Game of Thrones: el lado humano de Ramsay Bolton, el hombre más odiado de la TV

Roose y Ramsay Bolton, una relación difícil
Roose y Ramsay Bolton, una relación difícil Crédito: HBO
El galés Iwan Rheon no le teme a ser encasillado: tras hacerse famoso en todo el mundo como el personaje más desalmado de la épica serie, interpretará a un joven Adolf Hitler en una película para TV
Jeremy Egner
(0)
9 de mayo de 2016  • 09:53

BEVERLY HILLS.- Iwan Rheon, mejor conocido como el despreocupado y malicioso Ramsay Bolton de Game of Thrones , quizá el hombre más odiado de la televisión, admite que le preocupa ser definido por un personaje memorable. Pero al preguntarle qué sigue en su carrera, la escala del reto que deberá enfrentar se hace evidente.

"Interpreto a Hitler de joven -respondió, refiriéndose al telefilm británico Adolf the Artist-. Entonces su rostro adopta una fingida expresión de desesperanza y dice: "¡Ya me encasillaron!".

Desde que su personaje apareció como el sádico villano monotemático de la tercera temporada de la serie -un bastardo que con mucho esfuerzo logró legitimarse- se ha transformado para encarnar la obsesión dinástica de la historia e infligir algunos de los abusos más atroces de la serie. Ha desollado y castrado a sus rivales, cazó a una chica por diversión y lo más controvertido es que la temporada pasada violó a su esposa, Sansa Stark (Sophie Turner), en la noche de bodas.

Que haga todas esas cosas con la alegría de un niño lo convierte en un personaje muy repugnante. Para interpretarlo, Rheon explica que concibió una combinación del Guasón de Heath Ledger, Daniel, el Travieso y también agregó un poco del fanfarroneo del músico británico Liam Gallagher.

El resultado de esa mezcla ha liderado muchas listas de "los más odiados" en internet. En diciembre, los lectores de The Atlantic votaron por Ramsay como "el peor personaje de la televisión", por encima de otras figuras como Hannibal Lecter y Walter White, así como Joffrey Baratheon, el joven rey a quien Ramsay remplazó como el gran villano de la serie.

En la sexta y más reciente temporada de la serie, Ramsay demuestra más sentimientos, comentó Rheon, pues ya se había acercado a la emotividad cuando lamentó la muerte de su novia en el episodio final de la quinta temporada. "Eso me sorprendió", explicó el actor.

Terror absoluto

Rheon, de 30 años, no ha tenido problemas para adoptar la fachada del personaje más odiado, pero en realidad es un joven galés encantador que creció en Cardiff y ahora vive en Londres. Le parece entretenido ser tan célebre y afirma que es "un honor" que lo consideren el personaje más despreciable en una serie llena de personajes despreciables. "Al parecer, doy más miedo que un White Walker, un gigante o un dragón", agregó.

En general, los fanáticos no le recriminan los actos de Ramsay y las técnicas que la producción utiliza para presentar sus fechorías evitan que estas le causen demasiado remordimiento de conciencia. Para desollar a alguien, por ejemplo, usan un pedazo de hule y un cuchillo falso que debe sostener de tal forma que la iluminación haga todo el trabajo; así, no tiene que preocuparse por las consecuencias morales del asunto.

Una excepción fue la violación a Sansa en la temporada pasada: "Fue muy difícil para mí, no pude dormir la noche anterior", dijo. Sin embargo, al igual que otros actores de la serie, sigue perplejo por la indignación que causó; lo que más le sorprende es el nivel de enojo del público y que se hubieran molestado por eso y no por otras cosas.

También se dio cuenta de que la inmolación de una niña pequeña, suceso mostrado unos cuantos episodios después, no provocó una respuesta tan fuerte en las audiencias. "No quiero comparar esos crímenes y decidir cuál es peor", comentó. "Pero ¿quemar a una niña en una hoguera? Eso es muy malo, ¿no?".

En persona, cuando no está en los lugares fríos y húmedos que habita en la serie, el rostro de Rheon es más angelical que demoníaco. Pero el rasgo que lo caracteriza son sus impresionantes ojos azul claro, que en Game of Thrones suelen salirse de sus cuencas como los de un maniático, encendidos con el deleite de su crueldad. "Tiene una mirada penetrante con un gesto sonriente que te deja pasmado", dijo su coestrella Turner.

La paciencia de los espectadores se puso a prueba con las torturas que Ramsay infligió a Theon durante toda una temporada, pero adquirió algunos matices cuando quedó claro que lo motiva una tóxica mezcla de adoración y resentimiento hacia su padre, Roose Bolton (Michael McElhatton) que terminó bastante mal para el segundo al comienzo de esta temporada.

La combinación de "niñito y psicópata" hace que Ramsay sea "más que un villano común y corriente", dijo McElhatton. También lo sitúa con firmeza dentro del ciclo brutal y multigeneracional del legado de venganza que ha distinguido a la serie… sin importar que el actor aún no esté seguro de por qué encaja tan bien en la producción. "He tratado de entender cómo es que me adapto a la historia, pero es muy difícil saber por qué te eligen para interpretar a todas estas personas tan extrañas–dijo Rheon–. Quizá es por los ojos tan grandes que tengo".

"¡Pero no me estoy quejando!", agregó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.