Santiago Motorizado habla de los shows de Él Mató en Vorterix y su disco solista

Él Mató a Un Policía Motorizado abre hoy una serie de tres fechas. El cantante promete listas de temas diferentes para cada noche. "Es una celebración de varios días", dice
Él Mató a Un Policía Motorizado abre hoy una serie de tres fechas. El cantante promete listas de temas diferentes para cada noche. "Es una celebración de varios días", dice Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez
Manuel Buscalia
(0)
16 de mayo de 2019  • 10:47

"Tocar varios días seguidos en el mismo lugar tiene algo especial, incluso como público vi shows de bandas que me gustan mucho dos noches seguidas y pasan varias cosas", dice Santiago Motorizado sobre la serie de tres fechas que Él Mató a Un Policía Motorizado abre en Vorterix hoy, el viernes y el sábado. "Primero que las listas son diferentes y segundo, te queda un mejor recuerdo. Es una gran celebración de varios días".

Estas presentaciones del grupo son una previa a su nueva gira internacional que los llevará a México, Europa -tocarán en el Primavera Sound de Barcelona con los españoles Amaia, Jota y Manu Ferrón- y Nueva York, en donde serán parte de la primera edición del Cosquín Rock en Estados Unidos. "A nosotros nos encanta viajar. Hay que aprovechar estas oportunidades que te da la aventura loca de tener una banda y poder disfrutarlo. Ver las cosas que se generan afuera, tan lejos de casa y los intercambios tan intensos.

Estuviste trabajando como productor en el primer disco de Amaia, algo que hasta ahora no habías hecho. ¿Cómo terminaste en ese rol?

A principio de año estuvimos en Barcelona dándole forma al disco. Me convocaron para la parte de composición. Ella empezaba a dedicarse a la música y cuesta aflojar en los primeros pasos, pero tiene mucho talento, toca el piano y canta increíble. Eso también fue algo nuevo para mí, en Él Mató hago solo las letras, se las muestro a los chicos pero nunca comparto ese espacio por mi forma de ser y mi timidez. Pero me fui contento. A partir de eso me ofrecieron producirlo y ahora estamos mezclando en el estudio de Eduardo Bergallo.

Hay muchas canciones, tuyas solista y con la banda, que todavía no se publicaron ¿Qué pensás hacer con todo ese material?

Canciones acumuladas tengo un montón. En algún momento estaría bueno empezar a desarrollarlas con el grupo. La verdad es que tardamos tanto en grabar el disco anterior que lo seguimos disfrutando, no nos apuramos. Entendemos que un poco te llega esa presión de que pasó 2017, 2018 y que ya es momento de algo nuevo, pero hay que cargar esas energías para hacerlo de la mejor manera. Este año vamos a mostrar algunos temas de la sesión de La Síntesis O'Konor [editado en 2017] que no quedaron. En un momento íbamos a poner todas las canciones en el disco pero decidimos que, para seguir un estándar, entre en el tiempo que dura un vinilo.

¿Y los temas de tu disco solista?

Empecé a grabarlo antes de arrancar con La Síntesis.... Siempre lo mío solista lo dejo para cuando hay huecos con la banda que es lo principal para mí. Pero soy inquieto y me gusta hacer otras cosas también. No lo terminé, lo tengo re colgado. Están grabadas las bases y la instrumentación, falta agregar detalles y cosas. No hay nombre ni nada visual, pero me gustaría meterle en lo que queda del año. Son canciones que ya vengo tocando en vivo y tienen su recorrida. Quiero cerrar esta etapa para empezar a pensar cosas nuevas.

Con tantos proyectos cada vez te queda menos tiempo libre ¿Hay lugar para la PlayStation o ya la abandonaste?

Tiempo para la play no. La verdad me pone mal porque es algo que me divierte. Estuve a full con el disco de Amaia y en paralelo estoy haciendo la música de una película que se llama La muerte no existe y el amor tampoco, basado en la novela Agosto de Romina Paula. La verdad está buenísima y fue un desafío hacer música de una peli. Falta terminar pero va muy bien.

Con respecto a los videojuegos, del GTA San Andreas y el Pro Evolution Soccer mucho no me sacan. Pero nunca pude terminar el GTA. Tenía el orgullo de haber ganado todos, de haberlos dado vuelta como se decía antes ¿Se sigue diciendo eso? (risas) Y este último, el cinco, no pude, pero tengo la esperanza de hacerlo antes de que salga el nuevo.

¿Tenés algún placer culposo con respecto a la música? Algún artista que te encante pero te avergüence decirlo.

Placer culposo no, cuando era chico sentía culpa en ese sentido, pero ahora lo que me gusta me gusta. Podría nombrarte canciones sueltas de Cristian Castro, pero no siento ninguna culpa, algunas son obras maestras. Y después me gusta mucho Alejandro Sanz, que es algo medio inesperado cuando lo cuento. Es muy de otro palo, pero es un genio de la canción. Me gustan muchos temas aunque no identifico tanto los discos. La obra maestra de Cristian Castro es "No podrás". "No podrás olvidar, que te ameee" (canta). Y de Sanz la primera que conocí es "Corazón partío", que es como el máximo hit de él. Pero después me gustan los de esa época como "Amiga mía", "Aquello que me diste" o una más reciente con Shakira, "Te lo agradezco pero no". Temazo.

Empezaron el año tocando en un horario central del Cosquín Rock, un festival que si bien se abrió a nuevos géneros, no tiene mucho que ver con el estilo del grupo ¿Cómo ves eso?

Muy loco. Lo sentimos con el correr de los años y el contacto. Te cruzás con músicos que por ahí vos esperás que no te conozcan o que no les gustes y siempre recibimos un montón de cariño. El año pasado, el chico de Los Gardelitos, Eli, se acercó y dijo que era muy fan, un capo. En esta edición estuvimos con los chicos de Perras on the Beach y Usted Señálemelo que recién nos estamos conociendo. Y con Dárgelos, que estuvimos charlando un par de cosas. Le pedí unos consejos. Tenemos un amigo en común que es Fabián Casas, el escritor, y lo venía jodiendo por medio de él. "Preguntale a Dárgelos esto y esto", le decía. Lo crucé y le pedí perdón por hincharle las bolas por medio de Casas y me dijo que le pregunté directamente yo la próxima. Esas cosas están buenas. Uno arranca y piensa que está aparte.

En la situación económica actual, cada vez se le hace más difícil seguir una banda con el camino de la independencia ¿Qué pensás de este panorama?

Lo hablábamos con los chicos. Tenemos que agradecer que a pesar de la crisis la gente hace el esfuerzo. Vinieron cinco mil personas al Tecnópolis que hicimos, nuestro show más grande. Cuesta un montón, no hay guita. Subieron las tarifas, los impuestos. La inflación no para, es un desastre económico y eso no deja margen. Es terrible porque el contacto con la cultura, el arte, ese descanso de la rutina es muy importante para la cabeza de cualquiera y para un amante de la música privarse de eso tan central en la vida de uno es muy difícil. Cuesta vender entradas, armar un proyecto que se pueda sostener y es una mierda. Ojalá que eso cambie. Pedimos lo básico, que la gente pueda comer, tener una casa, pagar sus impuestos, y tener margen para poder ir a recitales, cine, teatro, viajar. Nutrirse de esa parte cultural que es tan importante para poder vivir.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.