Priscilla Presley: “La gente va a sentir que está viendo a Elvis”

Priscilla Presley será la maestra de ceremonias del espectáculo Elvis Live in Concert, esta noche en el Luna Park
Priscilla Presley será la maestra de ceremonias del espectáculo Elvis Live in Concert, esta noche en el Luna Park Crédito: Paul Sanders
Cecilia Martínez
(0)
26 de abril de 2018  • 00:10

A 40 años de su muerte, la voz de Elvis Presley (1935-1977) sonará esta noche en el Luna Park. Las canciones que han enamorado a generaciones enteras llenarán el estadio gracias a un espectáculo único, Elvis: Live in Concert, que ha recorrido el mundo y que presenta imágenes del gran icono de la música, de sus shows en Las Vegas y Hawai del año 68, con remasterizaciones de su voz y con una orquesta filarmónica interpretando en vivo cada uno de los clásicos.

La iniciativa, así como un nuevo documental producido por HBO y que incluye testimonios de figuras como Tom Petty o Bruce Springsteen, permite seguir develando secretos e intimidades de la carrera y la vida del artista.

El show será presentado por quien fue uno de los grandes amores de "El Rey del Rock", Priscilla Presley (72), con quien estuvo casado entre 1967 y 1973 y compartió la paternidad de Lisa Marie Presley y una de las personas que encabezan el proyecto. Priscilla , actriz y empresaria, compartirá con el público anécdotas y facetas desconocidas del ídolo que revolucionó al público con su voz y performances en los 50. "Con este espectáculo, la gente que no lo vio puede experimentar lo que fue Elvis; se lo ve cantando como si estuviera vivo", dice esta mujer de voz pausada y los ojos claros sobre los que Elvis posó su mirada.

–¿Cómo surgió la idea de un espectáculo con este formato?

–El show está inspirado en los dos álbumes que se grabaron con remasterizaciones de la voz de Elvis junto a la Royal Philharmonic Orchestra, If I Can Dream (2015) y The Wonder of You (2016). El productor Don Reedman me preguntó qué me parecía la idea y le dije que sería fantástico, que Elvis lo haría sin dudarlo si estuviera vivo. Se presentó la idea a Sony y la rechazaron tres veces, porque no les convencía mucho, pero teníamos que hacerlo. Sony dijo que tendría que organizar reuniones en Europa para hablarlo con una empresa más grande y, finalmente, tres meses después, dijo: "vamos a intentarlo. Yo dije que lo apoyaría al cien por ciento, porque es algo en lo que creo, aunque estaba arriesgándome porque no quería que la gente pensara que estaba cambiando la música, lo cual no ocurriría, ya que la música está ahí. El tamaño de la orquesta era lo que iba a marcar las sensaciones. Así que me arriesgué. El primer disco salió y alcanzó el triple platino. Y, como a la gente le gustó muchísimo, sacamos el segundo álbum al año siguiente, The Wonder of You (2016), que también alcanzó el triple platino. El concepto del tour está inspirado en estos dos álbumes. Hay imágenes de Elvis sobre el escenario en Las Vegas, con sus bandas TCB Band, The Sweet Inspirations, una orquesta de 16 músicos, The Imperials, The Stamps… No falta nadie. Él adoraba el sonido de toda esta música en vivo. Y en el escenario se lo ve cantando como si estuviera vivo; la gente se queda totalmente cautivada, no logra sacarle la mirada.

Elvis en vivo en concierto

00:30
Video

–¿Por qué consideras que a Elvis le hubiese gustado un show de estas características?

–Creo que le hubiese gustado en absoluto porque su sueño era cantar junto a una orquesta completa y ésta es una orquesta de 52 músicos. ¿Y sabes por qué? Porque Elvis fue mucho más que solo rock and roll; Elvis fue realmente una mezcla de muchos tipos de música: blues, country, gospel, bluegrass. Él combinaba todo eso en sus canciones y él amaba la música clásica también, la ópera, Mario Lanza, Mozart, Brahms… Todos formaban parte de su colección privada. Y la orquesta es algo que él quería hacer y fue muy inspirador para mí continuar y tratar de llevar esto adelante, de conservar su ADN en cualquier cosa que hiciéramos.

–En el imaginario popular se recuerda a Elvis, además de por su voz, por su característica forma de bailar y de moverse sobre el escenario. ¿Le gustaba innovar en los directos?

–Sí, hacía lo que sentía; era espontáneo, no seguía un guión. Elvis sentía la música, la vivía en todo lo que hacía. Lo veías en el escenario jugando un poco y haciendo algún movimiento porque sabía que las chicas empezarían a gritar, provocaba al público porque sabía que querían verlo moverse. Él expresaba sus sentimientos a través de la música. No lo hacía a propósito, era lo que sentía y la sincronización era perfecta, lo que sentía cuando cantaba u oía la batería y otros sonidos.

–¿Crees que se lo podría comparar con alguien en la actualidad en relación a la energía que transmitía en sus shows?

–Es una pregunta difícil, porque no veo a la gente cuando toca comparándola con él, hay muchos buenos intérpretes. Creo que Bruno Mars es fabuloso, Beyonce, Justin Timberlake; pero creo que Elvis está en una categoría aparte y exclusiva de él, y creo que muchos artistas están inspirados en Elvis Presley, muchos. Bruce Springsteen; Tom Petty; Robert Plant, , Adam Lambert… Todos los artistas con los que hablé se inspiraron en él. Elvis era único y reconocen que parte de su identidad como músicos se la deben a Elvis.

–¿Qué cosas has valorado más de su persona y de Elvis como artista?

–Como artista, valoro su sabiduría y que hacía canciones que le gustaban, que sentía. Era brillante. Nunca recibió el reconocimiento que merecía por gran parte de las canciones que hizo y las canciones que eligió y nunca se lo reconoció por producir sus canciones. Aprendí mucho al verlo producir. Me parecía fascinante y me inspiró muchísimo que supiera tanto. Y, como persona, Elvis era muy divertido, tenía un gran sentido del humor; cuando se implicaba en algo, se entregaba a ello, era muy perfeccionista y muy profesional. Era muy puntual, jamás llegaba tarde. También era muy amable con todo el mundo y la gente se sorprendía. Era genuino. Lo criaron de esa manera y nunca lo olvidó.

–¿Hay alguna de sus canciones que sea tu favorita?

–Sí, "How Great Thou Art", porque la canta de una forma muy hermosa, desde el corazón; le gustaba perderse en esa canción y amaba escuchar a otros músicos cantar algunas partes, se quedaba escuchando con veneración. Es una hermosa pieza que se incluye en el repertorio del show de esta noche.

–¿Recordás el día en que lo conociste?

–Por supuesto, ¿cómo iba a olvidarlo? Yo era una joven muy tímida, nunca había conocido a una persona famosa y, cuando lo conocí, sentí mucha timidez, pero fue él quien se acercó y me habló y me hizo sentir cómoda, cantando y tocando el piano para mí, intentado hacerme sonreír y reír. Fue una noche muy especial y pensé que no lo volvería a ver, pero…

–¿Te gusta oír la leyenda de que Elvis está vivo?

–Evidentemente, yo sé muy bien que él no está vivo, y sencillamente creo que la gente lo quisiera vivo y que no quiere creer que murió y se inventan historias locas de que vive en el piso superior de Graceland. Las conozco todas. A la gente le cuesta mucho aceptarlo.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.