El circo de los insectos: microhistorias desde Londres

Mónica Berman
(0)
4 de agosto de 2019  

El circo de los insectos / Cía. string theatre (Londres) intérpretes: Soledad Zárate, Elizabeth Barron / Sala galpón de catalinas / Hoy, a las 20 / Nuestra opinión: muy bueno

El título despierta el asombro ¿Qué clase de habilidades acrobáticas pueden tener los insectos?

Hay circos de marionetas pero los insectos, marionetas de hilo, como protagonistas cirqueros parecen bastante sorprendentes. Esa es la particular combinación que trae String Theatre, venidos de Londres para sumarse al 8° Festival Internacional de Títeres al Sur (también se presentaron en el Centro Cultural Espacios).

Cada insecto tiene una construcción particular que remite a los "reales" pero también tienen algún rasgo que los aleja de ese universo (pequeñas manos, por ejemplo).

Esta propuesta de marionetas de truco victoriano, en donde no se ve a quienes manipulan, propone el lucimiento de cada personaje construido: la hormiga, la libélula, los grillos, el escarabajo, las orugas, cada uno presenta sus posibilidades de movimiento y en ese juego aparece el humor y la sorpresa.

También hay elementos de circo: una cuerda, un trapecio y malabares. Podría el espectador preguntarse ¿qué riesgo tiene un insecto con alas en su caminata por la cuerda floja? Lo que efectivamente hace en la cuerda floja sirve como respuesta (algo que no se revelará aquí) ¿es posible que los malabares salgan del hilo que los sostiene? Lo que hacen con ellos es lo que propone lo lúdico.

El circo de los insectos apuesta al juego, a lo inesperado, al ritmo, a la simetría. Difícil imaginar un conjunto de orugas bailando acompasadamente como ellas lo hacen. La música es tan protagonista como los hilos y quienes los manejan.

Hay microhistorias pequeñas como los insectos. Y que tienen un nivel tal de perfección que es difícil de imaginar si no se los disfruta en vivo. ß Mónica Berman

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.