Las célebres pinturas de Van Gogh cobran vida en un film animado

Loving Vincent, estreno del jueves, es una obra de arte entre el cine y la pintura
Fernando López
(0)
22 de octubre de 2017  

La primera impresión de la película Loving Vincent es de sorpresa. No porque se trate de un retrato de Van Gogh, de quien el cine se ha ocupado en más de una oportunidad, sino porque en este caso se trata de lo que llamaríamos una suerte de "pintura animada" o más exactamente "pintada al óleo siguiendo el estilo del genio holandés".

La historia no intenta ser una biopic completa sino aproximarse a un retrato íntimo del artista (y de varios de los personajes de sus cuadros) en los últimos días de su torturada existencia. A ello han contribuido decisivamente los más de cien pintores que examinaron y buscaron imitar su estilo a través de las 800 obras que pudieron observar con dedicación, según lo requería la arriesgada, exigente y feliz ocurrencia de los realizadores de esta coproducción: la pintora polaca Dorota Kobiela y el cineasta británico Hugh Welchman. Cinco años demandó la realización de esta obra cuyos valores se extienden bastante más allá de la curiosidad de la propuesta y que se conocerá en la Argentina desde este jueves.

La descripción detallada de la tarea emprendida por el nutrido equipo excedería el espacio de esta columna. Van Gogh mismo, por supuesto, también hizo una contribución sustancial al guión, a través de los centenares de cartas que escribió, especialmente, las destinadas hermano Theo, conocidas a partir de su publicación años después de la trágica muerte del pintor el 29 de julio de 1890, en Auvers-sur-Ouise, cerca de París. Allí (obra de los pinceles también) transcurre gran parte de la acción que esta singular y por varios motivos apasionante producción. Theo murió sólo unos pocos meses después de su célebre hermano.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.