Horovitz. "Lo llevamos a su lado lúdico y musical. No queremos limitarnos al francés, tampoco quisimos hacerlo cuando elegimos el nombre del grupo. Quizás en el futuro hagamos otras músicas. Este material tiene resto. Hay mucha gente que lo disfruta y que le encanta, no se siente afuera."

Voilà

La Impertinente Señorita Orquesta presenta su primer disco

Café Vinilo, Cabrera 3780.

Hoy y pasado mañana, a las 21.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?