El gran premio de la cocina: los brownies de la vergüenza que defraudaron al jurado por dos motivos muy distintos

Era el tercer plato que debían entregar y tenía que ser igual a una torta brownie de chocolate con crema.
Era el tercer plato que debían entregar y tenía que ser igual a una torta brownie de chocolate con crema. Fuente: LA NACION
(0)
18 de junio de 2020  • 20:06

La octava temporada de este concurso de cocina viene difícil. Los competidores, que pasaron ya por el programa en años anteriores y vuelven por la revancha, no están dándolo todo y el jurado, más exigente que nunca, se desilusiona programa a programa.

Este fue el primer jueves dulce en El gran premio de la cocina y los cocineros tuvieron que preparar panqueques con miel de naranja, una réplica de torta de brownie de chocolate y merengue, whoopies de chocolate y una torta Boston cream pie.

Los tiempos a la hora de las preparaciones son claves y cualquier distracción puede terminar en un rotundo fracaso. Y eso mismo es lo que le pasó a Daniela, que tuvo que realizar la réplica del brownie y lo más esencial salió mal.

Así era el objetivo y así de desastrosa fue la entrega del equipo verde.
Así era el objetivo y así de desastrosa fue la entrega del equipo verde. Fuente: LA NACION

Si bien admitió haber llegado con los tiempos y sostuvo haber seguido al pie de la letra la receta, el brownie nunca se cocinó y llegó absolutamente crudo y chicloso a la mesa de degustación.

"La verdad es que esto está horrible. Todo sucio, sin forma. Podía salir mal y salió mal", dijo con ironía Christian Petersen quien, de la torta, solo probó la crema y agregó: "la crema está espectacular".

Los dos participantes, nerviosos por la degustación de su torta de brownie.
Los dos participantes, nerviosos por la degustación de su torta de brownie. Fuente: LA NACION

Cuando le llegó el turno al pastelero Mauricio Asta, se detuvo porque él realmente quería saber qué había sucedido con la preparación. "Yo tengo la teoría de que le falto algo en el procedimiento. Es humano fallar y entre los nervios y el concurso, seguramente algo pesaste mal y me da la sensación de que tiene menos harina de la que debería tener", sostuvo el especialista ante la cara de angustia de la participante.

Si bien de apariencia era muy similar, cuando Petersen cortó el primer pedazo, la torta se desmoronó porque también estaba cruda.
Si bien de apariencia era muy similar, cuando Petersen cortó el primer pedazo, la torta se desmoronó porque también estaba cruda. Fuente: LA NACION

Y aunque el equipo verde falló en esta entrega, el equipo rojo, que parecía haber cumplido con el objetivo casi a la perfección, tampoco pudo ganarse el corazón del jurado. Cuando Petersen cortó la torta que lucía muy parecida a la original, por dentro también estaba cruda.

"Esto es como cuando conocés a alguien, muy hermoso por fuera todo pero por dentro una oscuridad", bromeó Petersen al cortar la torta.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.