Las mujeres y los amores de Gustavo Cerati a través de los años

El ex Soda Stereo siempre supo rodearse de mujeres bellas y con personalidad para que lo acompañen sentimental y artísticamente
Chloe Bello, el último amor de Gustavo Cerati
Chloe Bello, el último amor de Gustavo Cerati Fuente: Archivo
El ex Soda Stereo siempre supo rodearse de mujeres bellas y con personalidad para que lo acompañen sentimental y artísticamente
(0)
6 de septiembre de 2014  • 13:29

A Gustavo Cerati le gustaban las mujeres que pisaban fuerte, bellas y con personalidad. Así, a través de los años, el ex líder de Soda Stereo supo estar muy bien acompañado en lo personal y en lo artístico, y encontró en esas figuras femeninas a las musas perfectas para inspirar parte de su obra.

La modelo chilena Cecilia Aménabar, madre de sus dos hijos, Lisa y Benito, fue un pilar fundamental para el músico. Contrajeron matrimonio por civil el 19 de mayo de 1993 en Santiago de Chile, y el 25 de junio de ese mismo año volvieron a dar el sí en la iglesia Los Misioneros de Pedro de Valdivia Norte. Estuvieron juntos durante una década, y ella inspiró y lo acompañó en esa primera aventura solista que Cerati concretó en 1993 con el disco Amor amarillo.

Luego de terminar su relación con Amenábar, el ex Sosa Stereo comenzó a salir con Déborah de Corral . El romance inició envuelto en controversia, porque la modelo había sido novia, unos años antes, de su amigo y compañero, Charly Alberti. Sin embargo, le hicieron frente a la situación y se consolidaron como pareja. Ella, que ya había puesto un pie en la música, solía acompañarlo durante las presentaciones de su tercer disco solista, Siempre es hoy, y él la alentó a seguir componiendo y formándose. Estuvieron juntos hasta julio de 2005, pero ella siempre mantuvo el mejor de los recuerdos. De hecho, tras enterarse de la muerte del músico, compartió en su cuenta de Twitter un video de la canción "Vuelta por el universo" junto a un emotivo mensaje:

En 2008, Cerati volvió a las tapas de las revistas del corazón por su relación con la actriz Leonora Balcarce . El romance fue corto e intenso -estuvieron juntos un año apenas-, y fueron la pareja estrella durante un verano en las playas esteñas. Tras el ACV que dejó en coma al cantante, en mayo de 2010, ella se mantuvo muy cerca de su familia; tanto que, en 2011, protagonizó una campaña para una marca de modas junto a Lilian Clark, la mamá de Gustavo.

Balcarce protagonizó una campaña de moda junto a la mamá de Cerati, Lilian Clark
Balcarce protagonizó una campaña de moda junto a la mamá de Cerati, Lilian Clark Fuente: Archivo

Chloe Bello fue, sin dudas, la pareja más resistida dentro del círculo íntimo del músico. Comenzaron a salir en el verano de 2009, cuando ella contaba 22 años, y muchos vieron inmediatamente en la modelo una suerte de "mala influencia". Más allá de los cuestionamientos, Gustavo se mostró siempre muy enamorado, y ella lo acompañó a gran parte de la gira que él había iniciado por América para presentar su último trabajo, Fuerza natural. Semanas más tarde del episodio que lo dejó en coma, la modelo estuvo a punto de presentarse en el living de Susana Giménez para hablar del tema, pero finalmente decidió dar un paso al costado. Poco tiempo después, se mudó a Europa y, más tarde, a Estados Unidos, donde rehizo su vida y continúa trabajando. Este mediodía, estuvo presente en la despedida al músico en el cementerio de la Chacarita.

Cerati y Bello, un romance explosivo
Cerati y Bello, un romance explosivo Fuente: Archivo

En otro plano, Anita Álvarez de Toledo fue corista, amiga, confesora y musa de Cerati. "La parte de mi alma que quedo a tu lado estos 4 años partió con vos, con orgullo viviré con esta herida, la parte que me falta está con vos", publicó hace unos minutos en su cuenta de Twitter, a modo de despedida. Ella fue la protagonista de "Rapto", el segundo video de una trilogía que el ex Soda Stereo no llegó a concretar, y se mantuvo siempre muy atenta a su estado de salud.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.