El gran premio de la cocina: Petersen comparó a los participantes con niños de primer grado