Juan Alberto Badía, último adiós con música y silencio

La radio y la TV en pleno acompañaron ayer la conmovedora despedida a una voz inigualable
Marcelo Stiletano
(0)
30 de junio de 2012  

Envueltos en un dolor inconsolable, los familiares y amigos más entrañables de Juan Alberto Badía le brindaron ayer por la tarde, en Pilar, el último adiós a una de las grandes figuras de la radiofonía y la TV de las últimas cuatro décadas.

El silencio y la congoja que rodearon en su mayor parte a la misa consagrada en su memoria, previa a la inhumación de los restos en el cementerio privado

Jardín de Paz, sólo se alteró cuando todos los asistentes se animaron a entonar las estrofas de "Let It Be". Esa conmovedora iniciativa no hizo más que repetirse durante toda la víspera con ese y otros temas de los Beatles -tan admirados por Badía- en buena parte de la programación radiofónica local. Eran el vehículo ideal para rendir homenaje desde la radio a una de las más cabales y ejemplares figuras de ese medio.

Al mismo tiempo, la pantalla televisiva -el otro gran espacio de brillo en la trayectoria profesional y artística de Badía- era monopolizada por las imágenes previas a la ceremonia del último adiós. Las cámaras se ubicaron sucesivamente en la puerta de la Cochería Paraná, en Olivos, y en la antesala del cementerio privado en el que descansan desde ayer los restos del locutor y animador. En el medio, C5N tuvo la muy poco feliz idea de acompañar desde el aire el recorrido del cortejo fúnebre por la ruta Panamericana, con imágenes similares a las que suelen acompañar en la TV norteamericana algunas persecuciones automovilísticas en tiempo real.

Sólo quedó fuera del alcance de las cámaras el momento de la ceremonia religiosa del último adiós, reservada para el círculo de afectos más íntimo. Antes y después, en los jardines de la necrópolis, pudo verse a algunos de ellos: Marisa Badía -su hermana, reconocida productora y ex responsable artística de Telefé, con la que compartía una vocación artística común-, Marcelo Tinelli, Jorge Fontana, Fernando Bravo, Gustavo Lutteral, Enrique Estevanez, Patricia Sosa, Alejandro Lerner, Rubén Mattos, Martín Jáuregui, Graciela Borges, Soledad Silveyra, Marley, Luis Garibotti, Tomás Yankelevich, el ex futbolista Norberto Alonso y muchos otros.

Video

Algunos de ellos recordaron con emocionadas palabras al amigo desaparecido. Otros ya lo habían hecho en las horas previas, a través de la TV y, sobre todo, de la radio, donde se evocaron con generosidad las grandes virtudes de Badía: calidez, facilidad de palabra, buen humor, creatividad. Así lo hicieron Pinky, Fontana, Jorge Lanata, Alfredo Leuco y Omar Cerasuolo, entre muchísimas figuras. Y entre los asistentes al sepelio hubo también quienes se refugiaron en el silencio, sensiblemente afectados como todos por la irreparable pérdida.

Uno de ellos fue Tinelli, que como tributo a su entrañable amistad con Badía acordó con El Trece el levantamiento de la emisión de ShowMatch grabada el miércoles último que iba a salir al aire ayer, a las 22.30. En su reemplazo se repitió el homenaje televisivo que Ideas del Sur, a través de Sábado Show, le dedicó a Badía unos pocos meses atrás.

Fue en este último programa, a instancias del propio Tinelli, donde Badía entregó uno de los últimos aportes a su impar trayectoria televisiva con un segmento dedicado, precisamente, al reconocimiento de grandes figuras. El otro llegó a través de un ciclo de entrevistas emitido a través de la señal 360TV, espacio en el cual Belén Badía, sobrina de Juan Alberto, apareció poco antes de las 23 para desmentir enfáticamente el anuncio de la muerte de su tío, que prematura y erróneamente ya recorría sin pausas las redes sociales y todos los espacios informativos de la TV abierta y de cable.

Sin haber chequeado con el rigor esperado un anuncio de altísimo impacto en la opinión pública, y en línea con el vértigo impuesto a la noticia en tiempo real desde el protagonismo de las redes sociales (ver aparte), dos pantallas simultáneas, la TV y Twitter, así como la radio, no hicieron a partir de las 22 de anteanoche otra cosa que evocar a un hombre que por entonces todavía seguía luchando por su vida. Hubo excepciones: lanacion.com nunca se hizo eco de las erróneas informaciones.

Elegancia, señorío, buen decir: Badía ya entró en la historia
Elegancia, señorío, buen decir: Badía ya entró en la historia Fuente: Archivo

El camino abierto por C5N, primer canal que difundió el equívoco, se reprodujo con rapidez. Canal 9, que emitía en vivo Duro de domar, de inmediato emitió un informe-homenaje dedicado a Badía; Crónica TV puso en la base de su pantalla un graph en letras negras anunciando el deceso y, en Canal 7, al término de 6, 7, 8 , hubo un aplauso de despedida. El papelón se hizo todavía más manifiesto en Twitter, donde se abrió un fuerte debate con reproches y reclamos de autocrítica que puso al descubierto el costado más negativo de la red social.

El anuncio de Belén Badía y su inmediata repercusión puso las cosas en su lugar por un rato. Los canales retrocedieron sobre sus pasos como si nada hubiera ocurrido -más allá de algún examen de conciencia público- hasta que finalmente, poco después de la medianoche, se confirmó de modo oficial que Badía había perdido definitivamente su batalla contra el cáncer.

Desde entonces y hasta hoy, la TV se alternó entre el dolor, la sincera evocación y un puñado de imágenes que no alcanzaron a cubrir, en magnitud y riqueza, una trayectoria llena de momentos inolvidables. Tal vez mañana, a partir de las 13, con un tributo en continuado, el canal Volver pueda saldar en parte esa omisión.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.