Habla el director de 'Leaving Neverland': "Ahora va a haber un #MeToo con Michael Jackson"

Wade Robson, [el director] Dan Reed y James Safechuck (de izquierda a derecha) estuvieron presentes en el estreno del documental en Sundance
Wade Robson, [el director] Dan Reed y James Safechuck (de izquierda a derecha) estuvieron presentes en el estreno del documental en Sundance Fuente: AP - Crédito: Taylor Jewell/Invision
(0)
31 de enero de 2019  • 11:06

La descarnada película de 236 minutos Leaving Neverland, que se estrena en marzo en HBO, exhibe acusaciones condenatorias sobre Michael Jackson : detrás de su actitud aniñada y su talento fenomenal, Jackson era un pedófilo en serie, según cuenta este documental. En 1993, Jordan Chandler, de 13 años, hizo una denuncia por abuso sexual contra Jackson, que terminó con un supuesto arreglo por 10 millones de dólares en efectivo. Un caso de 2003 iniciado en base a las acusaciones de Gavin Arvizo, de 13 años, llevó al arresto, el juicio y la posterior exoneración de Jackson en 2005. Ahora, James Safechuck y Wade Robson decidieron hablar en público, y le cuentan a Reed que su inocencia fue destruida en el predio del Rey del Pop en California, Neverland Ranch, desde fines de los 80 hasta bien entrados los 90. (Curiosamente, el sólido testimonio de Robson durante el juicio de 2004-2005 fue el que ayudó a convencer al jurado de que Jackson era inocente).

El documentalista televisivo británico Dan Reed ( Terror in Mumbai, Three Days of Terror: the Charlie Hebdo Attacks) se enfoca específicamente en Safechuck y Robson, con entrevistas complementarias tan solo con los miembros cercanos de sus familias, y reconstruye sus relaciones de dos décadas con Jackson. Reed se acerca hasta el máximo detalle en sus recuerdos, usando imágenes de archivo con fotos y documentos personales para ilustrar de manera vívida dos sagas simultáneas de supuesto acoso sexual y manipulación emocional. (Robson y Safechuck solo se vieron una vez cuando eran chicos, en una extraña pijamada con otros niños en Neverland).

Durante el festival de Sundance, donde promocionaba la película, Reed se reunió con Rolling Stone para explicar por qué empezó la película, cómo el movimiento #MeToo influyó en la producción y la metodología periodística que usa para conseguir lo que él siente que es la increíble verdad.

Los herederos de Jackson lanzaron una declaración diciendo que tu película fulmina su reputación. Pero vos no hablás demasiado de la reputación de Michael Jackson. ¿Podés contar un poco más sobre tu decisión?

Esta no es una historia sobre Michael Jackson. Es una historia de abuso sexual que les pasó a dos familias cuyas vidas se cruzaron con la de Jackson. El hecho de que el abusador sea Michael Jackson le da a la película un alcance y una relevancia que yo celebro. Pero es una historia de acoso y pedofilia. Podría ser la historia de cualquier depredador que se mete en una familia y logra que confíen en él.

Los herederos de Jackson dicen que Robson y Safechuck son unos "mentirosos" que "siguen con sus intentos de alcanzar fama y dinero".

Ni Wade, ni James ni ninguno de los miembros de su familia recibieron dinero por su participación en la película, ni directa ni indirectamente.

Cuando presentaste la proyección, mencionaste cómo la idea de este documental salió de una conversación con tus productores, en el Channel 4 británico.

Yo estaba desayunando con un tipo que se llama Daniel Pearl, que hacía una serie llamada Dispatches, que es como un programa de actualidad en Channel 4 News. Y me dijo: "¿Cuáles son las historias grandes y aún no resueltas que todo el mundo conoce?". Me gusta agarrar historias que están en la esfera pública y profundizar en ellas para revelar la complejidad de la verdad. Me especializo en el "Es complicado", la antítesis de los clips cortos para los noticieros que son cada vez más moneda corriente para enterarse de las cosas hoy en día. Y esta película de cuatro horas es la antítesis absoluta. Así que Daniel me dijo: "¿Y Michael Jackson? Esa es una gran historia, y nadie sabe realmente lo que pasó". Para ser sincero, yo no sabía mucho sobre Michael Jackson. Y no sabía mucho sobre su música. Lo encaré como un fenómeno cultural.

¿No sabías mucho de su música? Dale...

Tuve una infancia rara. Cuando era chico, no tenía televisor. Mi papá había prohibido la televisión. Y escuchaba música clásica. Mi mamá pensaba que la música pop no estaba buena. Que no tenía que escucharla.

Aun así, Michael Jackson estaba en todas partes durante los 80 y los 90.

Por supuesto yo sabía quién era, pero no podía decirte necesariamente qué canción era tal o cual, ni en qué disco estaba, ni todo eso. Culturalmente, él no ocupa ese lugar en mi mundo.

En tus documentales anteriores, entrevistás a docenas de personas. Pero en Leaving Neverland son solo un puñado de entrevistas. ¿Qué te hizo tomar esa decisión?

