El hombre de las mil caras y anécdotas

En los 80 sus historias fueron seguidas con devoción; años después supimos que eran reales
(0)
21 de diciembre de 2017  

Muchas de las historias que Luca contó en vida eran incomprobables. El paso del tiempo y las revelaciones de Andrea sobre las peripecias de su hermano antes de arribar al país trajeron algo de luz. Aunque Luca sigue siendo el centro de atención como sucede en el cameo que lo tiene como extra de la película Cleopatra (1962), protagonizada por Elizabeth Taylor y Richard Burton. El mundo del cine no le era ajeno por las amistades de su padre, pero creció aún más gracias a su hermana Michela que fue asistente de Jane Fonda y muchos años después lo volvió a incluir como extra en una ambiciosa miniserie bíblica llamada A.D. Anno Domini, en donde Andrea interpretaba al hijo de Ava Gardner. Pero será la estada londinense como empleado de la primera sucursal de la disquería Virgin fundada por el hoy megamillonario Richard Branson. Luca atendía la sección de singles durante el estallido del punk-rock, allí lo consultaban futuras estrellas como Sting o Lemmy Kilmister. El listado de momentos históricos que vivió Luca es interminable, pero uno de ellos quedó registrado en un disco en vivo: la presentación de Van der Graaf en el Marquee durante la grabación de Vital (1978) quedó como un hito que marcó al líder de Sumo. Según Luca en una entrevista concedida a Roberto Pettinato, "era muy raro porque fue la primera vez que yo vi a los viejos hippies y a los nuevos punks en un recital, sin pelearse ni tirándose cosas". También dijo que alguno de los alaridos que se escuchan entre tema y tema le pertenecen a él.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.