Gastón Soffritti, Peter Lanzani, Manuela Pal y el desafío de pensar la industria de la ficción con una mirada nueva

Gastón Soffritti, Peter Lanzani, Manuela Pal y el desafío de pensar la industria de la ficción con una mirada nueva
Gastón Soffritti, Peter Lanzani, Manuela Pal y el desafío de pensar la industria de la ficción con una mirada nueva Fuente: Archivo
Guillermo Courau
(0)
18 de agosto de 2020  • 12:43

Teatros y cines cerrados, la televisión huérfana de ficción nacional y la industria del espectáculo cada vez menos industria. Si antes del coronavirus ya se habían encendido todas las luces de alarma, el parate para el sector que llegó como consecuencia de la pandemia transformó la preocupación en desesperación. Actores, actrices, técnicos, guionistas, directores, productores, todos son parte de un engranaje de futuro incierto.

Muchos creen que es de la crisis de donde surge la fuerza para barajar y dar de nuevo, y algo de eso debe haber. Porque en uno de los peores momentos que atraviesa el ambiente artístico nació la Asociación Civil de Trabajadores del Arte (ACTA), un espacio promovido por una camada de artistas jóvenes que llegó para visibilizar los problemas y sumarse a encontrar una solución.

Gastón Soffritti (presidente), Peter Lanzani (vice) y Manuela Pal (vocal) son tres de los representantes de esta iniciativa que, desde su lanzamiento con un video institucional el 10 de agosto, ya nuclea a más de 120 compañeros y compañeras. Ellos aseguran que no buscan ser una competencia para la Asociación Argentina de Actores, SAGAI o cualquier otro gremio, sino sumar sus voces, mirada y experiencia para "volver a ser una industria de vanguardia".

-¿ACTA nace a raíz de la pandemia o fue la gota que rebalsó el vaso?

Peter Lanzani: -Más lo segundo que lo primero. Surge a partir de un mea culpa por no haber sido más puntillosos a la hora de investigar desde nuestro lado de qué estamos construidos. Era algo que nos rondaba en la cabeza hace tiempo, entender qué convenios nos representan, qué leyes hay que llevar adelante.

Manuela Pal: -Es la necesidad de cambios y de mejoras para que haya más laburo. Estamos todos en la misma situación más allá de la pandemia. Previo a esto ya había muy poca ficción en nuestro país, la cosa venía en picada desde hace un montón de tiempo.

Lanzani: "Estábamos más enfocados en lo que es nuestro proceso de crecimiento actoral, también a aprender a producir o dirigir, pero llegó el momento en que necesitamos entender"
Lanzani: "Estábamos más enfocados en lo que es nuestro proceso de crecimiento actoral, también a aprender a producir o dirigir, pero llegó el momento en que necesitamos entender" Fuente: Archivo

-¿Sienten que hasta ahora tuvieron una actitud pasiva?

Lanzani: -Tal vez sí, o mejor dicho: acostumbrados. Estábamos más enfocados en lo que es nuestro proceso de crecimiento actoral, también a aprender a producir o dirigir, pero llegó el momento en que necesitamos entender. Es el ABC del actor: de dónde vengo, dónde estoy y adónde quiero ir.

Soffritti: -Nosotros hablamos de actores y actrices porque es lo que somos, pero en realidad la asociación engloba a los trabajadores del arte en general. Tiene directores, tiene músicos, tiene autores, porque somos todos parte de lo mismo.

-¿Por qué la insistencia en remarcar que son una asociación de "actores jóvenes"?

Pal: -En realidad se resalta lo de una "movida joven" porque los impulsores somos un grupo de gente sub-40, pero no es que los socios tienen que ser jóvenes, al contrario. ACTA está abierta a todas las generaciones porque todos estamos en crecimiento como artistas.

Lanzani: -Lo que queremos decir es que somos una generación que creció en el mundo de las plataformas, y la industria y el mercado se fueron para ahí. La competencia ya no es entre Telefe y eltrece, hoy es a nivel mundial, entre países. Las ficciones recorren el mundo, entonces nuestra pregunta es qué hacemos con las nuevas tecnologías.

-¿Y qué hacemos?

