Magalí Meliá retrata a una mujer bomba en sus últimos momentos

La pieza de la croata Ivana Sajko aborda no solo la temática terrorista, sino el machismo que lleva a algunas mujeres a inmolarse
"Esta obra es en contra del patriarcado, de ese hombre que te hace estallar", dice Meliá
"Esta obra es en contra del patriarcado, de ese hombre que te hace estallar", dice Meliá Crédito: Santiago Filipuzzi
La pieza de la croata Ivana Sajko aborda no solo la temática terrorista, sino el machismo que lleva a algunas mujeres a inmolarse
Carlos Pacheco
(0)
14 de marzo de 2019  

Dos obras del autor croata Ivor Martinic ( Mi hijo solo camina un poco más lento y Sobre Mirjana y los que la rodean) y otra de Tomislav Zajec ( Hay que sacar a pasear el perro) posibilitaron en los últimos años tomar contacto con la dramaturgia de aquel país, hasta entonces casi desconocida en Buenos Aires. A esos materiales se suma ahora La mujer bomba, de Ivana Sajko, un unipersonal interpretado por la joven actriz Magalí Meliá y con dirección de Gabriela Felperin que se presenta en El Método Kairós.

Sajko es dramaturga, novelista y directora. Posee una producción muy destacada y reconocida no solo en su país, sino además en Berlín, Alemania, donde reside actualmente. En La mujer bomba (2004), la autora se introduce en los últimos minutos de vida de una mujer que está a punto de cometer un atentado terrorista. Mientras una multitud aclama a un líder político, ella se inmolará haciendo estallar explosivos que lleva adheridos al cuerpo.

El texto se desarrolla en dos planos bien diferenciados. Por un lado, asoman la autora y el proceso creativo que va dando forma a un personaje sumamente complejo, tanto en lo personal como en lo ideológico. Y, por otro, esa criatura violenta, dueña casi de un discurso propio, que está dispuesta a completar su derrotero. "La obra expresa una crítica social a la política, los políticos y hacia el patriarcado. La autora habla del miedo a la muerte y hasta se pregunta qué harías si te quedaran 12 minutos y seis segundos de vida", explica Magalí Meliá.

"Escribí La mujer bomba hace unos años -comenta la escritora Ivana Sajko-. En ese momento, como ahora, estaba interesada en encontrar caminos alternativos para escribir un texto teatral. Quería usar varios métodos de escritura, diferentes tipos de discurso, quería agregar partes documentales y partes poéticas, pensaba en el texto como una explosión". También le interesaba decir algo sobre el heroísmo. Quería hablar sobre la inseguridad política. "Y además -aclara- quería abrir la discusión acerca de la dificultad en encontrar la manera correcta de luchar por un mundo mejor. Sé que estas son grandes preguntas, pero siempre las sentí muy íntimas: ¿cómo salvar el mundo?, ¿cómo frenar la locura?".

A lo largo de la obra, Sajko va testeando diferentes modos de acercarse al personaje. Y lo va poniendo en diferentes situaciones como si fueran muchas mujeres bomba. Va probando distintos comportamientos de esa criatura que está a punto de dar por terminada su vida y la de muchas personas.

"Pero a su vez ella es víctima de un sistema -aclara Meliá-. Y lo enfrenta haciéndose estallar. Está claramente en contra de determinadas posturas, ideologías. Cuando vemos que han sido avasallados nuestros derechos puede asomar una fuerte impotencia, y ese sentimiento está llevado al extremo por este personaje".

Para algunos espectadores puede resultar extraño ver a Magalí Meliá interpretando a esta criatura. Dueña de una imagen muy juvenil, ingenua, la actriz viene de interpretar otro unipersonal, Y se nos fue redepente, en el Teatro del Pueblo, en el que rescataba textos de Niní Marshall. Después de aquella difícil prueba que conjugaba juego y humor pasa a esta construcción dramática que la obliga a ubicarse en un lugar que pide cierto compromiso emocional.

"Siempre elijo materiales de los que me enamoro -dice la intérprete-. Cuando quise hacer algo de humor descubrí los textos de Niní y me mandé a recrearlos. Ahora me acercaron este material y me movilizó mucho. Tiene un peso, una complejidad que me obligan a tomar otro camino".

La mujer bomba, además, le resulta a Meliá una pieza con la que puede entablar un diálogo con la platea desde la condición de una mujer sometida por los designios de un hombre egoísta y brutal. "Es una tarea diaria de conciencia poner en evidencia situaciones de machismo que por ahí antes se dejaban pasar por alto -explica la intérprete-. De lo que se trata ahora es de estar alerta y tratar de ir modificando ciertas actitudes. Me encanta trabajar un material que habla del machismo y en contra del patriarcado, de ese hombre que te va a hacer estallar. Aquí aparecen diferentes situaciones machistas y me gusta poder decirlo, comunicarlo. Hay muchos detalles que pasan todos los días y está bueno poder ir modificándolos.

La mujer bomba

  • Dirigida por Gabriela Felperin
  • El Método Kairós, El Salvador 4530
  • Jueves, a las 21

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.