"Hoy el rock tiene más mujeres en el centro de la escena"

Con nuevo disco producido por Jimmy Rip, la cantante de Utopians da un paso al frente y busca liderar el recambio en el rock argentino
Sebastián Ramos
(0)
19 de septiembre de 2016  

Tomás Molina Lera, Barbi Recanati, Mario Romero y Gustavo Fiocchi, listos para despegar con Utopians
Tomás Molina Lera, Barbi Recanati, Mario Romero y Gustavo Fiocchi, listos para despegar con Utopians Crédito: DIEGO PARUELO/ AFV

Barbi Recanati es toda sonrisa. Está contenta con el buen momento que atraviesa su banda, con el nuevo álbum, el quinto de Utopians, que contó con la producción de Jimmy Rip, el músico que acompaña a Tom Verlaine en la última versión del grupo Television y el productor que trabajó para Mick Jagger y Jerry Lee Lewis, entre otros. Pero la sonrisa de Barbi Recanati también está en su interior y no lo oculta: "Estoy embarazada", dice, efusiva, sin que nadie le pregunte nada, en un mediodía tan primaveral que la banda decidió no ensayar y tomarse la mañana disfrutando del sol en la vereda de la casona de Saavedra que oficia de sala y búnker.

Una semana después, Barbi Recanati sigue sonriendo, ahora desde el escenario de La Viola Bar, durante la presentación para la prensa de Todos nuestros átomos, el gran disco que la tiene tan alegre y que este fin de semana Utopians presentará oficialmente en el teatro Vórterix. "Éste es el disco en el que más apostamos por la canción", asegura y, con la misma seguridad con la que muestra todos sus dientes cuando sonríe, remata: "Me siento en un momento relindo para escribir canciones".

Utopians, una banda joven que, sin embargo, ya va por su quinto disco
Utopians, una banda joven que, sin embargo, ya va por su quinto disco Crédito: DIEGO PARUELO/ AFV

"Cuando era chica, era más controlada con las letras, como que no me animaba a decir un montón de cosas, ya sea por cómo quedaban fonéticamente o por lo que iba a pensar alguien cuando las escuchara, pero cada vez tengo más ganas de escribir las cosas que me pasan en ese momento. Como que ahora no tengo ningún rollo, cualquier cosa que escriba va a estar bien y va a estar mal, va a ser buenísimo y va a ser horrible. Lo único que lo hace diferente a lo demás es que sea verdad y que sea mío." Barbi tiene 29 años, pero habla con la voz de la experiencia que le dio haber ya grabado cinco discos con Utopians en la última década, en la que también se codeó con monstruos internacionales como The Cure (el propio Robert Smith los escogió para que tocaran antes del show en River, en 2013, y luego los fue a saludar a los camarines) o Garbage (Shirley Manson y Butch Vig quedaron fascinados con el grupo cuando se cruzaron en el Pepsi Music de 2012 y hasta le dedicaron una canción).

"Fueron como pequeños regalos que nos fue dando la vida para que después sepamos cómo manejarnos con lo que se nos venía encima", asiente con naturalidad, llevando su rol de líder del grupo también debajo del escenario. "Tocar de noche, en River y ante miles de personas es algo con lo que uno fantaseaba cuando era chico. Pero hacerlo fue como sacarle un poco la fantasía y enfrentar la realidad. Cuando sos chico pensás que hay algo en todo eso que es «llegar» y cuando te pasa te das cuenta de que eso no existe y de que no hay un llegar a ningún lado. Todo es un círculo en donde te pasan cosas todo el tiempo. Momentos que empiezan y se terminan, pero nunca un llegar."

