El sindicato de actores presentó su protocolo para evitar abusos sexuales

La entidad propone que forme parte del convenio colectivo de trabajo; solo los productores teatrales de Aadet se sumaron
Alejandro Cruz
(0)
6 de septiembre de 2019  

La Asociación Argentina de Actores, que preside Alejandra Darín, presentó el protocolo de prevención e intervención en situaciones de discriminación, acoso y violencia hacia mujeres y personas Lgtibiq+ por razones de género en el ámbito laboral, una de las propuestas que solicitó el colectivo Actrices Argentinas al conocerse la denuncia de Thelma Fardin contra Juan Darthés por violación, que actualmente sigue su curso en la justicia de Nicaragua. El sindicato propone que el documento, aún en etapa preliminar, sea incorporado en los convenios colectivos de trabajo de los actores en todos los ámbitos en los que realizan su labor: cine, teatro, TV, publicidad y doblaje.

Luego de un largo proceso de debate interno dentro de la entidad gremial y varias audiencias en la Secretaría de Trabajo de la Nación, fue puesto a consideración con los representantes de las 17 cámaras que congregan a las industrias del sector. Según afirman en Actores, solo las cámaras que agrupan a los empresarios teatrales y a las empresas de doblaje aceptaron discutir el protocolo.

En la reunión realizada el lunes, Lola Berthet, secretaria general de Actores, explicó el camino recorrido: "La Cámara Argentina de Anunciantes nunca se presentó. De cine únicamente firmó CAIC [Cámara Argentina de la Industria Cinematográfica], pero necesitamos de las otras seis. En lo que hace a TV, con Capit [Cámara Argentina de Productoras Independientes de Televisión] y ATA [Asociación de Radioteledifusoras Argentinas] tuvimos con Alejandra Darín una larga audiencia para el 8M durante la cual parecía que todos entendíamos del tema, pero fue un no rotundo porque no quieren al protocolo en el convenio colectivo de trabajo. Venimos muy bien con Aadet [la entidad que congrega al teatro comercial] y con la cámara de doblaje, pero se está poniendo bastante complicado con las cámaras de las otras ramas. Hay que aclarar que esto es solo un borrador abierto a discusión, un camino que tenemos que abrir entre todos".

Alejandra Darín agrega: "No creo que sea un camino fácil. El sistema patriarcal está instalado en la vida de todos nosotros. Hay muchas cosas que deben ser puestas en discusión, en reflexión. En nuestro sindicato estamos absolutamente convencidos de que el protocolo tiene que ser convencional, cosa que pareciera que no terminan de entender algunas cámaras. De otro modo, solo queda en la buena voluntad. Todos parecen entender de lo que estamos hablando, todos son políticamente correctos, pero cuando estamos tratando de crear una herramienta que no quede en un acto de buena voluntad, les debe dar un poco de miedo o responden a esos mismos signos enquistados de las demandas patriarcales".

Entre los asistentes estuvo Alejandra Flechner, afiliada a Actores y una de las voces más representativas del colectivo Actrices Argentinas, el grupo que acompañó hace nueve meses la denuncia de Thelma Fardin contra Juan Darthés. "Luego de aquella conferencia de prensa junto a Thelma -recuerda la actriz-, lo primero que me vino a la cabeza es la necesidad de un protocolo en nuestros convenios de trabajo. Esto no solo me parece genial, sino que es fundamental". En el manifiesto del colectivo de actrices, uno de los puntos dice: "En nuestro medio no hay protocolos de acción frente a casos de abuso [...]. Necesitamos herramientas para enfrentar estas cuestiones".

Pero aquella denuncia no fue el comienzo de esta iniciativa. Alejandra Rincón, secretaria adjunta de Actores, aclara: "La necesidad de un protocolo surgió a partir de la marcha de Ni una menos en 2013. Como nuestro medio ha naturalizado los abusos y los acosos nos propusimos trabajar a partir de esa realidad", apunta a LA NACION. De hecho, según una encuesta de Sagai, la Sociedad Argentina de Gestión de Actores Intérpretes, el 66% de los intérpretes dice haber sufrido algún tipo de abuso o acoso en el ejercicio de la profesión. En aquellas primeras reuniones apareció la necesidad de elaborar un protocolo tomando como referencia las experiencias en otros países. "Queremos que sea parte del convenio para que tenga fuerza de ley, que sea obligatorio su cumplimiento tanto por la parte empresarial como por parte de los trabajadores", agrega Rincón.

En la reuniones realizadas en la Secretaría de Trabajo, la mayoría de las cámaras, salvo Aadet, decidió mandar a sus representantes legales, destacan tanto Rincón como Berthet, que intentarán tener reuniones privadas con las industrias que hasta ahora se negaron a discutir el protocolo para alcanzar acuerdos.

Muchas cámaras o productoras ya tienen en vigencia manuales de buenas prácticas en caso de denuncias de violencia, abuso o acoso, pero -subrayan desde Actores- no todos toman en cuenta la especificidad del trabajo actoral. De hecho, el protocolo cuenta con un anexo dedicado exclusivamente a cómo tratar escenas ficcionales de sexo y/o violencia. De llegar a un consenso con el resto de las cámaras, el próximo paso es presentar el protocolo a la Secretaría de Trabajo para que lo homologue y así integre el convenio de trabajo. "Queremos prevención. Nuestro trabajo es alfabetizar, hacer docencia", afirma la titular de la entidad, Alejandra Darín.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.