Me di cuenta rápidamente de que lo que le pasó a James y lo que pasó a Wade solo lo sabía un pequeño grupo de personas, en particular el modo en el que el abuso los afectó más tarde en su vida, y todo eso. Y me di cuenta de que había que hacer que la gente se sumergiera; meter a la gente en una habitación con estas dos familias, para que pudieran entender la sintomatología y la forma en la que se manifiesta el abuso sexual más tarde en la vida. Esa es una de las cosas que aprendés de la película, y estoy muy orgulloso de eso. Aprendés que es complicado, que Wade pudo subirse al estrado como testigo en 2005, y decir: "Michael nunca me tocó", mirar inequívocamente a la gente a los ojos y decir: "Nunca pasó nada". Michael era amante y amigo de Wade, él le debía mucho en términos de su carrera y su vida. Como dice él en la película, no había forma sobre la faz de la Tierra de que él dijera nada que pudiera llevar a Michael a la cárcel. Punto. Y esa es una idea que la película construye durante tres horas para que entiendas lo que pasó ahí, y por qué después cambió su historia.

En la película, James recuerda que Michael Jackson le dijo que era su primera experiencia sexual. ¿Es posible eso?

Creo que Michael diciéndole a James "Sos mi primera vez", para mí, no suena a verdad. Es posible que lo fuera, pero no lo creo. También le dijo: "Vos me enseñaste a besar con lengua". Es parte de poner la culpa del lado del niño, o de darle al niño la responsabilidad. Para mí, lo más incómodo, más que las descripciones gráficas de abuso sexual, son los modos en los que Michael manipulaba emocionalmente a estos chicos, y después los dejaba. Es una historia muy forense, detallada y concreta, acerca de dos individuos específicos que fueron abusados sexualmente por Michael Jackson. No sé lo que pasó con todos los otros chicos que pasaron noches con él. Pero para establecer lo que pasó con Wade Robson y James Safechuck, tengo toda la evidencia que necesito. Y no existe ningún video de Michael teniendo sexo con estos chicos.

No tenés los videos.

No hay delito in fraganti. No hay videos.

Hay una entrevista que leí en la que dijiste que supuestamente hay un video.

James me dijo en un momento: "Michael tenía una cámara de video, y grabó un acto sexual". Pero no entró en detalles. Y después Jackson dijo: "Oh, ¿qué hice?", y grabó otra cosa encima.

Lo que más me sorprendió fue que Wade y James realmente estaban enamorados de Michael.

Sí. La gente asume que es como lo que en el Reino Unido llamamos el tipo con la "Dirty Mac", el tipo con el piloto para la lluvia, que se acerca y ofrece golosinas, y después te hace algo desagradable. No fue así. Estas son relaciones que, si hubieran ocurrido entre adultos de manera consensuada, serían completamente normales. Con amor, apoyo, guía. Hay muchas relaciones entre una persona ligeramente mayor y una ligeramente menor que están bien, que no son ilegales ni involucran ningún tipo de abuso. Estas relaciones eran entre un adulto y un chico de 7 años y un chico de 10 años respectivamente. Pero estaban caracterizadas por todos los ropajes del amor. Y ese es uno de los momentos en el que creí. Porque, obviamente, como periodista, yo encaré las entrevistas reservándome el juicio hasta que escuchara más. Estaba buscando credibilidad y coherencia. Cosas que pudiera identificar como la manera en la que se comporta la gente, que yo ya sabía por mis 30 años haciendo películas. Y cuando Wade, y después James, dijeron: "Yo amaba a Michael y Michael me amaba a mí, y nosotros íbamos a estar juntos para siempre", estaban hablando de la manera en la que un adulto enamorado habla de su pareja.

O de su primer amor.

O de su primer amor. Que es increíblemente poderoso, como todos sabemos. Y cuando yo entendí eso, entonces entendí todo.

Es interesante recordar y reevaluar la declaración de Michael Jackson, de que él nunca lastimaría a un niño.

Está diciendo la verdad, según él mismo.

Porque él realmente piensa eso. Incluso los niños decían: "No nos lastimaba. Estábamos enamorados".

Sí. Y es por eso que Wade dice: "Yo no lo consideraba abuso. Yo amaba a Michael y Michael me amaba a mí". Eso duró muchos años, porque eso fue insertado en su psique cuando tenía 7 años. Y cuando teníamos esa edad, éramos muy maleables, y ahí se formaban las ideas de la normalidad, ¿no? Así que para ellos esto era algo normal y saludable. Y no es hasta muchos años después -es típico del abuso sexual infantil- que la estructura se desmorona y ya no pueden sostenerla.

Parece que el punto de inflexión fue cuando fueron padres.

Sí. Y pueden ser muchas cosas, pero pasó así en el caso de Wade en particular. Y hay una parte increíble de la entrevista en la que dice: "Miré a mi hijo Koa y me imaginé a Michael haciéndole a Koa lo que me había hecho a mí y me enojé mucho. Pero cuando pensaba en el pequeño Wade, no sentía nada". Y eso sintetiza todo.

Vos también sos padre de niños. ¿Cómo te influyó eso a la hora de encarar el material?

