#ChauNetflix, Lanata y la noticia falsa que ya es toda una comedia de enredos

Marcelo Stiletano
Marcelo Stiletano LA NACION
El periodista habló de su flamante proyecto y negó que Netflix sea la plataforma en la que éste se emitirá
El periodista habló de su flamante proyecto y negó que Netflix sea la plataforma en la que éste se emitirá Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi
(0)
7 de febrero de 2019  • 22:37

La expectativa por la llegada de una serie televisiva basada en dos de los temas más trascendentes de la realidad política argentina de los últimos tiempos tardó menos de 48 horas en transformarse en una monumental comedia de enredos. Dentro de ella se siguen mezclando noticias falsas, tesis ideológicas perimidas desde hace mucho tiempo, posicionamientos partidarios y toda clase de equívocos amplificados una y otra vez desde las redes sociales.

Lo que sostiene la confusión es una tesis jamás probada que un nutrido grupo de militantes kirchneristas insiste en dar por cierta con asombrosa persistencia. Según esa argumentación, Netflix había llegado a un acuerdo para difundir y distribuir en todo el mundo la serie Codicia, escrita, producida y dirigida por Jorge Lanata , que mezclará en su trama dos casos resonantes: la ruta del dinero K (retratada en detalle a través de su programa Periodismo para todos) y los Cuadernos de las Coimas (revelada por Diego Cabot en LA NACION).

El proyecto había sido anunciado en diciembre pasado por Lanata en la convención Ventana Sur, tendrá –según su creador- un 70 por ciento de ficción y un 30 por ciento de documental y se extenderá a lo largo de dos temporadas, con seis episodios en cada una. Todavía se encuentra en una muy temprana etapa de pre-producción y nunca se dijo oficialmente que Netflix se ocuparía de difundirlo. Por el contrario, el gigante del streaming anunció muy rápido desde Twitter que "no estuvo ni está involucrado de ninguna forma en Codicia".

Pero en estos tiempos se cree lo que se quiere creer. Aferrados a lo que escribió el ensayista Mempo Giardinelli en una columna publicada el último lunes en el diario Página 12, muchos militantes kirchneristas siguen creyendo que Netflix estuvo detrás del proyecto y mantienen en Twitter una campaña de boicot con la consigna #ChauNetflix. "Lanata confirmó que no estrena serie en Netflix y lanzó insultos. El conductor de Radio Mitre enfureció tras la campaña en contra de la serie que iba a publicar en la plataforma web", tituló el portal eldestapeweb.com el último jueves.

Lo que Lanata señaló al aire esa mañana en su espacio radial con su habitual lenguaje explícito fue bien distinto. "La prensa dice lo de Netflix, no es así, no está confirmado, estamos viendo con quién. En la Argentina, Netflix tiene 20 millones de clientes y el #ChauNetflix tuvo 9 mil repercusiones. Twitter es una de las redes con menos número de usuarios de Argentina. Nosotros le aconsejamos a Netflix y a todos los que quieran hacer un curso acelerado de digital, les vendría bien para saber qué hacer en un momento de crisis en Twitter. Esto es un gran ejemplo del microclima", afirmó.

Detrás del rechazo "preventivo" a la serie que prepara Lanata y al #ChauNetflix hay una obstinada negativa a reconocer los hechos de corrupción que ocurrieron durante el kirchnerismo y, más allá todavía, una curiosa extrapolación de una vieja tesis de la intelectualidad de izquierda de los años 70 en el contexto argentino actual

Detrás del rechazo "preventivo" a la serie que prepara Lanata y al #ChauNetflix hay una obstinada negativa a reconocer los hechos de corrupción que ocurrieron durante el kirchnerismo y, más allá todavía, una curiosa extrapolación de una vieja tesis de la intelectualidad de izquierda de los años 70 en el contexto argentino actual. "La tele, los sistemas de cable y ahora Netflix como sistema planetario son la garantía de engaño a los pueblos", señala Giardinelli en su nota de opinión, actualizando sin matices la afirmación central de Para leer al Pato Donald, texto clave del debate cultural medio siglo atrás, escrito por el autor chileno (de origen argentino) Ariel Dorfman y el sociólogo belga Armand Mattelart.

En palabras de la ex senadora Norma Morandini, Para leer al Pato Donald funcionó en aquellos tiempos de Guerra Fría como una suerte de esclarecedor manual de "descolonización" que nos ayudaba a "entender cómo a través de las historias de Walt Disney el imperalismo colonizaba a los inocentes niños latinoamericanos para inculcarles los valores de la codicia y del dinero". Hoy el escenario es completamente diferente, marcado en términos audiovisuales por la revolución digital, un escenario en el que el flujo de información cada vez es más horizontal y los usuarios tienen todo el tiempo la palabra y un mayor poder de decisión que nunca. El propio Dorfman (que reparte su tiempo entre Chile y Carolina del Norte, EE. UU.) reconoció que la realidad es mucho más compleja y matizada. Hoy, uno de los grandes parques temáticos de Disney funciona en Shanghai (casi 1000 hectáreas de superficie) y su propiedad es compartida por la compañía del ratón Mickey y un holding de empresas estatales chinas. Hay patos Donald por todas partes en ese enclave de la China comunista.

Mientras tanto, sigue en la Argentina el revuelo alimentado por el #ChauNetflix. De una noticia inexistente surgieron otras. Como las quejas en Twitter de varios usuarios enojados porque el gigante del streaming supuestamente censura en la Argentina un documental sobre los Panama Papers que en apariencia está disponible en otros territorios. También circula por la Red, con el logo de Netflix, un supuesto tráiler de ese trabajo en el que aparece entre otros el presidente Mauricio Macri , cuya familia apareció mencionada en el trabajo revelado en 2016 por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, del que forma parte LA NACION.

El único documental disponible sobre los Panama Papers ya está hecho y fue estrenado en octubre de 2018 en el Festival de Cine de Los Hamptons (EE. UU.). Fue dirigido por Alex Winter para la cadena televisiva estadounidense Epix y cuenta la historia de cómo se logró la revelación periodística de esa impactante trama de corrupción global. Pasó por varios festivales, tuvo un fugaz lanzamiento comercial en Estados Unidos a comienzos de noviembre pasado y no tiene fecha ni lugar de estreno en alguna pantalla de la Argentina.

Para ese momento, en línea con lo que había anunciado en Ventana Sur, Lanata espera estar presentando su serie. Desde ese mismo diciembre está a la búsqueda de apoyo para la producción y de distribuidores

Lo que Netflix producirá es una película inspirada en los Panama Papers dirigida por Steven Soderbergh (Traffic, La gran estafa, Erin Brockovich) y basada en el libro escrito por los periodistas alemanes Frederik Obermaier y Bastian Obermayer, con Gary Oldman , Meryl Streep y Antonio Banderas como protagonistas. Se espera que el gigante del streaming estrene este thriller político en el segundo semestre de este año.

Para ese momento, en línea con lo que había anunciado en Ventana Sur, Lanata espera estar presentando su serie. Desde ese mismo diciembre está a la búsqueda de apoyo para la producción y de distribuidores. "Ustedes pueden estar seguros de dos cosas. Una es que Dios existe y la otra es que voy a estrenar Codicia este año", adelantó Lanata el jueves. Y dijo que si no puede salir en ningún lado "voy a ir a cada cumpleaños de 15 y Bar Mitzvah con una pantalla".

La tenacidad con que se dan por ciertas en el mundo virtual algunas noticias probadamente falsas es el ingrediente clave de esta gigantesca comedia de enredos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.