srcset

Grandes festivales

Live Aid: a 35 años de la gestación del festival benéfico más trascendente de la historia de la música

Mauro Apicella
(0)
3 de junio de 2019  • 00:01

Feed the World (alimenta al mundo). July 13th 1985, at Wembley Stadium. Esa era la leyenda que aparecía en letras gigantes sobre el escenario del primero de los conciertos de Live Aid . Por una cuestión horaria, comenzó en Londres, en el estadio Wembley de esa ciudad. Un par de horas más tarde comenzó a sonar, en simultáneo, otro escenario, a miles de kilómetros de allí; en Filadelfia, Estados Unidos. Los grandes conciertos no eran novedad a mediados de los ochenta, tampoco las causas humanitarias, pero, sin duda, hubo un antes y un después del festival Live Aid, que comenzó a gestarse hace 35 años.

Los antecedentes del megaevento fueron dos campañas pro África en el Reino Unido y en los Estados Unidos, aquello que hoy podría ser considerado la precuela de Live Aid. Se grabaron dos canciones: "Do They Know It's Christmas?" y "We Are The World".

El punto de partida fue un proyecto del cantante Bob Geldof, luego de ver, en 1984, un informe hecho por el periodista Michael Buerk, para la BBC, referido a la pobreza en Etiopía.

A Geldof se le ocurrió hacer una campaña solidaria. Surgió Band Aid , con músicos ingleses e irlandeses, que grabaron la canción "Do They Know It's Christmas?"

Es Navidad, no hay que tener miedo. En época navideña, dejamos pasar la luz y desterramos la sombra. Y en nuestro mundo de abundancia, podemos difundir una sonrisa de alegría. Lanza tus brazos alrededor del mundo en Navidad. Pero di una oración, ora por los demás. En Navidad, es difícil, pero cuando te diviertes, hay un mundo fuera de tu ventana. Y es un mundo de miedo donde la única agua que fluye es la picadura amarga de las lágrimas. Y las campanas navideñas que suenan allí son las campanas de la fatalidad. Bueno, esta noche, gracias a Dios, son ellos en lugar de ti. Y no habrá nieve en África esta Navidad. El mejor regalo que recibirán este año es la vida, donde nada nunca crece, no llueve ni fluyen ríos ¿Saben que es Navidad? Levanta un vaso para todos. Para ellos, debajo de ese sol ardiente. ¿Saben que es Navidad?

Bob Geldof y Midge Ure, del grupo Ultravox, son los autores de la música y la letra. En la grabación participó una veintena de artistas del pop de aquellos años, agrupados como Band Aid.

Paul Young, Boy George de Culture Club, George Michael, Simon Le Bon de Duran Duran , Sting , Bono , Paul Weller, Chris Cross, Bananarama y Phil Collins , entre muchos otros, fueron parte de la grabación de la canción, que se realizó el 25 de noviembre de 1984, en un estudio de Notting Hill. Cuatro días después se publicó y llegó a las disquerías (tiempo récord de producción en aquella época, cuando ni existían los CD como álbumes de uso comercial masivo). Bob Geldof dijo que cada centavo del single (llegó a ser número 1 en ventas) sería destinado a la causa. El estado británico no quiso resignar el impuesto que le correspondía por cada disco, pero finalmente aceptó y otorgó la exención. Un mes después Boy George le insistió a Geldof para que transformara el proyecto benéfico en un festival.

Somos "el mundo"

Mientras tanto, en los Estados Unidos se gestaba "We Are The World". El proyecto se llamó USA for Africa (United Support of Artists for Africa), y surgió a instancias del cantante Harry Belafonte. Su manager se puso a trabajar en el proyecto y pensó que Hollywood sería el lugar ideal de reunión para la grabación, que finalmente se concretó el 25 de enero de 1985. El director musical fue Quincy Jones, quien acuñó una frase de advertencia para los artistas que aceptaran participar en el proyecto: "Leave your egos at the door (dejen sus egos en la puerta)".

La canción fue escrita por Michael Jackson y Lionel Richie en la casa del astro del pop. Richie varias veces contó la anécdota de cómo escribieron el tema, en medio de los animales exóticos que Jackson tenía en su mansión. Mientras que Band Aid fue un recorte estético con bandas de rock y pop del Reino Unido muy famosas por aquellos años, Usa for Africa reunió a las estrellas del firmamento del rock y el pop norteamericanos, pero también a músicos del country y del soul de generaciones anteriores. De ahí que en el gran coro final del tema se mezclaran Ray Charles con los Hall & Oates, Belafonte con Cindy Lauper, o Kenny Roger y Willy Nelson con The Pointer Sisters, Michael Jackson y Bob Dylan.

Así como quedaron anécdotas de las precuelas (el pedido de Quincy Jones a los artistas, la experiencia selvática de Lionel Richie cuando fue a escribir "We Are The World" a la casa de Michael Jackson, junto al rey del pop) también hubo otras de backstage y de escenario en Live Aid. Uno de los grandes inconvenientes fue la comunicación que se pretendía entre los dos escenarios ubicados a cada lado del Océano Atlántico. Para aquella época, que David Bowie en Londres y Mick Jagger en Filadelfia cantaran un tema juntos era un futuro deseado pero un presente que todavía no otorgaba esas posibilidades tecnológicas para concretarlo.

Hubo desgracias con suerte, porque mientras que Bob Dylan ofrecía "Blowin' In The Wind", acompañado por los stones Keith Richards y Ron Wood, en una versión muy de fogón, se le rompió una cuerda y el bueno de Ron le prestó su guitarra.

