El emotivo reencuentro familiar de Catherine Fulop con su hermana de Venezuela

Crédito: Instagram
(0)
5 de marzo de 2019  • 20:05

En muchas ocasiones, Catherine Fulop habló sobre la situación de Venezuela y cómo eso afecta a su familia. En noviembre, la actriz utilizó su cuenta de Instagram para retratar el momento en el que se reencontraba con su madre después de meses sin verla, y en esta oportunidad, volvió a compartir un emotivo video pero con su hermana.

En las imágenes se puede ver como Fulop sorprende a su sobrina con la visita de Mabel, su mamá. La actriz llevó a la joven engañada hasta su casa contándole que había una persona que quería que le de clases de danza a sus hijas. "Hay una tipa en este country que parece que te ha visto que vos eres profesora de danza, y quiere que armes un grupo con las niñas. Ella debe pensar que vos vivís acá. Le dije que viniera porque ibas a venir vos y que ibas a hablar con ella", le dice en el video. Fue allí cuándo apareció su hermana, provocando risas y llantos en la joven que no podía creer lo que veía.

"Esto es lo que vivimos todos los venezolanos por estos tiempos, las despedidas... los encuentros... Estos 20 años de régimen han logrado desmembrar las familias venezolanas a todo nivel, no hay derecho, BASTA! Queremos estar juntos todos como siempre!!! VENEZUELA UNIDA!", fueron las palabras que eligió Fulop para acompañar las imágenes, grabadas por su hija Tiziana.

Hace pocos meses, en una entrevista con Radio Nacional, la actriz habló de sus motivos para confrontar con el gobierno de Nicolás Maduro, al cual definió como "la peste bubónica": "Venezuela me duele muchísimo. Es muy triste. Me duele todo el tiempo. A donde voy, hay venezolanos jóvenes trabajando de cualquier cosa. Entonces es el recuerdo constante de que mi país está en el inframundo. Con todo lo peor que le puede pasar a mi país: con delincuentes que la tienen secuestrada. El régimen de Nicolás Maduro es la peste bubónica. Todos estos sentimientos los quiero controlar, porque sino me hace mal".

Luego, contó: "Ya hace 6 años que no voy. Me encantaría ir pensando que tengo la posibilidad de llegar a mi país libremente. Porque yo no sé si ellos toman represalias contra la gente que está en contra. Y a mi familia les es muy difícil venir. Mi mamá tiene una pensión de 2 millones y medio de bolívares. Y 1 dólar son 3 millones y medio. Imaginate que seis sueldos mínimos es una lata de atún. Entonces la gente se está muriendo de hambre".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.