La apuesta por la canción a la que hace referencia Recanati encuentra a Utopians en su mejor versión, sin perder la crudeza de los primeros años y ampliando los matices sonoros del grupo. De eso se trata Todos nuestros átomos, un álbum que resalta sus influencias pospunk con elegancia y precisión, de Siouxsie & The Banshees a The Cure y de Fricción a Television. ¿Cuánto tuvo que ver la mano de Jimmy Rip? "Teníamos mucha sed de escucharlo y aprender de él -sostiene Barbi-. Estábamos acostumbrados a llegar al estudio con las canciones bien armaditas y a grabarlas tal cual las veníamos tocando, pero cuando le mostramos las canciones a Jimmy, nos devolvía cosas del tipo: «Bueno, aquella guitarra me la imaginaba de otra manera» o «qué tal si probamos esta otra línea de bajo». Con él en el estudio fue como que perdimos el control de nuestras propias canciones, lo cual generó un caos total y momentos de griterío, pero cuando recibimos la copia del disco final, nos dimos cuenta de que todo lo que estaba ahí iba mucho más allá de nuestra imaginación. Se nos abrió un mundo nuevo."

La mujer es el negro del mundo

Desde hace poco más de un año, Recanati no sólo escribe canciones, sino que también se destaca como columnista en el sitio de rock Generación B. En esa tribuna virtual, en abril de este año, escribió un texto titulado "La mujer es el negro del mundo" (como el tema de John Lennon y Yoko Ono), en el que, con ejemplos vividos en carne propia, sintetizó mejor que nadie el problema que enfrentaba la escena del rock local luego de que el cantante del grupo La Ola Que Quería Ser Chau fuera denunciado por violación y, enseguida, surgieran acusaciones hacia otros músicos del género.

"Este año, cuando ocurrieron tantas cosas con la mujer y el abuso sexual y en que estuvo tan involucrado el ambiente de la música, me llamó la atención la naturalidad con la que todo esto se recibió y la incomodidad que genera que todo esto pueda cambiar", dice Recanati con firmeza.

-Diez años atrás, cuando arrancaron con Utopians, ¿te costó más ser la cantante y líder por el hecho de ser mujer?

-Desde chica trato de llevar mi lugar como mujer sin que nadie me genere ningún punto de desigualdad y siempre intenté hacerme valer sin importar mi sexo. Cuando era adolescente la única manera que encontré fue pelándome y vistiéndome con ropa gigante, como diciendo: «Si la única manera de que me respetes es no mirándome las tetas, bueno, no me las mires». Ahora yo miro hacia atrás y veo que fue la única manera que encontré siendo tan chica, pero está mal que sea así. Porque si vos tenés ganas de pintarte y salir linda, como cualquier tipo se puede poner una botas lindas o delinearse los ojos y está todo bien, no deberías tener miedo a que no te respeten.

-¿Estás viendo algunos cambios ahora?

-Veo muchos cambios y negar eso sería hipócrita, porque todo esto que pasa es por los cambios que hay alrededor. Dentro de todos esos cambios está que hay muchas mujeres en el centro de la escena, como líderes de bandas. Hay muchas más figuras femeninas para mirar al momento de salir a escuchar una banda. Siempre hubo mujeres en la Argentina en la música, pero eran pocas. Ahora el promedio es terrible. Es muy raro que compartamos una fecha con bandas en las que no haya una mujer. Ése es un cambio grande, pero por otro lado hay cosas que me asustan.

-¿Como cuáles?

-Me preocupa que en cuanto empezaron a verse cambios haya aparecido gente que dice: "Ay, pero qué pesadas" o que te tildan de "feminazi" o feminista. Son argumentos tan pobres que me dan miedo a que intervengan con las nuevas generaciones, que vienen con la cabeza mucho más abierta. Por eso también sentí este año que las mujeres no podíamos dejar pasar el momento, que quedarnos calladas y mirar nada más era aportar a esta desigualdad. Hay que poner un freno a la situación. Ahora. Porque la única manera de generar un cambio, que se cae de maduro que es muy necesario, es de manera radical.

Utopians

  • Presenta su álbum Todos nuestros átomos
  • Teatro Vórterix, Lacroze 3455.
  • El viernes, a las 21.

Todos nuestros átomos

El álbum incluye doce canciones, entre las que se destacan temas como "Alimaña", "Todo lo que tengo", "Lo tuyo", el primer corte, "Tren de la alegría" y "Las arañas", con arreglos de cuerdas a cargo de Javier Casalla.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.