Ilegales: legendarios, inteligentes y ruidosos

Fuente: LA NACION
Alejandro Lingenti
(0)
14 de junio de 2019  

Ilegales tiene cerca de 40 años de carrera y un estilo difícil de etiquetar. Su líder y cara más visible es el asturiano Jorge Martínez, un hombre temperamental, flaco, alto, calvo y con look bien rocker que dice sentirse orgulloso de esa dificultad que les genera su banda a los que quieren encasillarla. Después de mucho trajinar en su país, esta legendaria banda española se presentará por primera vez en Buenos Aires -este viernes a las 20 en The Roxy (Niceto Vega 5542)-, confiada en el poder de fuego de su último disco, Rebelión. "Son canciones muy rápidas y muy directas. Es difícil decir cosas en poco tiempo -asegura Martínez-. Es más fácil no decir nada, incluso utilizando mucho tiempo", completa este hombre de 64 años que en persona derrocha energía.

Desde su disco debut (Ilegales, de 1982, un catálogo urgente de rock urbano de espíritu punk con distintos matices -ska, new wave-) hasta hoy, el proyecto musical comandado por Martínez ha ido mutando para llegar a su faceta actual, que funcionó muy bien para la operación redescubrimiento: hoy la prensa lo celebra, el público lo acompaña y el trabajo sobra (hubo en los últimos tiempos shows en toda España, en México y Ecuador; ahora se vienen Argentina y Chile).

"Nuestros conciertos son acontecimientos -remarca Martínez-. Le ofertamos al público algo valioso, no un sucedáneo deficiente de lo que ya han visto. Eso es valorado. Hoy me llaman para conferencias en universidades y para que escriba prólogos editoriales como el de España salvaje. Los otros episodios nacionales (N. de la R.: un libro que les ha puesto los pelos de punta a los franquistas). Ilegales vive un muy buen momento". Martínez trasciende la figura del rockero y destila un nivel de análisis y pensamiento por sobre la media.

Las letras de Ilegales -banda que completan Jaime Beláustegui (batería), Willy Vijande (bajo) y Mike Vergara (teclado y guitarra)- suelen disparar polémicas. Y no es para menos: dos de sus canciones más populares se titulan "Heil Hitler!" y "Eres una puta". "Los artistas estamos obligados a trascender la frontera de lo políticamente correcto. Y a usar al humor y la provocación como herramientas -argumenta el cantante y guitarrista del grupo-. Hay muchas bandas con un discurso vacío que pretenden caerle bien a todo el mundo. Nosotros preferimos tener esos enemigos que nadie se atreve a atacar para no desviarse de la corrección política: la gente con una enorme vocación de prohibir". En España compartieron cierta escena y público con La Polla Records, otro ícono del punk español para el que tiene una de cal y una de arena: "Son divertidos, y Evaristo es un tío muy lúcido, muy inteligente -señala-. Pero no me gusta tanto la mala digestión del catecismo comunista que hicieron".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.