Globo de Oro 2019: el monólogo inicial, entre el humor y la celebración a la diversidad

Los anfitriones, Andy Samberg y Sandra Oh bromearon sobre el atractivo de Bradley Cooper y señalaron un pequeño error de Jim Carrey
Los anfitriones, Andy Samberg y Sandra Oh bromearon sobre el atractivo de Bradley Cooper y señalaron un pequeño error de Jim Carrey Fuente: Archivo - Crédito: AGENCIAS
(0)
6 de enero de 2019  • 23:00

Los discursos que abren ceremonias suelen ser el contexto ideal para deslizar comentarios políticos o dar algún sutil tiro por elevación. Esta vez no fue la excepción. Andy Samberg y Sandra Oh fueron los encargados de dar por inaugurado el Globo de oro 2019 y ambos entregaron un correcto monólogo con ocurrentes chistes (algo digno de celebrar) y una innegable química.

Primero decidieron hacer un roast en vivo, pero en vez de hacer chistes incorrectos sobre los presentes, decidieron elogiarlos. De esa forma Sandra reconoció que Bradley Cooper "estaba muy fuerte" o que Michael B. Jordan tenía un cuerpo digno de un Adonis. También tuvieron un gran pase de comedia con Jim Carrey . El actor, que está nominado por su trabajo en la serie Kidding, se encontraba sentado en una mesa correspondiente a las ternas cinematográficas, motivo por el cual los anfitriones lo invitaron a ubicarse en las sillas otorgados a la industria televisiva. Carrey, muy divertido, pidió disculpas por el accidente pero se llevó su comida para no dejar su "sucio ADN" en la sofisticada mesa de la industria cinematográfica.

El monólogo de apertura de Sandra Oh y Andy Samberg en los Globos de Oro 2019 - Fuente: YouTube

11:56
Video

En el último segmento del discurso, Sandra Oh se tomó un instante y festejó la diversidad que veía en la sala, y emocionada expresó: "Celebro presenciar este momento de cambio. El próximo año podría ser diferente y será diferente, pero este momento es real, porque puedo ver estos rostros de cambio".

Un momento de inesperada ternura que dejó el segmento, sucedió cuando Samberg mencionó a Rami Malek por su trabajo en Bohemian Rhapdosy, y Brian May , sentado detrás del actor, acarició sus hombros en señal de sincero afecto.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.