Suscriptor digital

Lo que hay que saber del documental de Michael Jackson

La controversia alrededor de Leaving Neverland y los alegatos por abusos que pesan sobre el Rey del Pop no cesan
La controversia alrededor de Leaving Neverland y los alegatos por abusos que pesan sobre el Rey del Pop no cesan Fuente: Archivo
Christopher Weingarten
(0)
16 de marzo de 2019  

Michael Jackson es quizá el artista más famoso del siglo XX. Cuando murió, en junio de 2009, parecía que el eterno debate en los Estados Unidos alrededor de las numerosas acusaciones de abuso infantil en su contra habían quedado sepultadas con él; para entonces, los reflectores siguieron la gira This Is It, sus canciones inéditas y un legado musical que incluye cientos de millones de discos vendidos.

Pero el 25 de enero, se presentó en el Festival de Cine de Sundance el documental de cuatro horas Leaving Neverland - que este fin de semana estrena HBO en nuestro país bajo el título Dejando Neverland y estará disponible luego en HBO Go- que detalla acusaciones de abuso, reabriendo casi de inmediato el debate en torno a uno de los escándalos más famosos en la historia de la música. Si no sabías por qué Jackson vuelve a los titulares a casi diez años de su muerte, a continuación te presentamos una explicación breve de por qué es así.

Trailer del documental Leaving Neverland - Fuente YouTube

01:49
Video

¿Qué es Leaving Neverland?

Leaving Neverland es una miniserie en dos partes que se centra en las historias de dos hombres que brindan su testimonio en cámara de que Michael Jackson abusó de ellos en numerosas ocasiones durante su niñez. Se presentó en el festival de Sundance en Park City, Utah. Fue dirigido por el documentalista inglés Dan Reed, quien en 2016 dirigió el documental de HBO Three Days of Terror: The Charlie Hebdo Attacks (disponible en su plataforma on demand).

¿Cuáles son las acusaciones que realiza el documental?

Michael Jackson junto a James Safechuck y su familia
Michael Jackson junto a James Safechuck y su familia Crédito: HBO

Las dos víctimas de Jackson que participan del documental son Wade Robson, un coreógrafo que trabajó con Britney Spears, y James Safechuck, un programador informático que apareció en publicidades cuando era niño. Ambos afirman en la miniserie que conocieron a Jackson cuando tenían 7 y 10 años, respectivamente, y aseguran que el cantante abusó de ellos durante años. Robson y Safechuck (éste último apareció junto a Jackson en un famoso comercial de Pepsi, de 1987) detallaron en sus acusaciones actos de masturbación mutua, sexo oral y anal, alcohol, obsequios lujosos y pornografía. Robson, quien afirma en Leaving Neverland que Jackson lo había apodado Little One (Pequeño) cuando lo conoció, a los cinco años, describe lo que según él era el método de Jackson para evitar que lo denunciara. Safechuck habla en el film acerca de una "boda" secreta en la que se casó con Jackson, en la que recibió un anillo que aún tiene en su poder. También explica en sus tramos iniciales que el Rey del Pop afirmaba que todas las mujeres eran malignas. "Al mismo tiempo que la relación sexual se desarrollaba, él trabajaba para separarme de mis padres y todas las personas que me rodeaban, de modo que era cada vez más claro que sólo estábamos él y yo".

Ambos hombres testificaron en favor de Jackson en 2005 durante un juicio por acoso sexual iniciado por una tercera víctima, juicio en el que negaron que el músico hubiese abusado de ellos. Sin embargo, tanto Robson como Safechuck demandaron a los albaceas de Jackson tras la muerte del artista. El primero, reconocido coreógrafo nacido en Australia que trabajó con N'Sync y Britney Spears, afirma en Leaving Neverland: "Michael me ayudó muchísimo. Me ayudó con mi carrera, con mi creatividad, con todo tipo de cuestiones. También abusó sexualmente de mí durante siete años". Safechuck dijo que él y Jackson sostuvieron relaciones sexuales "cientos" de veces. Ambas denuncias fueron desestimados en la justicia norteamericana.

