Cinco escenas controversiales de los nominados al Oscar 2015

Bradley Cooper, Steve Carell, Rosamund Pike, J.K. Simmons y en el medio Reese Witherspoon. Cinco actores nominados al Oscar que protagonizaron escenas discutidas
Bradley Cooper, Steve Carell, Rosamund Pike, J.K. Simmons y en el medio Reese Witherspoon. Cinco actores nominados al Oscar que protagonizaron escenas discutidas Fuente: LA NACION - Crédito: lanacion.com
Hacemos un repaso por algunos momentos polémicos protagonizados por los aspirantes a la estatuilla dorada; ¡ATENCIÓN: ESTA NOTA TIENE SPOILERS!
Milagros Amondaray
(0)
23 de enero de 2015  • 11:32

Si hay algo que siempre nos enseñan los premios Oscar , es que cuanto más estridente es un protagónico, más chances tiene de llamar la atención de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood. Como vimos la semana pasada toda interpretación que requiera un alto grado de compromiso con el personaje (especialmente si ese compromiso está apuntalado por una transformación física) colabora para que su artífice ingrese en el quinteto de nominados. 2014 fue el año en el que Rosamund Pike pasó por diferentes estadios en Perdida; en el que Steve Carell dejó descansar su faceta cómica para meterse de lleno en la oscuridad de John du Pont en Foxcatcher y en el que Reese Witherspoon interpretó a un personaje que puede resultar poco querible en Alma salvaje. Más abajo, cinco escenas de los actores nominados al Oscar que dieron que hablar por distintos motivos, desde los más irrisorios (como el primer lugar del conteo) hasta los más perturbadores (como el último). ATENCIÓN: ¡ESTA NOTA TIENE SPOILERS!

*1. BRADLEY COOPER Y EL BEBÉ DE PLÁSTICO

Bradley Cooper y el falso bebé de Francotirador
Bradley Cooper y el falso bebé de Francotirador Fuente: Archivo

Al momento del anuncio de las nominaciones al Oscar, la película de Clint Eastwood dio el batacazo obteniendo nada menos que seis postulaciones, lo cual es todo un logro teniendo en cuenta que fue uno de los últimos films en estrenarse y, por ende, en ingresar a la carrera hacia la estatuilla dorada. Esto no hace más que reconfirmar que la Academia nunca se pudo resistir a una producción de Eastwood, a pesar de haber dejado su nombre fuera del quinteto de directores. Francotirador era, a priori, una biopic controversial que puede ser atacada desde distintos ángulos: su excesivo patriotismo, el modo en el que le resta complejidad a un hombre como Chris Kyle - el francotirador más letal en la historia del ejército norteamericano -, y algunas escenas domésticas que no se integran armónicamente con lo central del film, que son las secuencias del trabajo diario de Kyle en sus distintas misiones en Irak, cuyo tono nos recuerdan a Vivir al límite de Kathryn Bigelow . Sin embargo, la escena más discutida del film no tiene relación con ninguno de esos puntos sino con un hecho insólito: Eastwood decidió usar un bebé de plástico para las secuencias de Chris con su esposa Taya (interpretada por Sienna Miller ). Ante la burla masiva (que inspiró el hashtag #FakeBaby), el guionista Jason Hall debió salir a explicar el motivo por el cual no contrataron a un bebé real, y su respuesta fue que a último momento el niño se enfermó y debieron recurrir a lo primero que encontraron para terminar la escena. Estamos hablando de una película de 50 millones de dólares de presupuesto que recaudó más de 140 y, aún así, tenemos que atestiguar cómo Bradley Cooper le toca la mano a un bebé de plástico para simular movimiento. Increíble pero real.

*2. ROSAMUND PIKE Y EL BAÑO DE SANGRE

Rosamund Pike en una de las escenas más grotescas de Perdida
Rosamund Pike en una de las escenas más grotescas de Perdida Fuente: Archivo

ATENCIÓN: ¡NO SEGUIR LEYENDO SI NO VIERON PERDIDA! Abordar un personaje como el de Amy Dunne no era una tarea sencilla. Si bien la conclusión que sacamos respecto a esta mujer es unívoca (es una sociópata hecha y derecha), en la novela de Gillian Flynn se nos presenta primero como el ideal de esposa que todo hombre quisiera tener a su lado, esa "cool girl" que toma cerveza, se entrega a la comida chatarra, a las películas de Adam Sandler y al sexo según las demandas de su pareja y no tanto para satisfacer sus propios deseos. Al mismo tiempo, Amy es Amazing Amy, la chica que no deja meta sin conquistar y que es carne de cañón de las aspiraciones literarias de sus padres. Sin embargo, el quiebre que se produce en la mitad de la novela (y en la despareja película de David Fincher) nos muestra que Amy es una manipuladora que finge su desaparición para vengarse de su marido Nick ( Ben Affleck ). Rosamund Pike tuvo que subir y bajar de peso según las estipulaciones del rodaje, manejar los tonos de la voz en off según qué faceta de Amy esté presentando, y ponerle el cuerpo (literalmente) a episodios donde la locura de esa mujer está fuera de control. Uno de esos episodios es el asesinato de Desi Collings ( Neil Patrick Harris ), su novio de la adolescencia, a quien degüella post coito, mientras la sangre le salpica su (hasta entonces) inmaculada ropa interior. La secuencia no es solo una de las más brutales de todo el cine de Fincher sino también aquella en donde más se nota la influencia de Brian De Palma.

