El negocio de Michael Jackson después de 'Leaving Neverland': ¿demasiado grande para caer?

El documental parecía una bomba, pero no logró hacerle un daño mayor a la carrera póstuma de la estrella pop
El documental parecía una bomba, pero no logró hacerle un daño mayor a la carrera póstuma de la estrella pop Crédito: Gentileza HBO
Jon Blinstein
(0)
19 de marzo de 2019  • 10:04

El documental en dos partes de HBO Leaving Neverland tenía todo para ser una bomba de #MeToo: durante cuatro horas, Wade Robson y James Safechuck, dos ex niños artistas, describen, por momentos con un nivel de detalle intenso, cómo Michael Jackson supuestamente abusó sexualmente de ellos cuando eran niños. Los ratings fueron altos; la prensa alrededor de la película fue mucha; Oprah es co-autora del documental, habiendo entrevistado a Safechuck y Robson; y los herederos de Jackson lanzaron una contraofensiva a todo pulmón, negando las acusaciones, cuestionando la credibilidad de Safechuck y Robson y diciendo que la película "viola todas las normas éticas de la realización de documentales y del periodismo. Es una desgracia".

Pero a casi dos semanas el estreno de Leaving Neverland, la carrera póstuma de Michael Jackson muestra pocas señales de peligro. Leaving Neverland apareció después de Surviving R. Kelly, la docuserie de Lifetime que detalló años de acusaciones de abuso contra R. Kelly, y finalmente llevó a una nueva tanda de cargos criminales, y a la terminación del contrato de años del cantante con RCA. Obviamente, Jackson, fallecido en 2009, no puede recibir cargos criminales (fue absuelto de cargos por abuso de menores en 2005), pero su herencia sigue siendo un negocio gigante.

El año pasado, Sony Entertainment gastó 250 millones de dólares para asegurarse los derechos de distribución de la música de Jackson por siete años más. El sello no declaró nada desde el estreno de Leaving Neverland. En cuanto al merchandising y los derechos de imagen, Jamie Salter, fundadora y CEO de ABG, que maneja las licencias no musicales de los herederos de Jackson y otros artistas muertos, le dijo a Rolling Stone pocos días antes del estreno de Leaving Neverland que no había recibido ninguna llamada de ninguna compañía preocupada.

El trailer del documental que se estrenó el último fin de semana en Argentina

01:49
Video

Cuando le preguntamos acerca de las acusaciones de Robson y Safechuck en la película, Salter respondió: "Cuando estás en la industria del entretenimiento, sabés que hay noticias verdaderas y noticias falsas. Y muchas veces no sabés cuál es la verdadera... Honestamente, es una vieja historia. Toda prensa es buena prensa. Honestamente, no me llamó nadie. Ni un mensaje. Quizás después de que salga. Todo el mundo dice que estos tipos cambiaron sus historias 17 veces. Es difícil creer lo que es verdad y lo que no lo es." (Salter no contestó las llamadas de Rolling Stone tras el estreno del documental).

Mark Geragos, ex abogado de Jackson, quien lo representó durante el juicio por abuso de menores en 2005, también atacó la credibilidad del documental. En la película, hay un clip de Geragos hablando en una conferencia de prensa de 2003, luego del arresto de Jackson, y las imágenes parecen mostrar que Geragos sugiere que los acusadores de Jackson están "buscando dinero". Pero en Twitter, Geragos dijo que la conferencia de prensa era sobre la denuncia de Jackson contra una compañía de aviones privados que fue declarada culpable por haberlos filmado a Jackson y a él durante un vuelo a Santa Bárbara, donde Jackson se entregó a la policía.

Los números de las radios y los servicios de streaming podrían ser un barómetro para el legado de Jackson, y la viabilidad financiera de su herencia. En los días tras el estreno de Leaving Neverland, según Nielsen Music, las apariciones de Jackson en la radio cayeron de 2000 por día a 1500 por día, mientras que varias radios de Nueva Zelanda y Canadá anunciaron que dejarían de pasar su música por completo. Pero, según Nielsen, en los servicios de streaming como Spotify y Apple Music, la música solista de Jackson marcó 16.497.000 escuchas la semana después del estreno del documental, el 3 y el 4 de marzo. Es decir dentro de su típico rango, que va entre 16 y 17 millones de escucha por semana. Además, la música de Jackson sigue estando en varias playlists grandes de Spotify, incluyendo "All Out 80s", que tiene casi 5 millones de seguidores (su playlist específica, "This Is Michael Jackson", tiene más de 1 millón de seguidores).

Un lugar que se ocupó de limpiar la presencia de Jackson es el Children’s Museum of Indianapolis, que retiró un par de guantes icónicos del cantante, además de un sombrero y un póster autografiado. "Cuando descubrís historias nuevas, ves las cosas históricas de otro modo, y después a veces reevaluás lo que es apropiado [exhibir]", dijo el director de colecciones del museo, Chris Carron.

