Hernán Drago contó que de chico era gordo y que Xuxa le dio fuerzas con sus mensajes superadores

Drago, un fan de Xuxa
Drago, un fan de Xuxa Crédito: Twitter
Después de imitar a la reina de los paquitos en Tu cara me suena, el modelo contó que de niño sentía admiración por la brasileña que hoy es madrina de sus hijos
(0)
30 de junio de 2014  • 09:02

Hernán Drago no siempre fue buenmozo, es más hubo una época que tuvo que recurrir a dietas para escapar del bullying. Pero para superar sus problemas hubo una musa que lo ayudó y ella fue... ¡Xuxa! La historia se remonta a su niñez, cuando era gordito y todos se burlaban de él. "Durante mi adolescencia, de los 10 a los 16, fui obeso, sufrí mucho y no la pasé nada bien. En esa época me agarré de los mensajes esperanzadores que daba Xuxa en la tele. Gracias a ella tuve un click en mi cabeza. Por Xuxa tomé la fuerza para querer cambiar mi vida. Empecé a rezar mucho también, agradecía por mi familia, por la fuerza que estaba teniendo y la metía a Xuxa dentro de las oraciones. Incluso cuando me enteré de que estaba embarazada rezaba por su panza y deseaba que su hija naciera bien", contó el modelo en una entrevista con la revista Pronto.

Su fanatismo por la animadora tuvo un desenlace inesperado. "La vida me ha llevado a tener el agrado de conocer a Xuxa. Mi mujer fue productora del programa que ella tuvo en la Argentina durante varios años y se hicieron muy amigas. Después Barbie [su pareja] se fue a trabajar con Xuxa a Brasil. Años después la conocí en un boliche acá en Buenos Aires. En ese momento, Barbie me preguntó a quién me gustaría conocer -ella trabajaba en Sorpresa y media- y le dije a Xuxa", relató Drago.

La historia sigue igual de desorbitante porque -según contó el modelo-, la productora se sorprendió con su respuesta y le contó que ella era amiga de la animadora infantil. El no le creyó."´Sé que me querés dar un beso porque estamos de levante, pero no me hagas creer que sos amiga de Xuxa´, le dije", detalló. Pero la que hoy es su mujer, en la segunda cita, le llevó fotos en las que estaba con la animadora de viaje en Nueva York y no tuvo más opción que creerle.

Muchos años después y sin necesidad de recurrir a Julián Weich, pero sí a su amada productora, Drago conoció a su ídola y no sólo eso sino que es la madrina de corazón de los hijos que tuvo con Bárbara, aquella mujer que conoció en el boliche. Ahora, la reina de los paquitos es amiga de la familia y los visita con regularidad. Por eso, la emoción del participante de Tu cara me suena 2 cuando le tocó imitar a quien supo ser su guía espiritual.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.