Sus modelos recuerdan el primer desfile de Jorge Ibáñez

Se hizo en su maison, en 1992; Mariana Arias, Fernanda Villaverde y Carmen Yazalde rememoran cómo fue el debut del diseñador en las pasarelas
Martín Artigas
(0)
15 de marzo de 2014  • 00:00

El primer desfile suele ser un momento sumamente ansiado y, a la vez, complicado para cualquier diseñador. Para Jorge Ibáñez , esa prueba de fuego se materializó en mayo de 1992, cuando apenas tenía 22 años.

Mariana Arias, Carolina Peleritti, Carmen Yazalde y María Fernanda Villaverde fueron algunas de las modelos que lucieron esa primera colección, que fue presentada en la casa devenida en maison que el diseñador tenía en Recoleta.

"Éramos muy poquitas, pero a cada una nos puso vestidos espléndidos que se vendieron en una semana", recordó Villaverde, una de sus "musas", en diálogo con Personajes.tv . "Me acuerdo que hubo tanta química, fue realmente perfecto y dio que hablar más allá de la austeridad, en tiempos en que los desfiles se hacían en el Sheraton. En la primera fila estaba Mirtha Legrand, que aplaudía a rabiar porque siempre fue fan de su trabajo. Fue inolvidable".

Muy acongojada, Villaverde aseguró que, para ella, partió un gran amigo. "Como diseñador, no pensaba en su ego a la hora de hacer un vestido, sino en embellecer a la mujer. Y como persona, era un tipo de fierro, incapaz de hablar mal de alguien. Hay muy poca gente en la moda tan generosa, tan buena. Lo voy a extrañar mucho", afirmó la modelo.

"Estaba un poco nervioso, pero a la vez seguro. Nervioso porque era un chiquilín, era la primera vez que presentaba sus creaciones en público y porque tenía a Mirtha sentada en primera fila, como invitada de honor. Y seguro porque él era así, sabía lo que quería y trabajaba con mucha pasión para conseguirlo", explicó Carmen Yazalde.

Entre las anécdotas de ese debut, la ex modelo recordó que el lugar no era demasiado grande y que ellas tenían que cambiarse en el sótano del departamento. "La puerta para bajar era muy chica, y era muy divertido para nosotras, que medíamos todas arriba de 1,76 metros, tener que pasar por ahí medio agachadas. Me acuerdo que dejábamos los zapatos en el primer escalón porque con tacos era imposible", rememoró. "Era un placer trabajar con él, porque era una persona muy cariñosa, tenía mucho don de gente al igual que sus padres".

Mariana Arias fue otra de las modelos que estuvo ese día luciendo los diseños de Ibáñez. "Estábamos muy felices de trabajar juntos, y con el tiempo, cada vez que nos cruzábamos, recordábamos con mucho cariño ese primer desfile", confió. "Jorge era una persona muy generosa, frontal, que siempre decía lo que pensaba con mucho amor. Tenía muy buena predisposición y era un gran trabajador. La noticia de su muerte me dejó muy sorprendida, porque era muy joven y porque estaba en su mejor momento, brillando como diseñador y haciendo los mejores desfiles de la temporada".

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.