El crudo relato de Gustavo López, tras ocho días de internación por Covid-19: "La pasé muy mal"

El periodista y conductor compartió su experiencia luego de los ocho días de internación por coronavirus
El periodista y conductor compartió su experiencia luego de los ocho días de internación por coronavirus Fuente: Archivo - Crédito: Instagram
(0)
5 de septiembre de 2020  • 17:09

Horas después de haber recibido el alta, Gustavo López (52) contó con lujo de detalles cómo vivió los ocho días de internación por Covid-19. Desde su casa, a través de una comunicación telefónica, el periodista y conductor se emocionó en vivo al relatar los momentos que pasó hospitalizado e instó a las personas a cuidarse.

Desde el estudio, Marcelo Palacios introdujo el tema y le dio el pie a Gustavo López, quien ya dado de alta, compartió su experiencia. "La verdad que la pasé muy mal. Quiero contarle a la gente lo que viví porque le va a servir también", comenzó su relato el periodista, con un marcado tono de emoción.

"Quiero contarle mi experiencia a la gente porque cuando me dio positivo lo tomé con naturalidad. Hace seis meses que venimos hablando del tema e informando y, bueno, me pasó a mí. Cuando me pasó fue un golpe, un impacto, no era nada grave. Lo pasé bastante bien la primera semana y de repente veía que me faltaba un poco el aire en el final de los programas de la tarde", precisó el conductor de De una, un buen momento y Un buen momento.

Para el 20 de agosto, López obtuvo la confirmación que su hisopado había dado positivo. Si bien, en un primer momento, el periodista y conductor transitó la enfermedad de manera asintomática, poco a poco las cosas comenzaron a empeorar. "Cuando das positivo, en mi caso, Swiss Medical, la obra social, el médico que te atiende te hace un seguimiento para ver cómo la llevás, cómo sigue la situación, y yo venía fenómeno, bien, sin inconvenientes y el día anterior a la final de la Champions League (sábado 23) me empecé a sentir mal", recordó.

Eso que había comenzado como una molestia derivó en altos registros de fiebre que encendieron la alarma. Registros que, indicación médica mediante, derivaron en una internación en la clínica Olivos. "Cuando llegué me hicieron una tomografía para ver qué estaba pasando con el virus, con mi salud. Los médicos directamente en vez de mandarme a una guardia a una habitación y ahí me quedé ocho días. Me afecto los pulmones. Primero fue 20, 25, 30%", enumeró.

En otro de los pasajes de la extensa entrevista, López hizo hincapié en el carácter solitario que tiene este enfermedad y en cómo añoró el cariño de sus personas más allegadas. "Es una enfermedad durísima porque estás solo, nadie te puede acariciar, nadie te agarra la mano, nadie te viene a visitar. Estás ahí, solo", expresó.

Para el miércoles 26, los médicos le plantearon la posibilidad de administrarle plasma para combatir al virus. Tras leer el consentimiento, le realizaron el procedimiento correspondiente, aún con un porcentaje bajo de probabilidades de que no surtiera efecto. "Al día siguiente, (jueves 27) la pasé peor todavía, tenía más fiebre que antes. Ahí pensé que realmente que no lo podía superar", confesó.

Finalmente, el lunes 31 de agosto, el periodista y conductor dejó la clínica y volvió a su casa, donde continúa recuperándose. Desde su cuenta de Instagram, López publicó un video para comunicar que ya se encontraba mejor.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.