La música de Jackson también cayó en el Staples Center, donde el corresponsal de Los Angeles Lakers para ESPN, Dave McMenamin, señaló que el equipo había reemplazado "Beat It" por "Smells Like Teen Spirit", de Nirvana y "Johnny B. Goode", de Chuck Berry, como banda de sonido para el segmento de "Air Band Cam" en las pantallas gigantes.

Muchas celebridades -entre ellas Ellen DeGeneres, Molly Ringwald y la activista de #MeToo Rose McGowan- han expresado su apoyo hacia Robson y Safechuck, al igual que las músicas Sia y Amanda Palmer, aunque ninguna de ellas mencionó a Jackson por su nombre, y en su lugar compartieron mensajes acerca de creerles a los supervivientes. Por otro lado, T.I., Juice WRLD, Jason DeRulo e Indie.Arie han emitido declaraciones en las redes sociales, o en la prensa, en las que parecían creerle a Michael Jackson.

"No escuchen un solo lado esperando encontrar la verdad", escribió T.I. en Instagram. "Oh, es cierto... Los muertos no hablan. ¿Entonces qué sentido tiene? ¡¿Destruir a otra LEYENDA fuerte negra?!".

Drake supuestamente retiró de su setlist su colaboración póstuma con MJ, "Don’t Matter to Me", cuando retomó su gira Scorpion por Europa este mes, pero hasta ahora no ha declarado nada que explicara esta decisión. (Un representante de Drake se negó a comentar acerca de la decisión del rapero).

Dos de las reprimendas públicas más prominentes fueron de entidades no musicales. El jueves pasado, Louis Vuitton anunció que ya no planea producir varias prendas del show de ropa masculina del diseñador estrella Virgil Abloh de otoño de 2019 inspirado en Jackson. El gigante de la moda dijo que no era consciente de la película ni de sus denuncias cuando estrenó la colección en enero, antes del estreno del documental en Sundance. En una nota reciente en la revista New Yorker, Abloh habló acerca de Jackson como inspiración, y cuando la preguntaron si sabía de Leaving Neverland, respondió que quería enfocarse en "el Michael que yo pensaba que era universalmente aceptado, el buen lado, su costado humanitario".

Tras la decisión de Louis Vuitton de retirar piezas, como un par de guantes blancos brillantes, de su desfile, Abloh dijo: "Soy consciente de que, luego de este documental, el desfile causó reacciones emotivas. Condeno estrictamente toda forma de abuso infantil, violencia o cualquier violación de un derecho humano".

Los productores de Los Simpson, por su parte, decidieron retirar el episodio con Jackson de 1991, "Stark Raving Dad", luego de ver Leaving Neverland. En una entrevista con The Daily Beast, el ex showrunner Al Jean sugirió que Jackson usó su aparición en el programa con propósitos nefastos: "Si ves el episodio, honestamente, parece que el episodio hubiera sido usado por Michael Jackson para algo diferente de lo que queríamos nosotros", dijo Jean. "Para él, no era sólo una comedia, era algo que usó como herramienta... Creo que fue parte de lo que usaba para seducir niños."

En cuanto al público general, las legiones de fans de Jackson lo han defendido ruidosamente en varias oportunidades. Contestaron en manada a las menciones en Twitter de sus detractores públicos, e incluso juntaron fondos para una serie de publicidades que proclaman la inocencia de Jackson y que aparecieron brevemente en colectivos en el Reino Unido.

Pero la oposición también creció. El equipo de activismo Care2, una red social que conecta activistas en todo el mundo, lanzó una petición pidiéndole al Mandalay Bay Hotel and Casino de Las Vegas que retiren su estatua de Michael Jackson y cancelen su show del Cirque du Soleil, "Michael Jackson One". La petición tiene más de 12.000 firmas, pero desde el estreno de Leaving Neverland, "One" siguió exhibiéndose, dos por día, sin interrupciones. Aunque el Cirque du Soleil rechazó el pedido de Rolling Stone de comentar acerca de la venta de entradas, un recorrido rápido en la página del espectáculo muestra que la mayoría de las entradas para las fechas futuras han sido vendidas.

El hecho de que el show del Cirque du Soleil -un programa familiar centrado en los grandes éxitos de Jackson- siga funcionando podría ser una señal positiva para el plan de hacer un musical de Jackson, Don’t Stop ‘Til You Get Enough. En febrero, los herederos de Jackson cancelaron una prueba en Chicago, argumentando que la causa era un problema de fechas debido a una huelga de un actor. Los herederos y su productora asociada, Columbia Live Stage, dijeron que planean llevar el espectáculo directo a Broadway en el verano de 2020.

Sigue siendo posible que Jackson sea demasiado grande para caer: sus fans más leales pueden formar un contingente lo suficientemente grande para mantenerlo a flote, o al menos hasta que desaparezca el shock de Leaving Neverland.

Salter no parecía preocupada por el impacto a largo plazo del documental. "Lo peor sería que me llamara el titular de la licencia para cancelar", dijo. "En ese caso, iríamos a su competidor más cercano y haríamos un contrato con ellos."

Por Jon Blinstein

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.