Outlander: cerró su tercera temporada con un final feliz, pero después de mucho sufrimiento