Morgan Freeman cumple 83 años: su dura infancia entre el racismo y un video que lo hizo viral en su día

El actor, que cumple hoy 83 años, tuvo una niñez marcada por privaciones y en un entorno social donde los negros debían estar separados de los blancos
El actor, que cumple hoy 83 años, tuvo una niñez marcada por privaciones y en un entorno social donde los negros debían estar separados de los blancos Fuente: Archivo - Crédito: Fotogramas.es
(0)
1 de junio de 2020  • 17:56

El actor y director estadounidense Morgan Freeman cumple hoy 83 años, y las redes sociales lo convirtieron en tendencia. Héroe y personaje querible en innumerables películas de Hollywood, es imposible resumir su obra en un solo papel de los que tuvo en su extensa trayectoria. Sin embargo, este intérprete mundialmente famoso y hoy coronado de éxito tuvo una infancia dura, atravesada por la pobreza y las injusticias que depara el racismo a un niño afroamericano y de origen humilde.

Freeman nació el 1 de junio de 1937 en Memphis, Tennesse. Sería el cuarto hijo varón de una familia sureña comandada por el matrimonio de la maestra Edna y el peluquero Morgan, que lidiaba con sus problemas de alcohol. Según declaró el propio actor años después, el alcoholismo de su padre "desgarró" a su familia.

Freeman es descendiente de esclavos, y de ahí cree que viene el origen del apellido. "He podido reconstruir el árbol genealógico familiar, y llegué hasta la madre de mi tatarabuela, que era esclava en el estado de Virginia", contó el protagonista de Invictus en una entrevista al periódico Süddeutsche Zeitung, de Alemania, en el año 2011, en ocasión de haber recibido un globo de oro honorífico por su trayectoria artística.

Freeman le asigna el apellido familiar a sus ancestros que fueron esclavos y que recibieron ese nombre al convertirse en hombres libres
Freeman le asigna el apellido familiar a sus ancestros que fueron esclavos y que recibieron ese nombre al convertirse en hombres libres Crédito: Fotogramas.es

"De aquella época viene mi apellido (Hombre Libre), que adoptaron muchos esclavos liberados -señaló Freeman-. Cuando el funcionario preguntó el nombre a mi ancestro, este probablemente haya dicho soy Tom. Y el funcionario le dijo: 'Bueno, ahora eres 'Tom Freeman'".

No siempre había para comer

En aquellos años, la familia del actor no estaba entre las más pobres de Memphis, pero no siempre tenían para comer. Y algo más marcó para siempre al chofer de Conduciendo a Miss Daisy : "Odio las navidades porque en aquellos años siempre eran tristes. No había regalos. A veces ni comida. Aún hoy sigo sin festejar la Navidad".

Con respecto a sus recuerdos infantiles relacionados con racismo, el actor reconoce que "siempre había una especie de tensión en el ambiente". Ellos, aún en su mundo de niños, se enteraban de que quemaban alguna tienda de una persona de su comunidad, o le daban una paliza a algún afroamericano, o que el Ku Klux Klan cometía otro de sus crímenes.

Freeman tuvo una infancia en la que sentía la tensión de los conflictos raciales y donde era fuerte la presencia del Ku Klux Klan
Freeman tuvo una infancia en la que sentía la tensión de los conflictos raciales y donde era fuerte la presencia del Ku Klux Klan Crédito: Fotogramas.es

Freeman padeció en su infancia también muchas mudanzas y tuvo que establecerse por un tiempo con su abuela, en Charleston, Mississipi, lejos de sus padres. Habitó también en otras ciudades y otros estados, hasta que finalmente la familia se instaló en Chicago, Illinois. A pesar de ser un buen estudiante, el niño Morgan repitió el séptimo grado por los repetidos cambios de domicilio.

Fue en Chicago, en su adolescencia, cuando el actor de Sueño de Libertad , entró en contacto por primera vez con jóvenes blancos.

EL actor tuvo una infancia con algunas privaciones y muchs mudanzas entre Tennesse, Mississippi e Ilinois
EL actor tuvo una infancia con algunas privaciones y muchs mudanzas entre Tennesse, Mississippi e Ilinois Crédito: Fotogramas.es

Cuando Morgan se graduó de su escuela, en 1955, se había cumplido el primer año de que la Corte Suprema de Estados Unidos había declarado inconstitucional la segregación racial en las escuelas, que establecía clases y establecimientos específicos para blancos y para negros.

La lucha por la igualdad

"Nuestro mundo se puso patas para arriba -dijo Freeman en la citada entrevista-. De un día para el otro podíamos beber en las mismas fuentes que los blancos, ir a los mismos restaurantes, beber en las mismas fuentes que los blancos".

Aún ante las dificultades de la infancia, el talento del pequeño Morgan ya empezaba a salir a la luz. A los 9 años se subió por primera vez a un escenario en su escuela de Memphis y a los 14 ganó un concurso como el mejor actor joven en Mississipi.

Freeman se comprometió desde joven en la lucha por la igualdad entre todos los seres humanos. Luego de que Rosa Parks, en 1955, se negara a levantarse de su asiento en el colectivo en Alabama -en aquel tiempo el lugar destinado para los negros eran los asientos traseros del colectivo- y que se desencadenaran los movimientos por los derechos civiles de los afroamericanos, el actor tomó partido.

"No me limité a asistir pasivamente. También actué en consecuencia. Después de lo de Rosa Parks, todos empezamos a sentarnos donde queríamos", dijo el actor en la citada entrevista.

Luego de haber cumplido su sueño de triunfar en Hollywood, las ideas de este intérprete ganador del Oscar por la película Millon Dollar Baby continuó abogando por borrar las diferencias entre blancos y negros.

El actor cumple hoy 83 años y se convirtió en tendencia en las redes, en el contexto del crimen de George Floyd y las protestas subsiguientes
El actor cumple hoy 83 años y se convirtió en tendencia en las redes, en el contexto del crimen de George Floyd y las protestas subsiguientes Fuente: Archivo

Por ello, él se considera "estadounidense" y no "afroestadounidense", y por eso en el día de su cumpleaños, los seguidores de las redes sociales lo recordaron con un video del año 2012, en una entrevista en la que Freeman dice que es "ridículo" que se celebre en su país "el mes de la historia negra".

"Yo no quiero un mes de la historia negra. La historia negra es la historia de (Estados Unidos de) América", le dice en el video Freeman a su entrevistador Mike Wallace, del programa de CBS 60 minutos, en el año 2012.

Cuando el entrevistador le pregunta sobre cómo será posible combatir el racismo si se omiten ese tipo de celebraciones, Freeman contesta simplemente: "Dejemos de hablar de eso. Yo no voy a llamarlo a usted hombre blanco y voy a pedirle que deje de llamarme un hombre negro. Yo lo conozco como Mike Wallace y usted me conoce como Morgan Freeman".

El video de Freeman se subió a las redes sociales también en el contexto marcado por el asesinato de George Floyd a manos de la policía en Minneapolis el lunes pasado, y de las protestas y enfrentamientos que encendieron a los EEUU y que aun hoy continúan ocurriendo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.