Claramente, ser papá y escuchar esta historia terrible... es aterrador, es horrible. Yo hice una película llamada The Paedophile Hunter, y eran los pedófilos que suelen atacar a un niño después de conocerlos en internet. Así que ya era consciente de la presencia de pedófilos depredadores en nuestra sociedad, y el nivel del vicio que hay en el mundo. Y ahora recibo e-mails horribles de los fans de Michael Jackson acerca de mis hijos. Miles de e-mails en las últimas tres semanas. Lo más horrible que te puedas imaginar.

Por Dios, ¿en serio?

¿Y por qué la gente reacciona así? Cuando dos hombres se animan a decir que fueron abusados sexualmente cuando eran niños, ¿por qué queremos avergonzarlos? ¿Por qué queremos callarlos? ¿Por qué queremos silenciarlos? ¿Por qué queremos amenazarlos? No lo entiendo.

Tu película aniquila a un ícono del entretenimiento que afectó profundamente a millones de personas en el mundo y que, años después de su muerte, sigue teniendo atractivo. Por supuesto, la gente está enojada. ¿Es posible rescatar eso?

¿Te referís a seguir disfrutando de la música de Michael?

¡Yo quiero escuchar "Thriller"! ¿Podemos escuchar "Thriller"? Es una gran canción.

Cada vez que veo el clip de "Thriller" en la película, pienso: "Wow, este tipo es otra cosa". ¿Podés seguir disfrutando de eso? Es difícil para mí, pero si tu hijo de 9 años va a una fiesta y están escuchando Michael Jackson, y el lugar está lleno de chicos de 9 años, ¿qué hacés? ¿Cómo te sentís?

A la gente le va a llevar mucho tiempo procesar alegatos tan devastadores. En 2014, hubo mucha negación de que Bill Cosby fuera un violador, cuando había dos o tres acusaciones muy graves. Y después fue una bola de nieve: 10, 20, 30, y ahora más de 50 personas ya han hablado. Es algo que puede pasar con tu película.

En el Reino Unido, tuvimos un tipo llamado Jimmy Savile [una personalidad de la radio y la TV] que tenía la O.B.E. [Orden del Imperio Británico] . Tenía un programa que se llamaba Jim’ll Fix It. Y sentaba niños en su regazo y les decía: "¿Qué puedo hacer por vos? ¿Cuál es tu deseo más profundo? Yo te lo haré realidad". Y era un violador de menores violento y brutal. Y fue necesario que pasaran años desde su muerte para que apareciera la primera víctima y le creyeran. Y hubo encubrimiento, y la BBC trató de que no saliera el informe. Y después todo salió y apareció una cascada de víctimas diciendo: "Yo también. Yo también. Yo también". Así es esto. Va a haber mucho #MeToo después de esto, con Michael. Tenemos que esperar a ver cuán rápido pasa.

Hiciste casi todas las entrevistas con Wade y James en febrero de 2017, ocho meses antes de que numerosas acusaciones de abuso contra Harvey Weinstein expandiera el movimiento #MeToo. Después de eso, ¿volviste a hacer más entrevistas?

Sí. El #MeToo fue un apoyo tremendo para las mamás [de Robson y Safechuck] y para los chicos. Pero Joy Robson en particular, la mamá de Wade, recibió mucha inspiración del #MeToo. Se sintió más segura. Sintió que era hora de hablar.

Me impactó cuando James contó que con Jackson tuvieron un casamiento falso, con una caja con anillos que Jackson supuestamente intercambió por favores sexuales.

El anillo de bodas fue lo último que filmamos con James en julio de 2018. Había mencionado que tenía anillos y el hecho del casamiento en la entrevista inicial. Y después le llevó, bueno, 18 meses. Yo no quería forzar a James a hacer nada. Tenés que ser extremadamente amable. Y teníamos tiempo. En su cabeza, James ya había hecho el trabajo, ya había organizado sus sentimientos y sus respuestas. Pero su cuerpo aún tenía una suerte de reacción estilo corteza cerebral. Cuando sacó los anillos, las manos le empezaron a temblar. Fue en el contexto de una relación muy intensa, de mucho amor. Y el casamiento era una muestra del amor de Michael, de que iban a estar juntos para siempre. Para mí es repugnante, porque obviamente Michael no tenía ninguna intención de estar con James para siempre, y probablemente había dormido con muchos otros chicos. Sabemos que lo hizo. Sabemos que durmió con Wade mientras veía a James.

Por razones legales, Wade y James estaban distanciados, mucho tiempo antes de que te acercaras a ellos para hacer la película. Es fascinante.

Sí. Para que no compartieran sus historias. Sundance fue la primera vez [como adultos] que se conocieron. Fue la primera vez que pasaron un tiempo juntos.

Es una coda hermosa para la historia. En la entrevista después del estreno de la película, fue impresionante lo amables y sabios que parecían. No eran vengativos.

Son ambos muy tranquilos y generosos, incluso con los fans [de Michael Jackson]. Todo lo que atravesaron les enseñó que no tiene sentido enojarse. Que no tiene sentido odiar. No te lleva a ningún lado. Solo te lastima.

Stephen Garrett

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.