Como dato curioso, mientras que varios de los ingleses que participaron en Wembley ya habían formado parte del Band Aid, en el escenario norteamericano no fueron tantos los que grabaron "We Are The World" y terminaron en el show de Filadelfia con conciertos individuales, aunque sí participaron para el cierre de esa noche de sábado, de 1985, unidos como USA for Africa. El tema fue protagonizado por Lionel Richie y Harry Belafonte. En cambio, Michael Jackson no fue parte de la jornada benéfica.

El show de Wembley comenzó con Status Quo y continuó con The Style Council, The Boomtown Rats (la banda de Geldof), Adam Ant, Ultrabox, Spandau Ballet, Elvis Costello, Nik Kershaw, Sade, Sting, Phil Collins, Howard Jones, Bryan Ferry, David Gilmour, Paul Young, U2, Dire Straits, Queen, David Bowie, The Who, Elton John, Paul McCartney y el cierre con Band Aid.

Aunque duró apenas 20 minutos, el show de Queen en Live Aid fue considerado como el mejor concierto de la historia del rock
Aunque duró apenas 20 minutos, el show de Queen en Live Aid fue considerado como el mejor concierto de la historia del rock

En Filadelfia se presentaron Joan Baez, The Hooters, Four Tops, Billy Ocean, Black Sabbath, Rick Springfield, REO Speedwagon, Crosby, Stills, Nash & Young, Judas Priest, Bryan Adams, The Beach Boys, George Thorogood and the Destroyers, Simple Minds, Pretenders, Carlos Santana con Pat Metheny, Ashford & Simpson, Madonna, Tom Petty, Kenny Loggins, The Cars, Neil Young, The Power Station, Thompson Twins, Eric Clapton, Phil Collins, Led Zeppelin, Duran Duran, Patti LaBelle, Hall & Oates, The Rolling Stones (no como banda sino en temas compartidos), Tina Turner, Bob Dylan y otros que participaron en el proyecto USA for Africa.

Uno de los hechos que llamó la atención del público y la prensa fue que mientras sonaba el tema "Bad", de U2, en Wembley, Bono invitó al escenario a una chica para bailar. Pero como tardaba en llegar por la cantidad de público, fue él mismo a buscarla.

Para estar en los dos conciertos, apenas terminó de tocar en Londres, Phil Collins subió a un avión Concorde que lo llevó a los Estados Unidos. El plan (que se cumplió) era llegar al escenario J. F. Kennedy de Filadelfia para tocar con Eric Clapton y Led Zeppelin.

Uno de los momentos más esperados del concierto norteamericano fue la reunión de Jimmy Page, Robert Plant y John Paul Jones (ya sin John Bonham, que había muerto cinco años atrás, hecho que provocó la disolución de Led Zeppelin). Para el reencuentro convocaron a dos bateristas, Tony Thompson y Phil Collins, y al bajista Paul Martinez. Lo llamativo fue que esa actuación no forma parte de la edición oficial en DVD que tiempo después se editó con los dos festivales simultáneos. La compilación en 10 horas de un material total de 16 horas dejó afuera al show, tal vez porque no fue una performance satisfactoria para los músicos ni para el público. Sin embargo, hoy están disponibles en internet los tres temas que tocaron:"Rock and Roll", "Wole Lotta Love" y "Stairway to Heaven".

Hubo muchos cruces en esas 16 horas de música, aunque cada grupo no tuviera más de tres o cuatro temas en su set. Sting cantó "Money for Nothing" con Dire Straits y el Roxy Music Bryan Ferry fue acompañado por el guitarrista de Pink Floyd David Gilmour en el tema " Slave to Love".

Para los que estuvieron allí, para los que lo vieron por televisión, hubo conciertos memorables como el de Queen. Para una de las biografías escritas sobre Freddie Mercury , uno de los asistentes de Queen dijo que la banda había estado ensayando ese concierto de 20 minutos durante una semana entera en un teatro londinense. Tal vez eso fuera lo que marcó la diferencia con otro tipo de actuaciones.

Y aunque a veces con el paso de los años quede impreso en la memoria del público el hecho artístico mucho más que la consigna que lo generó, hubo algunos detalles que son relevantes. Queen comenzó su set a las 6.41 pm. Incluyó temas como "Bohemian Rhapsody", "Radio Ga Ga", "Ay Oh!", "Hammer To Fall", "Crazy Little Thing Called Love", "We Will Rock You" y "We Are The Champions". Un par de horas después, Mercury y el guitarrista Brian May volvieron al escenario para una versión acústica de "Is This The World We Created...?" Esa canción que, justamente, dice:

"Basta con mirar todas esas bocas hambrientas que tenemos que alimentar. Echa un vistazo a todo el sufrimiento que engendramos. Tantas caras solitarias esparcidas por todos lados. Buscando lo que necesitan ¿Es este el mundo que creamos? ¿Para qué lo hicimos? ¿Es este el mundo que invadimos?"

Live Aid fue la mejor manera que Bob Geldof y Midge Ure encontraron para reaccionar ante una realidad, y el modo como muchos otros músicos decidieron acompañarlos. No erradicó la hambruna de Etiopía, ni fue una campaña realmente efectiva vista hoy, desde este siglo XXI; por más concientización que haya en un pueblo las decisiones políticas son fundamentales y siempre están en manos de los gobernantes. De hecho, se sospecha que parte de la ayuda económica fue utilizada para comprar armas, porque llegó directamente al gobierno etíope de aquellos años, que por entonces contaba con sanguinarios personajes como Mengistu Haile Mariam.

Live Aid permitió recaudar unas 150 millones de libras esterlinas y resultó una manera de visibilizar el problema ante las más de 72.000 personas del concierto de Londres, más de 100.000 en el de Filadelfia, y entre 1500 y 1900 millones de televidentes que vieron el festival desde sus pantallas, en 72 países.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.