Karina Jelinek desató un escándalo en Corte y Confección por una serie de hechos desafortunados

La modelo se mandó a hacer un vestuario y no lo usó, además de faltarles el respeto a los diseñadores en más de una oportunidad
La modelo se mandó a hacer un vestuario y no lo usó, además de faltarles el respeto a los diseñadores en más de una oportunidad Crédito: eltrece
(0)
5 de agosto de 2020  • 15:55

Los finalistas y diseñadores Juan y Fabricio se mostraron enojados en Corte y Confección tras un extraño episodio con la modelo Karina Jelinek que terminó en un plantón polémico. Al parecer, la modelo no lució el vestuario que diseñaron especialmente para ella a usar en la última gala de Cantando, porque según Jelinek "no le quedaba la pollera".

Todo sucedió después de un extraño episodio en su casa de Nordelta donde los diseñadores se acercaron a coser el vestido para que pueda probárselo, pero tras dos horas de esperar a la modelo, la máquina de coser que Karina puso a disposición no andaba y no se probó el vestido.

"Karina me contactó para que le haga los vestuarios para el Cantando todo el tiempo mientras esté, y le digo que sí al toque. Costó mucho tomarle las medidas, vive lejos, contexto pandemia. Llegué a hacerle dos looks que no le gustaron, todo bien, puede pasar. Y le ofrecí ir a la casa a coser ahí mismo, porque me comprometí y acá en el programa agarramos un timing bárbaro. También me pidió una amiga para hacerse las manos, fuimos con ella y al final no se hizo nada", explicó Juan.

"La esperamos dos horas reloj porque no salía de su habitación. Y eso fue lo que más nos molestó, caminaba por las paredes. Nos costó mucho volver de su casa, no conseguíamos auto y ella nos traía sobras del vino, y la verdad es que no quería vino, quería irme a mi casa para terminar el vestido. Se cagó en nosotros y en nuestro tiempo en su propia casa", manifestó Fabricio.

Por su parte, la conductora Andrea Pollitti y Flavio Mendoza apuntaron a la falta de respeto. "La decisión de usar el vestido es de Karina y lo respetamos, pero también respetamos el trabajo de Fabricio y Juan, porque ella llamó, ella los tuvo dos horas en la casa y es una situación que no parece de igual a igual, como debería hacer".

Flavio Mendoza agregó: "Y más en este contexto, hay que ser sensible. La falta de respeto no hay que bancársela a nadie".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.