Netflix: en The Politician, las emociones desbordadas y las frías ambiciones luchan por el centro de la escena

Gwyneth Paltrow y Ben Platt, en una escena de la primera serie de Ryan Murphy para Netflix, The Politician, que seguirá la carrera de su personaje central desde el secundario hasta la presidencia de los Estados Unidos
Gwyneth Paltrow y Ben Platt, en una escena de la primera serie de Ryan Murphy para Netflix, The Politician, que seguirá la carrera de su personaje central desde el secundario hasta la presidencia de los Estados Unidos
Paula Vázquez Prieto
(0)
3 de octubre de 2019  • 15:09

The Politician (Estados Unidos/2019). Creadores: Ryan Murphy, Brad Falchuk, Ian Brennan. Elenco: Ben Platt, Lucy Boynton, Zoey Deutch, Gwyneth Paltrow, Jessica Lange, David Corenswet, Julia Schlaepfer, Laura Dreyfuss, Theo Germaine. Disponible en: Netflix. Nuestra opinión: buena.

La nueva serie de Ryan Murphy para Netflix resulta tan heredera de los grandes hallazgos del exitoso showrunner como de sus más sonados traspiés. Cuenta la historia de un joven ambicioso que en la primera escena ya nos afirma su única convicción, que será presidente de los Estados Unidos. Lo curioso no es que solo tenga 18 años y lo afirme en el contexto de una entrevista para ingresar a Harvard, sino que esa certeza esté presente en su vida desde que tenía apenas siete años de edad. "Hoy no parece imposible que cualquiera pueda llegar a la presidencia". La respuesta de su entrevistador se hace clara a la luz del presente, con Trump en la Casa Blanca, y se convierte en el primero de los evidentes comentarios políticos que Murphy desliza sobre la actualidad.

Trailer de The Politician - Fuente: Netflix

02:31
Video

Ese juego entre ambiciones y obstáculos, entre un personaje cuyos deseos trascienden limitaciones y un mundo lleno de confinamientos, ha sido una constante en las ficciones de Murphy, desde Popular a Nip/Tuck, desde Glee a American Horror Story. Sin embargo, lo que sucedía en sus mejores creaciones era que esos personajes de proporciones míticas, que agrietaban hasta el marco de la pantalla, sabían lo que querían y no paraban hasta conseguirlo. Payne (Ben Platt), en cambio, es pura representación. Todo en su vida es falso, desde su origen pobre transformado en millonario, hasta su empatía con los débiles, sus encendidos discursos, sus ideales más nobles. ¿Qué hay detrás de ese deseo de llegar a la cima del poder? ¿Un misterio insondable? ¿Un enigma sin resolución? ¿O simplemente la nada? Eso que podría haber sido ambiguo, por momentos resulta vacío y absorbido por la frivolidad.

Uno de los problemas de esa vacuidad está en el tono. The Politician tiene claros ecos a la comedia de Wes Anderson, y hasta recoge las interpretaciones de Bob Balaban y Gwyneth Paltrow en ese universo extrañado. Sin embargo, el espíritu de Murphy es el de los sentimientos expuestos, los desbordes melodramáticos. Por ello, The Politician se parece a la Peyton Place (conocida aquí como Pueblo chico, infierno grande) de Lana Turner filmada por los hermanos Coen. Esa California de privilegios y colores pastel está habitada por personajes delineados sobre la impostura y el exceso -allí está la gloriosa Jessica Lange-, que conviven con otros al borde de la afasia, incapaces de conducir la tragedia que Murphy delinea bajo la superficie.

"Finge hasta conseguirlo" parece ser el mantra de Payton. Por suerte esa estrategia de moldear su personalidad sobre las consignas que llevaron a los célebres presidentes al triunfo, consigue agrietarse en ocasiones -las conversaciones con su madre, el enamoramiento de su competidor-, momentos en los que el talentoso Ben Platt complejiza a un personaje que parecía solo encarnar grandes declaraciones.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.