Bruce Springsteen, una vida de terapia para ahuyentar sus fantasmas y su dolor