La emoción de Carmen Barbieri por el alta de su hijo, Fede Bal: "Yo no creía en los milagros y esto lo fue"

"Yo no creía en los milagros y esto lo fue", le dijo Carmen Barbieri a Los ángeles de la mañana
"Yo no creía en los milagros y esto lo fue", le dijo Carmen Barbieri a Los ángeles de la mañana Fuente: Archivo
(0)
20 de julio de 2020  • 18:35

La semana pasada todos nos emocionamos al ver la reacción de Carmen Barbieri al enterarse de que su hijo Fede Bal estaba curado de su cáncer de colón. Este lunes, la capocómica habló con Los ángeles de la mañana y confesó lo que sintió al escuchar la buena noticia: "Yo no creía en los milagros y esto lo fue".

Ver esta publicación en Instagram

Hola! Quería contarles con mucha emoción las buenas nuevas. Mis últimos estudios muestran que ya no está el tumor que tenía en el intestino. Quiere decir q el tratamiento funcionó, y q soy parte de ese preciado 30% de probabilidades de curarme sin operarme. Resumiendo: ME CURE. Elegí unas fotos que describen perfecto lo que fue mi recuperación, me pareció importante compartirlas con ustedes que tanto me ayudaron y acompañaron del otro lado. Una suerte de paso a paso, que algún día podré explayarme mejor. Ahí va. Foto 1: súper emocionado de compartir esto con ustedes Foto 2: lo importante de confiar en un grupo de especialistas, y creer en la medicina, y ser el mejor alumno a la hora de hacer los tratamientos. Esta foto la sacamos el día q me contaron todo el procedimiento al q me iba a someter (Huertas, O'Connor, Chacón, Bruno) Foto 3: disfrutar las pequeñas cosas, encontrar placer no siempre en lo extraordinario, la felicidad está ahí en esos pequeños momentos como darle amor a una planta, o a tu perro. Foto 4: abrazar a tus padres, contenerlos lo más q puedas (casi siempre son los q más sufren). Esto fue hace unas horas cuando le conté q me había curado. Foto 5: el es Fernando, el técnico de radioterapia, que por casi dos meses nos vimos todos los días, y con su dulzura y buena energía me daba aliento en los días más oscuros. Foto 6: tener este grupo de amigos del carajo! Acá fue un asado donde los reuní cuando todo esto comenzó y les conté de mi enfermedad. Me parece q ahí está el primer paso a la sanacion: pedir ayuda y contarle a tu gente la verdad, y hablarles de esa necesidad de contención. No sentir q todo podes hacerlo solo (cosa que siempre senti) Foto 7: sofi y yo. Dejarte cuidar. Dejarte abrazar. El amor como pilar (continúa...)

Una publicación compartida de Federico Bal (@balfederico) el

Vía skype y con una sonrisa que hace tiempo no se le ve, Barbieri revivió con lujo de detalles ese gran momento en que recibió la noticia. "Me llamó, me dijo que pasaba a saludarme detrás del vidrio y cuando bajé me dijo que estaba curado. No sabía que Sofía me estaba filmando. Casi me desmayo", comentó la actriz que al principio no creía que fuera verdad.

Tras confesar que se emociona cada vez que ve el video, agregó: "Esa noche no dormimos, todo el tiempo nos mandamos mensajes con Fede. Al otro día sentía que me había pasado un tren por encima".

Mientras recordaba lo difícil que fue enterarse de que su hijo estaba enfermo, Carmen advirtió que su recuperación fue un milagro. "Fue difícil, hacía dos meses que había muerto su papá. Imagínense lo que es saber que tu hijo tiene cáncer. Encima en un lugar muy malo, donde no se podía operar. De diez personas, sólo tres zafan de la operación. Muy pocas veces pasa lo que pasó con Fede. Yo no creía en los milagros pero para mí esto lo es. Cuando los médicos lo revisaron, no quedó nada. Sólo una cicatriz chiquitita que incluso está cerrada. Lo que tiene es un pólipo que hay que sacar", indicó emocionada.

Ver esta publicación en Instagram

Gracias a los Médicos del cielo AMÉN

Una publicación compartida de Carmen Barbieri (@barbieri_carmen) el

Sobre el tratamiento que su hijo tuvo que afrontar, expresó: "Fue un tratamiento muy duro y Sofía (su novia) lo acompañó y lo contuvo mucho. Ella me iba contando su día a día. Había días que dormía todo el tiempo y otros nada. Los médicos de antemano nos dijeron todo lo que iba a pasar".

"Mis mañanas eran muy duras, muy tristes. Me despertaba llorando todos los días. Cuando me dio la noticia de que ya estaba curado, al otro día fue la primera vez que no sentí esa sensación de ahogo y de angustia", concluyó, entre lágrimas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.