Eleonora Wexler: "Somos muchas las mujeres solas a esta edad"

Tras pasar seis meses en Madrid, a donde fue a filmar Eleonora Wexler, regresó al país para trabajar en una nueva miniserie
Tras pasar seis meses en Madrid, a donde fue a filmar Eleonora Wexler, regresó al país para trabajar en una nueva miniserie Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli
Mariana Arias
(0)
17 de noviembre de 2019  • 00:49

Quería encontrarse en un espacio nuevo, donde nadie la conociera, conquistar un nuevo territorio. Por eso, en marzo de este año, Eleonora Wexler viajó a España, durante seis meses, para grabar una miniserie de Antena 3, La valla, que transcurre en 2045 en un escenario apocalíptico tras la tercera guerra mundial. Ahora, acaba de regresar al país donde supo hacerse un nombre en la actuación, para protagonizar con Nicolás Cabré y Jazmín Stuart, Tu parte del trato, un thriller de ocho episodios escrito por Guillermo Amoedo y dirigido por Jorge Nisco, que se estrenó el mes pasado en las pantallas de eltrece y TNT y está disponible también en Flow. Una entrevista intimista con una mujer que se reinventó a sí misma.

-¿Qué significó tu viaje a Madrid?

-Fue una posibilidad de reinventarme. Un barajar y dar de nuevo. Venía, hace tiempo, hablando con mi representante, Alejandro Vanelli, que no había nada que me planteara un desafío, que me hiciera vibrar. Necesitaba hacer algo nuevo.

-¿Lo pensabas más como un deseo profesional?

-Sí, pero después me di cuenta de que también necesitaba un cambio en lo personal. Fue un crecimiento a todo nivel; yo, mujer, Eleonora, encontrándome con gente que no conocía ni me conocía, tanto en lo profesional como en lo personal. Es como si Madrid me hubiese abrazado.

-¿Cómo empieza la aventura?

-Llega un mail pidiendo por dos actrices para una serie en Madrid, por seis meses. No lo dudé, le dije a Alejandro: "Mandale todo". Pensé que era algo imposible. ¡El deseo era tan fuerte! A través de mi amigo Ramiro Blas, que vive en Barcelona, y su representante, contacto a la gente de la serie y me piden que mande unas escenas grabadas por mí en Buenos Aires. Lo hago y, de pronto, me dicen: "Te quieren el 11 de diciembre en Madrid". Daniel Écija, el productor de Good Mood Producciones se jugó por mí y Luis San Narciso (director de reparto de La Piel que habito), uno de los top del casting de Tonucha Vidal, también se jugó por mí.

-¿Qué descubriste?

-Me descubrí a mí en un montón de cosas y me saqué los rótulos. Descubrí cómo soy. Fueron cinco directores en la serie, cada uno de ellos presentó un nuevo desafío: poner en juego las armas que tengo para embarcarme en un personaje maravilloso. Me encontré con más de las que creía que tenía. La soledad te da tiempo para pensar, para tomar distancia. Pude crecer y ver muchas cosas de mis afectos, reconocer más a mi hija (Miranda), tener una mejor relación con mi exmarido.

"La soledad te da tiempo para pensar, para tomar distancia. Pude crecer y ver muchas cosas de mis afectos, reconocer más a mi hija, tener una mejor relación con mi exmarido"
"La soledad te da tiempo para pensar, para tomar distancia. Pude crecer y ver muchas cosas de mis afectos, reconocer más a mi hija, tener una mejor relación con mi exmarido" Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

-¿Hace cuánto que te separaste?

-Fue en 2012. Desde hace solo un par de meses siento que puedo tener una mejor relación con él. Miranda estuvo con él la mayoría del tiempo y también con mis padres que se quedaron en mi casa con mis cuatro perros para que yo pudiera ir a hacer una experiencia de vida. Está bueno saber que están presentes y que puedo contar con ellos.

-¿Cómo te llevás con la soledad?