*3. J.K. SIMMONS Y LOS CACHETAZOS

J.K. Simmons, cada vez más cerca del Oscar, por su increíble interpretación en Whiplash
J.K. Simmons, cada vez más cerca del Oscar, por su increíble interpretación en Whiplash Fuente: Archivo

Cada escena de Whiplash es una obra maestra en sí misma, pero el modo en el que Damien Chazelle abre y cierra su segunda película es lo que define su grandeza. En el comienzo del film, el estudiante de batería Andrew (Miles Teller, en una actuación tan sutil como extraordinaria) se encuentra practicando a solas. A los segundos aparece por la puerta Fletcher, el director de una orquesta de jazz que se convertirá en su peor pesadilla y en su mentor al mismo tiempo. Con tan solo unas palabras y por cómo se posiciona ante Andrew, Chazelle nos pinta de cuerpo entero la clase de figura que es Fletcher: intimidante y omnipresente. La ferocidad de la actuación de J.K. Simmons no solo pasa por cómo verbaliza cincuenta insultos por minuto (muchos de ellos sorprendentemente elaborados) sino también por cómo con una mirada o un gesto (esa mano que indica el "pará de tocar" o esa sonrisa socarrona que indica el "te gané esta pulseada") consigue que el espectador se sienta igual de amenazado que ese joven en formación. En cuanto a esto, la escena que dejamos más abajo ilustra el modus operandi de Fletcher cuando ve que su "protegido" está fallando en un ejercicio. Los golpes físicos emulan los golpes a la batería y, asimismo, operan como un llamado de atención para Andrew, quien recibe los cachetazos para aprender a diferenciar cuándo se está apurando para tocar y cuándo se está retrasando para hacerlo. Una escena inolvidable.

*4. REESE WITHERSPOON Y LAS ESCENAS DE SEXO

Reese Witherspoon se enfrentó a varios desafíos para interpretar a Cheryl Strayed en Alma salvaje
Reese Witherspoon se enfrentó a varios desafíos para interpretar a Cheryl Strayed en Alma salvaje Fuente: Archivo

Según Reese Witherspoon , a pesar de haber tenido que caminar parte del Pacific Crest Trail con una mochila igual de pesada que la llevó Cheryl Strayed en la vida real, lo más complejo que tuvo que filmar en Alma salvaje fueron las escenas de sexo. Veamos. La película de Jean-Marc Vallée - director que se caracteriza por un estilo seco, naturalista y depurado, como vimos en Dallas Buyers Club - está basada en la autobiografía de Strayed, una mujer que decidió recorrer setecientos kilómetros en tres meses, luego del fallecimiento de su madre. Asimismo, Cheryl se encontraba en una relación tóxica que la condujo a inyectarse heroína y a vivir en la calle, y que previamente se había divorciado de su marido luego de no poder ocultar más sus constantes infidelidades. Lo que hace interesante al libro es el modo en el que Cheryl se presenta a sí misma con honestidad, relatando todos esos encuentros sexuales-casuales que entablaba para poder escaparse de la triste realidad que le representaba la muerte de su mamá, a quien definió como "el gran amor" de su vida. Por lo tanto, Witherspoon debió exponerse para transmitir dicha honestidad en las secuencias eróticas del film, apropiadamente musicalizadas con "Glory Box" de Portishead, y que se nos muestran a través de concisos flashbacks, un recurso constante de la película, que es tanto su fortaleza como su debilidad.

*5. STEVE CARELL Y LOS MOMENTOS DE ABUSO

Steve Carell y Channing Tatum entablan una particular dinámica en Foxcatcher
Steve Carell y Channing Tatum entablan una particular dinámica en Foxcatcher Fuente: Archivo

Cuando a Max Frye y Dan Futterman se les presentó la posibilidad de contar la historia del vínculo entre John du Pont y los hermanos Mark y Dave Schultz, la decisión que tomaron fue tanto la más acertada como la más polémica. Los guionistas trabajaron mucho con la elipsis y con el subtexto, al punto de que el espectador deberá inferir qué sucedió exactamente entre ese multimillonario (interpretado por Steve Carell) y su protegido Mark cuando entre ambos se produce una fricción cerca de la mitad del film. ¿Qué fue lo que aconteció entre Du Pont y el luchador olímpico? El director Bennett Miller - recientemente nominado al Oscar por tercera vez con su tercera película- muestra poco (casi nada) de manera explícita y reposa en los momentos de prácticas nocturnas entre Du Pont y Schultz para dar cuenta de una posible relación física. Pero independientemente de la carga sexual, Foxcatcher es una película que habla sobre el abuso en todas sus formas: abuso de poder por parte de ese hombre que padecía esquizofrenia (otra cosa que el film no muestra); abuso psicológico para el logro de un determinado objetivo y abuso autoinfligido de un hombre (Mark, un excelente Channing Tatum ) que se flagela al sentir que está fallando y que deberá permanecer eternamente bajo la sombra de su hermano Dave. Así de oscura y ambigua es Foxcatcher, una película que amerita más de una revisión por todo aquello que subyace bajo la superficie.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.