La TV se transformó por la muerte de la actriz

La triste noticia en todas las pantallas
La triste noticia en todas las pantallas Crédito: Capturas de tevé
Desde que se conoció la noticia, los programas de la tarde se dedicaron exclusivamente a la cobertura; Marcelo Tinelli decidió levantar ShowMatch y Mirtha Legrand no hizo su tradicional almuerzo
Azul Cecinini
(0)
29 de septiembre de 2010  • 14:47

La televisión de anoche fue otra tele, una que no podía reaccionar por el dolor causado a raíz del fallecimiento inesperado de Romina Yan. Largas coberturas sobre la triste noticia para explicar lo inexplicable: la joven actriz de 36 años había muerto.

Por la tarde fueron los programas de chimentos los que cortaron abruptamente con los escándalos que estaban tratando para intentar chequear la noticia que sin permiso se colaba por Internet. Nadie quería creer que era cierta ni salir a anunciarla en ese momento.

Después todo fue una catarata de comentarios, de búsquedas de una explicación y escasa información.

En Telefé, Casi ángeles apareció con una dedicatoria para ella, la hija pródiga de sus huestes.

Los programas RSM y Bendita se convirtieron también en caja de resonancia de lo ocurrido e intentaron seguir contando todo lo que pasaba. Además, de recordar a los primeros pasos de Yan en la televisión.

El show ayer no siguió... y nadie dudó en que así debía ser. Telefé sacó de su pantalla el ciclo Justo a tiempo de Julián Weich y la novela Caín y Abel y en su lugar programó una película. En tanto, en la vereda de enfrente, Marcelo Tinelli decidió que la tristeza era demasiado grande para afrontar con una sonrisa su programa de escándalos, peleas y demás variedades y apagó las luces de su pista de baile.

Tal vez una de las excepciones fue Roberto Petinatto que intentó volver al humor, quizás demasiado pronto... quizás no. Ayer la televisión no pudo reaccionar, no pudo poner la otra mejilla y atemperar el golpe. No hubo forma de disimular y seguir. Ayer, el show no siguió y sólo hubo lugar para el llanto silencioso.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.