Top Five: cinco grandes escenas del cine para celebrar Navidad

Macaulay Culkin en la gran película escrita por John Hughes
Macaulay Culkin en la gran película escrita por John Hughes Fuente: Archivo
En esta época del año, nada mejor que una maratón de películas alusivas; los invitamos a dejar sus favoritas en los comentarios
Milagros Amondaray
(0)
25 de diciembre de 2015  • 00:56

*1. MI POBRE ANGELITO (1990, Chris Columbus)

La inclusión de Mi pobre angelito en cualquier listado navideño es efectivamente un cliché pero uno necesario e inevitable, como muchas de las grandes películas que escribió el siempre recordado John Hughes. "Cuando crecés tu corazón se muere", una de las indelebles frases de El club del desayuno es bien representativa del espíritu de ese director y guionista que supo construir una obra homogénea que reflejara precisamente eso, el no perder el corazón en el camino a la madurez. La odisea que atraviesa Kevin McCallister en esa casa vacía nos dejó un alto número de momentos homenajeados y parodiados, desde la caminata con las bolsas del supermercado que se rompen, pasando por el grito frente al espejo hasta esa orquestación minuciosa de Kevin para vengarse de los intrusos (escena que les dejamos aquí abajo), todas ellas comandadas por el enorme carisma de Macaulay Culkin .

Asimismo, Mi pobre angelito, independientemente de sus instantes más lúdicos, es conmovedora en su narrativa, una en la cual no solo es Kevin quien se lamenta por haber deseado estar solo en las fiestas sino también su madre por haber descuidado su vínculo con él. Dato: recientemente Culkin interpretó al Kevin adulto en la serie DRYVRS con motivo del 25to. aniversario del film de Chris Columbus.

*2. ELF, EL DUENDE (2003, Jon Favreau)

Will Ferrell y Zooey Deschanel, encantadores en Elf
Will Ferrell y Zooey Deschanel, encantadores en Elf Fuente: Archivo

Dos años después de la subvalorada Made, Jon Favreu arremetió con Elf, el duende, una de las películas navideñas que mejor logra exponer las dos posturas que suelen adquirirse en las festividades. Por un lado, están los denominados cínicos, quienes dejaron morir a su niño interior y se ven abrumados por las responsabilidades cotidianas (Elf está claramente influenciada por Quisiera ser grande de Penny Marshall). Por el otro, están quienes emprenden una suerte de cruzada para reavivar el espíritu celebratorio. En este caso, Buddy, el duende interpretado por Will Ferrell , es quien intenta contagiar el amor por las fiestas y su familia (especialmente su padre y hermanastro) es la que debe hermanarse con la Navidad como excusa. Como siempre suele hacer Favreau - especialmente en la reciente Chef -, los personajes no son tratados como figuras unidimensionales y esa división entre los más y menos cínicos no se muestra con trazo grueso sino con bienvenidos grises.

Por otro lado, el director es bien consciente de que una película navideña no puede ser considerada como tal si no cuenta con un momento musical acorde, razón por la cual la pone a Jovie ( Zooey Deschanel ) a cantar "Baby, It's Cold Outside" mientras Buddy la escucha maravillado en un instante tan genuino como mágico.

*3. QUÉ BELLO ES VIVIR (1946, Frank Capra)

James Stewart en el clásico de Frank Capra
James Stewart en el clásico de Frank Capra Fuente: Archivo

George Bailey (James Stewart) es un hombre con planes. De hecho, la mayoría de sus frases denotan una intención a futuro, una necesidad de pragmatismo, de ser resolutivo en sus objetivos personales. George asegura que para ser feliz quiere ver el mundo, casarse varias veces, nutrirse de diversas experiencias, como si no existiera nada más allá de sus propias ambiciones. Un día, súbitamente, cambia. Su vida cambia. Su padre muere, él debe poner su presente en pausa para que su hermano pueda estudiar, se hace cargo del negocio familiar, se casa, forma una familia y se convierte en un pilar para su comunidad. Así, y nuevamente en relación a la inmortal frase de John Hughes "cuando crecés tu corazón se muere", George se siente abatido por las presiones y decide suicidarse. Es entonces cuando la obra maestra de Frank Capra verdaderamente empieza, cuando un ángel le muestra al protagonista cómo sería la vida de sus seres queridos sin su presencia.