¿Cuál ha sido la reacción al documental?

La revista Rolling Stone reportó: "Al final de la proyección, la multitud se veía absolutamente conmocionada". Agregó: "No era nada difícil sentir que acababan de dejar caer una bomba".

The Guardian informó: "Cuando la película terminó, el público con rostro inexpresivo se levantó de sus asientos para aplaudirles a Wade y a James, quienes subieron al escenario y se mostraron visiblemente conmovidos por la respuesta del público".

Desde su estreno televisivo, algunas radios han decidido no emitir canciones de Jackson, y los creadores de Los Simpson retiraron un episodio en el que participaba el artista poniéndole a voz a un personaje de ficción, realizado en 1991.

La casa francesa Louis Vuitton descartó presentar y comercializar su colección otoño invierno de indumentaria masculina, inspirada en Jackson y diseñada por su director Virgil Abloh. "Mi intención para este espectáculo era referirme a Michael Jackson como un artista de la cultura pop. Se refería solo a su vida pública, que todos conocemos y a su legado, que ha influido en toda una generación de artistas y diseñadores. Encontramos las acusaciones en el documental profundamente preocupantes e inquietantes. La seguridad y el bienestar de los niños son de suma importancia para Louis Vuitton. Estamos totalmente comprometidos a defender esta causa", explicó el presidente y CEO de Louis Vuitton, Michael Burke.

¿Cuál fue la respuesta de la familia Jackson y de sus albaceas?

La familia calificó al documental de Dan Reed de "linchamiento mediático". En su declaración se lee: "Estamos furiosos con los medios, quienes, sin tener una sola prueba real, eligieron creer en la palabra de dos mentirosos confesos en lugar de en la de los cientos de familias y amigos en todo el mundo que pasaron tiempo con Michael, muchos de ellos en Neverland, y que pudieron ser testigos de su legendaria bondad y generosidad. A los creadores de esta miniserie no les interesa la verdad. Nunca entrevistaron a una sola persona que conociera a Michael, a excepción de estos dos mentirosos y a sus familias".

Jermaine Jackson, el hermano mayor de Michael y exmiembro del grupo Jackson 5, fue invitado al programa Good Morning Britain, pocos días después de su estreno en Sundace. Allí afirmó que las acusaciones son "tonterías", al tiempo que defendió la práctica de Jackson de dormir con niños en la misma cama. "Eran piyamadas. Lo que ellos no les dijeron fue que también había niñas, incluso con sus padres o sus tíos. Veían películas", aseveró Jermaine.

Jackson se enfrentó a acusaciones de abuso infantil en el pasado, ¿no es cierto?

Sí. En 1993, la familia de un niño de 13 años interpuso una demanda por 30 millones de dólares alegando que Jackson abusó sexualmente de su hijo, incluyendo acusaciones por besos, caricias y sexo oral. La demanda se resolvió extrajudicialmente en 1994, por 23 millones de dólares aproximadamente. También fue acusado de abusar sexualmente de un joven sobreviviente de cáncer, por entonces de 14, que había aparecido de pequeño junto a Jackson en el documental de Martin Bashir Living With Michael Jackson. Durante el juicio penal de 2005 que duró catorce semanas, el hermano menor del chico dijo que el cantante les había mostrado pornografía, se había masturbado frente a ellos, les había ofrecido alcohol y había abusado de su hermano en dos ocasiones. El músico fue declarado inocente.

El director Dan Reed no desestima la posibilidad de filmar los testimonios de las otras dos víctimas que denunciaron a Jackson en vida (Jordan Chandler y Gavin Arvizo) y realizar una segunda parte de su miniserie.

¿Qué sigue para la administración del patrimonio de Jackson?

Se espera que el musical Don't Stop 'Til You Get Enough, se presente desde fines de octubre en Chicago. Está previsto que la obra debute en Broadway en 2020. El espectáculo está producido por sus herederos y Columbia Live Stage, y fue escrito por Lynn Nottage, ganadora del Pulitzer de dramaturgia por sus obras Ruined (2009) y Sweat (2017). La dirección es del británico Christopher Wheeldon.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?