-Muy bien, ya lo sabía pero lo terminé de reafirmar, siempre me sentí cómoda conmigo desde muy chiquita. Crecí bastante rápido en algunas cosas, trabajé de muy chica con gente grande. Me fui muy joven a vivir sola a un departamentito de Once, tenía 19 años. Tenía independencia económica, eso ayudó.

-¿Quemaste etapas?

-Sí, hay etapas que me perdí, hice el colegio y el secundario, mis viejos siempre cuidaron que yo no me fuera del camino de una nena normal, pero no era una nena normal.

- ¿Es difícil volver a tener pareja?

-Sí (se ríe).

-¿Por qué?

-Ya sabés que hay cosas que no querés. Nadie viene a llenar un vacío a mi vida, tiene que venir a sumar. Tengo a mi hija, mi casa, mis perros, sé lo que me gusta. Hay cosas que no te las vas a bancar.

-Hay un cambio grande en las mujeres hoy en ese sentido.

-Fijate que hay muchas mujeres solas, al hombre le cuesta más estar solo.

-¿Cuál es la mirada de la gente hacia una mujer sola?

-Te preguntan muchas veces "¿por qué estas sola?". Piensan que debés tener algún problema. Igualmente, todo está cambiando. Somos muchas las mujeres solas a esta edad. Hoy, somos independientes, trabajamos, convivimos bien con nuestra soledad, nuestros espacios y nuestros grupos femeninos. Me siento bien con lo que tengo. Me siento en un momento de plenitud.

Trailer de Tu parte del trato

01:10
Video

-¿Cómo es tu personaje en Tu parte del trato?

-María es una mujer que en un principio tiene una vida perfecta, supuestamente; tiene a su marido, un abogado que trabaja en la fundación con ella. Es médica, pero se dedica ciento por ciento a los chicos carenciados, a curarlos. Está muy dedicada a la fundación con su mejor amiga. Todo va muy bien hasta que se empiezan a desarmar cosas de su entorno. Todo lo que era perfecto y controlado empieza a caer como en efecto dominó. Ella no entiende qué pasa y siente que es la víctima de todo lo que sucede hasta que descubre que hay algo más atrás y ahí aparece la verdadera María, con su pasado oscuro.

- ¿Es una villana más?

-Es más que una villana. Todos los personajes femeninos de la serie son muy fuertes. El personaje de Jazmín (Stuart) me encanta.

- ¿Es la era de las mujeres?

-Es la era de las mujeres, siempre pienso qué bueno que mi hija esté viviendo este momento, este despertar, este redescubrimiento de relacionarnos diferente entre hombres y mujeres.

- ¿Cómo es tu relación con Miranda?

-No me curé todavía de la culpa. ¿Se cura eso en algún momento?

- Sí, hay que curarla porque no le hace bien a nadie.

-Lo vengo trabajando mucho, este viaje fue una prueba. A quien primero le dije que podía irme seis meses fue a Miranda. Ella me alentó ante mi duda de dejarla tanto tiempo. Me dijo: "No te lo podés perder, es una gran oportunidad para vos", tenía 14 años en ese momento. Pensé que cuando volviera iba a ser muy difícil y el viaje nos acercó, hay algo que se modificó en mí, por ende también hay algo que se modificó en ella. Es una adolescente de 15 años, tenemos mucha comunicación, hablamos mucho, nos entendemos. Ella tiene una pasión: la equitación, lo hace con tanta disciplina que me recuerda a mi cuando era chica. Ya es una mujercita con su carácter, es muy íntegra, todavía ingenua, con una gran sensibilidad. La estoy redescubriendo. Yo creía que la miraba pero no la estaba mirando.

-¿Cómo es la nueva Eleonora?

-Es más tranquila, menos crítica. Ahora pienso, si me equivoco, me equivoco.

"Me siento bien con lo que tengo. Me siento en un momento de plenitud"
"Me siento bien con lo que tengo. Me siento en un momento de plenitud" Fuente: LA NACION - Crédito: Fabián Marelli

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.