Qué bello es vivir se hace eco de esos detalles "menores" que todos pasamos por alto en el trajín cotidiano, como cuando George vuelve a su vida de siempre y la revaloriza, como cuando George, quien renegaba de la perilla rota de la escalera, finalmente le da un beso emocionado. Valorar el caos, valorar la desprolijidad, valorar la vida que nos tocó. De eso se trata esta película imprescindible, de como dice Jesse en Antes de la medianoche: "Esta es la vida que tenemos, no es perfecta, pero es real".

*4. CUANDO HARRY CONOCIÓ A SALLY (1989, Rob Reiner)

Harry y Sally buscan un árbol de Navidad en la comedia romántica escrita por Nora Ephron
Harry y Sally buscan un árbol de Navidad en la comedia romántica escrita por Nora Ephron Fuente: Archivo

Si bien una de las comedias románticas navideñas por excelencia es Realmente amor - sobre todo porque transcurre enteramente durante la temporada de fiestas -, es en Cuando Harry conoció a Sally donde podemos encontrar un puñado de escenas que muestran hasta qué punto el romanticismo es más efectivo cuando está enmarcado tanto en Navidad como en Año Nuevo. El brillante guión de Nora Ephron muestra cómo el paso del tiempo puede afectar una relación y las acciones cotidianas que sus integrantes llevaban a cabo. En consecuencia, los vemos a Harry ( Billy Crystal ) y Sally ( Meg Ryan ) comprando un árbol de Navidad como amigos, acompañándose en las festividades, pero también los vemos meses después, distanciados, y padeciendo esa misma tarea que antes disfrutaban juntos.

No es casual, entonces, que Ephron haya elegido las vísperas de un nuevo año para reunir a sus protagonistas, mientras a su alrededor todos festejan y ellos están más preocupados por aplicar el mejor antídoto contra la pérdida de tiempo: decir lo que sienten. "Cuando sabés que querés pasar el resto de tu vida con alguien, querés que esa vida empiece lo antes posible", le asegura Harry a una emocionada Sally, quien frunce el ceño primero y sucumbe después a semejante promesa para el año que comienza.

*5. UN SANTA NO TAN SANTO (2003, Terry Zwigoff)

Billy Bob Thornton en la anti-película navideña de Terry Zwigoff
Billy Bob Thornton en la anti-película navideña de Terry Zwigoff Fuente: Archivo

Terry Zwigoff es un realizador cuya filmografía está enteramente centrada en los anti-héroes, en personajes que son queribles más por sus defectos que por acciones consideradas unívocamente "benévolas". Tomemos como ejemplo a Enid Coleslaw en Ghost World - film basado en el gran cómic de Daniel Clowes -, una adolescente a la deriva que tira abajo relaciones importantes (con su mejor amiga, con una potencial pareja) porque ella misma no consigue dilucidar qué rumbo tomar para ser feliz. Algo similar le sucede a Willie Stokes ( Billy Bob Thornton como una fascinante máquina de putear), quien se disfraza de Papá Noel en distintos shoppings con el objetivo de sondear el lugar y realizar robos después con la compañía de Marcus (Tony Cox), quien oficia como el duende de turno.

La aparición de Thurman Merman (Brett Kelly), un adolescente extremadamente ingenuo y víctima de bullying, lo conduce a Willie a aplicar el lado positivo de su carácter intransigente con el fin de que ese chico pueda fortalecer su autoestima. Ése es el gran mérito de Un santa no tan santo. Willie no quiere redimirse pero logra, a su manera, formar su propio ideal de familia.

*DE YAPA, UN CLÁSICO: CHRISTMAS HOLIDAY

*UN MUSICAL DISPONIBLE EN NETFLIX: A VERY MURRAY CHRISTMAS

PARTICIPACIÓN. ¿Cuáles son sus películas favoritas para ver en Navidad?

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.