Soffritti: -Como asociación queremos hacer foco en tres puntos. El primero son las "leyes de incentivo", para que las plataformas vengan a grabar al país y no se vayan a Colombia, Uruguay o Chile, que ya las tienen. También la posibilidad de poder importar productos sin pagar impuestos tan altos, o exportar de la misma manera. Otra pata son las regulaciones, que serían los sindicatos.

-¿Qué proponen en ese sentido?

Soffritti: -Somos muy respetuosos de todos los que existen porque sabemos que defienden los derechos de los trabajadores desde hace un montón de años, pero el tema es que la actualización de la tecnología y la llegada de Internet necesita que se articulen encuadres nuevos. Algunos convenios todavía en vigencia son de 1975, es necesario actualizar todo lo que es transmisión de contenidos a través de Internet. Y la tercera pata son las productoras, en relación a la transformación de la televisión de aire o de cable con respecto a las ficciones, a las nuevas plataformas. En eso nos quedamos un poco en el tiempo. La ficción para televisión tradicional dejó de ser un producto rentable para las mismas productoras porque la pauta publicitaria baja cada vez más. Esa migración hacia las nuevas plataformas en Argentina no terminó de darse nunca.

-Lo que planteás no es muy distinto a lo que pasa en el resto del mundo.

Soffritti: -Claro. Países como España hace cinco años tenían veintipico de producciones y hoy tienen más de setenta. Hay que ir hacia esos lugares porque tenemos historia como industria audiovisual.

Pal: -Y talento técnico, artístico, directores, autores. Gente muy, muy buena que no estamos aprovechando.

Lanzani: -Creemos que lo fundamental es enmarcarnos de la mejor manera para poder volvernos competitivos internacionalmente. Hoy lo que te hace ser una industria de vanguardia es tener proyectos con calidad, para eso necesitás ajustar ese tipo de engranajes.

-Pero tratar con plataformas globalizadas no es tan sencillo, tienen sus políticas, sus reglas, sus conveniencias... Lo más probable es que se genere más de un cortocircuito.

Pal: -Lo sabemos, pero hay que dialogar, es la única manera. Habrá que escucharlos, ver qué pretenden, nosotros qué tenemos, podemos y queremos. ¿Realmente queremos ser una industria? porque si la respuesta es sí, tenemos que escuchar a todos: los que estamos y los que están por venir.

Soffritti: -Lo que plantea Manuela es una pregunta que tienen que contestar todos los sectores. En la mesa tienen que estar sentados todos, y ver qué ofrecen las plataformas, y tener claro nosotros hasta dónde estamos dispuestos a dar. Hay que hacerlo, el tema es cuando no se hace. Si no se da esa mesa de diálogo estamos en un problema.

-¿Hoy no se está haciendo como se debiera?

Soffritti: -Creo que se están haciendo cosas, pero los procesos me resultan un poco más lentos de lo que debieran, en parte también por esta situación de pandemia que en el corto plazo obliga a tener otras prioridades. Igualmente en algunas cosas se tendría que "poner segunda" y acelerar un poco más. Lo que entre la década del 80 o 90 pasaba a diez kilómetros por hora, hoy pasa a cien mil. Cada año requiere una adaptación más rápida a los nuevos formatos. Por ejemplo, dentro de la transmisión a través de Internet también está el streaming de obras de teatro. ¿Y eso es teatro? ¿Es televisión? ¿Y cómo se regula? Hay que buscarle un marco a muchas cosas que están surgiendo.

Pal: "Decidimos ser transversales, hablar con todos. La mesa no se hace solamente con la pata de los actores, la industria tiene muchas partes con las que nosotros nos estamos sentando a dialogar"
Pal: "Decidimos ser transversales, hablar con todos. La mesa no se hace solamente con la pata de los actores, la industria tiene muchas partes con las que nosotros nos estamos sentando a dialogar" Fuente: Archivo

-¿Pero tuvo que llegar ACTA para poner el tema sobre la mesa? ¿Las otras asociaciones no lo vieron o no lo quieren ver?

Pal: -Yo creo que todos se dan cuenta. Nuestro sindicato, más allá de tenernos a todos nosotros como actores, tiene muchas más responsabilidades de lo que creemos, muchas otras cosas que abarcar. Por eso nosotros decidimos ser transversales, hablar con todos. La mesa no se hace solamente con la pata de los actores, la industria tiene muchas partes con las que nosotros nos estamos sentando a dialogar.

