El Mató cerró su gran año en el BUE