Para descubrir y redescubrir a Mariano Mores en ocho tangos eternos

Mariano Mores fue uno de los más grandes melodistas del tango
Mariano Mores fue uno de los más grandes melodistas del tango Fuente: EFE - Crédito: Leo La Valle
Mauro Apicella
(0)
26 de junio de 2020  • 18:55

Mariano Mores fue uno de los mayores melodistas del tango (y de la música popular argentina en general). Murió en abril de 2016, a los 98 años. Lo sobrevivieron sus canciones, esas que se silbaron en tantas calles porteñas.

"Cuartito azul"

Fue su primer gran éxito. Y tiene el plus de haber sido autobiográfico porque el título refiere a la habitación de una pensión donde vivió cuando era joven. El tango, que lleva letra de Mario Battistella, fue estrenado en 1939 por Ignacio Corsini. Cuenta la evocación de Mores luego de haber dejado aquel cuartito azul. Allí había llegado para estar cerca de la casa de su novia Myrna, quien luego fue su esposa.

"Gricel"

"No debí pensar jamás en lograr tu corazón y sin embargo te busqué hasta que un día te encontré y con mis besos te aturdí sin importarme que eras buena". Cuanta pasión en los versos de esta letra que José María Contursi escribió en 1942. Claro, hablaban de si mismo. De una relación prohibida (la que mantuvo con Susana Gricel Viganó) que luego de muchos años fue más fuerte e incluso se legalizó con el casamiento. La música es una de las joyas de Mores. Hasta Luis Alberto Spinetta hizo una versión.

"En esta tarde gris"

Está ligada a Gricel. José María Contursi la escribió un año antes, en 1941. Se puede suponer, ya desde el comienzo, que sus palabras están dedicadas a la misma persona: "Qué ganas de llorar en esta tarde gris. En su repiquetear la lluvia habla de ti. Remordimiento de saber que por mi culpa, nunca, vida, nunca te veré". Y la música de Mariano Mores es la mejor amalgama para ese sentimiento tan profundo del letrista.

"Cristal"

El tango no solo dio grandes "binomios" de cantores y orquestas. También hubo inspirados binomios de letristas y compositores. José María Contursi y Mariano Mores fue uno de ellos. En 1944, luego de éxitos como "En esta tarde gris" y "Gricel" estrenaron "Cristal", "Más frágil que el cristal fue mi amor junto a ti. Cristal tu corazón, tu mirar, tu reír".

Cristal, uno de los grandes tangos que Mariano Mores escribió con José María Contursi
Cristal, uno de los grandes tangos que Mariano Mores escribió con José María Contursi

Las melodías de Mores también acompañaron la reflexión sobre el ser y su existencia. El gran poeta en ese rubro fue Enrique Santos Discépolo. Con él escribió dos tangos que son ineludibles al momento de armar un cancionero esencial con la música de Buenos Aires:"Uno" y "Cafetín de Buenos Aires".

Enrique Santos Discépolo y Mariano Mores: juntos escribieron tangos emblemáticos como "Uno" y "Cafetín de Buenos Aires"
Enrique Santos Discépolo y Mariano Mores: juntos escribieron tangos emblemáticos como "Uno" y "Cafetín de Buenos Aires"

"El firulete"

Las milongas también fueron otra especialidad de Mariano Mores. "El firulete" tuvo un doble destino. Por un lado, convertirse en un éxito, en la voz de Julio Sosa, a más de una década de haber sido estrenado. Por otro, ser parte de esa resistencia tanguera que ya en 1953 sentía el embate de la música extranjera. La letra, escrita por Rodolfo Taboada, dice: "¿Quién fue el raro bicho que te ha dicho, che pebete, que pasó el tiempo del firulete? Por más que ronquen los merengues y las congas, siempre fue tiempo para milonga".

Francisco Canaro, Diana Maggi, Juan DArienzo y Mariano Mores, en la promoción de "La voz de mi ciudad"; uno de los proyectos compartidos por Mores y Canaro
Francisco Canaro, Diana Maggi, Juan DArienzo y Mariano Mores, en la promoción de "La voz de mi ciudad"; uno de los proyectos compartidos por Mores y Canaro

"Adiós pampa mía"

En el registro de este tema, de 1943, figura que fue escrito por Mariano Mores y Francisco Canaro, con letra de Ivo Pelay. Fue incluido en el espectáculo El Tango en París, que se presentó en el Teatro Alvear, en Buenos Aires, producido por Canaro. En la década anterior Canaro fue una especie de padrino artístico de Mores. Estos dos datos servirán para avalar la explicación que Mores dio sobre esta pieza: "La música de 'Adiós Pampa' mía la compuse yo solo. La firmamos y registramos juntos, Canaro y yo, como parte de un convenio que era común entre los autores, en esa época. Del mismo modo, firmamos juntos algún tango que en realidad había escrito solo Canaro, como 'Niebla', y no tuvo la suerte extraordinaria del mío".

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.