Por qué tenés que escuchar la edición 50° aniversario del Álbum Blanco

El Box Set de ‘The Beatles’ agrega demos hasta ahora inéditos a una nueva mezcla del clásico disco doble
El Box Set de ‘The Beatles’ agrega demos hasta ahora inéditos a una nueva mezcla del clásico disco doble Crédito: Michael Ochs Archives/Getty Images
David Fricke
(0)
21 de noviembre de 2018  • 15:25

The Beatles - Super Deluxe Edition

The Beatles/5 estrellas

A fines de mayo de 1968, los Beatles se reunieron en la casa de campo del guitarrista George Harrison con un conjunto extraordinario de material crudo para su siguiente disco. Los llamados "demos de Esher" -27 canciones grabadas en la máquina de cuatro canales de Harrison- eran al mismo tiempo escuetas y plenas, huellas acústicas solistas pero que ya contaban con adornos emblemáticos: voces en dos canales; la guitarra arpegiada estilo lluvia de John Lennon en "Dear Prudence"; el futuro solo de guitarra de "Back in the U.S.S.R." tarareado por Paul McCartney.

Ya había pruebas de un exceso de tensión y de distancia: los ritmos cansinos y el cinismo agresivo de Lennon ("Revolution", "Yer Blues"); el decidido optimismo de McCartney ("Blackbird"), y su alegría casi de motín ("Ob-La-Di, Ob-La-Da"). En el boceto de "While My Guitar Gently Weeps", Harrison censuró intencionadamente a sus compañeros, cantando "Los problemas que sembrás son los que cosechás". En la versión final, abandonó el verso. Pero su desaliento permaneció en la canción.

Esas grabaciones, editadas en su totalidad por primera vez, son la revelación dominante de la expansión por el 50 aniversario de The Beatles. Con 30 temas en dos LPs, y llamado "el Album Blanco" debido a la tapa vacía, fue el disco más largo, ecléctico y emocionalmente directo del grupo: un reconocimiento de los nervios crispados y los vínculos perturbados a través de un zigzag entre rock de garage, baladas delicadas, furia de proto-metal, bromas de country y experimentos radicales. La edición "Super Deluxe" de The Beatles tiene aún más. Además de los demos y una nueva mezcla del disco supervisada por Giles Martin, hijo del fallecido productor George Martin, hay 50 tracks de los temas en proceso -versiones descartadas y bocetos; caminos no elegidos y canciones abandonadas- durante el verano y el otoño de 1968.

Pero las cintas de Esher son un disco profundo en sí mismas. Hay letras incompletas y partes que faltan; "Glass Onion", de Lennon es una única estrofa repetida. Pero es una imagen sin precedentes de la base de las composiciones, al igual que las dificultades y los conflictos que había en ese botín: la muerte del manager Brian Epstein en 1967; el lanzamiento caótico de Apple Corps.; la desilusión del reciente viaje de los Beatles a la India. Lennon ataca al Maharishi ("Sexy Sadie"); también está agotado, al punto de rogar ("I’m So Tired"). McCartney encuentra alivio en lo cursi ("Honey Pie"). Harrison parece fuerte pero frustrado. Sus canciones en los Esher, "Circles" y "Not Guilty", tuvieron que esperar hasta sus discos solistas.

Los temas descartados varían en su impacto. Una "Helter Skelter" de 12 minutos no es el festival de ruido que yo esperaba, sino un groove sólido, con McCartney liderando una zapada de blues estilo Beatles. Los mínimas diferencias entre dos versiones de la añoranza de Lennon por su madre, "Julia", son elocuentes; en la segunda vuelta, la voz se apoya más naturalmente sobre la guitarra. Una sencilla "Good Night" alternativa es un shock maravilloso: la voz de entre casa de Ringo Starr cubierta de armonías firmes lo acerca a The Band, y a una formación estilo Byrds. Y no teman por el disco original: la mezcla de Giles agrega profundidad y detalle sin traicionar el balance hecho en 1968, como en el nuevo contraste que se oye entre la melancolía y el tumulto de "Long, Long, Long" de Harrison.

The Beatles es ahora considerado como el disco en el que empezaron a separarse. Pero el título tenía sabiduría: un autorretrato de una banda en desacuerdo, pero apoyando todos juntos a cada compositor, y tocaron como siempre lo hicieron: al servicio de la canción.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.