Lanzani: -SAGAI, junto con la multisectorial, son los que están impulsando la ley de Economía del Conocimiento, y eso está buenísimo. Hay ideas claras, hay cosas que se están construyendo. Y nosotros queremos involucrarnos de una manera más real, estar más presentes.

-¿Cómo fue la recepción de ACTA en el seno de los otros organismos?

Soffritti: -Buena. Obviamente cuando aparece una asociación nueva de este estilo empiezan a sonar las alarmas, y hasta nos pueden llegar a poner en la vereda de enfrente. Pero no se trata de eso, nosotros no venimos a hacer un nuevo sindicato. Tenemos charlas con todo el mundo, no solamente con Actores y SAGAI, sino también con DAC (que nuclea a los directores de cine), con CAPIT... Ahí tenés un ejemplo: CAPIT está conformada por productores, y se podría entender que por eso están "del otro lado". Pero si no te sentás a hablar con ellos y no te ponés de acuerdo no se puede hacer nada, porque son los que producen. Hay que terminar con la idea de que el productor es el enemigo, somos todos parte de una misma torta y no hay uno más importante que el otro.

-Escuchar eso de boca de un actor es un pensamiento casi revolucionario.

Soffritti: -Es que es nuestra premisa como asociación: tratar de reunir a todas las partes para que esto salga adelante. Porque sino caemos siempre en el mismo juego, en donde el productor es el que te quiere explotar, y el actor el que no quiere trabajar más de "X" cantidad de horas. Siempre vamos a tener que ceder desde nuestro lugar para poder elaborar las reglas de juego que nos hagan salir adelante. Más en una situación tan crítica como en la que estamos parados.

Lanzani: -Nosotros también somos productores, directores, guionistas. Hoy las cámaras de los teléfonos filman en alta definición, y hay películas que se estrenaron en Cannes hechas con un celular.

Soffritti: -Nuestra generación hace de todo, y por eso tiene una concepción global de esta actividad, que no es de un lado o de otro. Eso es lo que hace que lo veamos de otra manera.

Soffritti: "Hay que terminar con la idea de que el productor es el enemigo, somos todos parte de una misma torta y no hay uno más importante que el otro"
Soffritti: "Hay que terminar con la idea de que el productor es el enemigo, somos todos parte de una misma torta y no hay uno más importante que el otro" Fuente: Archivo

-Pero todavía hay mucha gente acostumbrada a un esquema más sectorizado. ¿Cómo los convencés de esto?

Pal: -Las reglas del juego tienen que estar claras para todos. A veces se complica mucho el entendimiento de ciertas cosas, y la única manera es hablando con todos.

Soffritti: -Sabemos que lo que estamos planteando no es fácil. Hay cabezas que están acostumbradas a otro tipo de metodologías de laburo. Nosotros respetamos mucho la historia, estamos acá gracias a ella porque nos formamos en la televisión tradicional. Cuando empezamos a laburar no existían Netflix, Amazon o Disney+, pero también nos criamos con el teléfono en la mano, y eso nos cambió mucho la mirada.

Pal: -La industria es una. Si cada sector quiere mantener sus reglas, ¿cómo jugamos el partido? Es muy difícil.

Lanzani: -Nunca hubo como hoy tanta demanda a nivel mundial para la realización de ficción. Tenemos que subirnos a ese tren de alguna manera. Es un proyecto ambicioso pero está buenísimo.

-¿Cuáles son los próximos pasos que van a dar como asociación?

Lanzani: -Primero que nada, continuar trabajando en un protocolo de reactivación. Hay 22 mil familias que dependen de nuestra industria, gente que realmente lo necesita.

Soffritti: -También tenemos proyectos hacia adentro de la asociación, que vamos a impulsar para que generen laburo. En el corto plazo hay unos ciclos de teatro por streaming; arrancaremos por ahí para ayudar a los compañeros, y también a los teatros independientes para que se levanten. Tenemos proyectadas cooperativas audiovisuales.

Pal: -La diferencia con lo que ya se está haciendo es que va a tener un fin solidario. En esta primera instancia vamos a laburar con guiones propios, o con las ideas que nos acerquen.

Lanzani: -Es "hacer", porque antes que nada somos creativos. Hay que mantenerse en movimiento, seguir creciendo, aggiornarnos, eso es lo que venimos a traer.

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.