Iliana Calabró, sobre Fabián Rossi: "En esta causa soy ajena; acá nunca llegó ninguna valija"

La actriz hizo su descargo en diálogo con Jorge Rial
(0)
18 de marzo de 2016  • 15:24

Después de que se difundiera un nuevo video que muestra a su exmarido Fabián Rossi contando dólares en la financiera La Rosadita, en el marco de una causa por lavado de dinero, Iliana Calabró decidió hablar. Concedió una extensa entrevista a Jorge Rial en su programa en radio La Red y dijo que no volvería a referirse al tema otra vez. La actriz, hija del icónico humorista Juan Carlos Calabró, dejó en claro que no se hace cargo de los negociados de su exmarido y explicó por qué salió a defenderlo en 2013, cuando se difundió el primer informe que reveló los vínculos de Rossi con el empresario kirchnerista Lázaro Báez y el lavado de dinero. "En aquel momento me cayó el mismo baldazo, pero era una mujer que tenía su familia, que era su mayor capital. Cuando atentan contra ese capital, salí como una leona a defender esa familia que tanto me costó y que se me estaba demoliendo. Estaba como encandilada con todo. Yo no podía creer en ese momento todo lo que pasaba así lo defendí como leona sentada en tu programa rebatiendo todas las cosas que yo conocía", le explicó al periodista.

Iliana contó cómo se vinculó Rossi con La Rosadita: "Gustavo Fernández, amigo de un muy amigo de mi papá, trabajaba en SGI. Y así fue como lo presentaron. Fabián tenía una asesoría ahí, es lo que yo sabía. En esa causa soy ajena, no por boluda sino porque yo me encargo de mi trabajo y de mis cosas y no tenía tiempo para otra cosa. ¿La gente está esperando que diga que acá venían bolsos con plata? No, yo me autoabastecí siempre. En una pareja, a veces, tenés altibajos; hay temporadas que podés vivir bien, y cuando a uno le entraba plata, capaz al otro no. Pero somos gente de laburo". La actriz continuó con su descargo con vehemencia: "¿Si mi familia se enriqueció? No, hace 20 años que vivo en el mismo departamento, al que me mudé con la ayuda de mi papá. Logré comprarme un lindo auto cuando estaba con Tinelli. Acá nunca llegó ninguna valija".

"Lo conozco desde los 14 años. Nos pusimos de novios más grandes, pero fue una persona que creció a mi lado. El tenía una imprenta pero acá no podía comprar los insumos porque en ese momento eran caros o no llegaban y se fue, se asoció con una persona, la vendió. El usaba mi oficina, que queda en la casa de mi abuela", relató.

Consultada sobre cómo conoció a Fariña y Elaskar, dijo: " Aparecieron en un momento pero yo no los conozco, a menos que se hayan acercado como un fan a sacarse una foto. O en el casamiento [de Fariña con Jelinek]; yo no la conocía a Karina, la conocí ese día. A Fariña lo conocí el día que reservaron habitaciones e hicieron un escándalo en Mar del Plata. Estaba haciendo la obra El gran burlesque (2011) y fuimos a comer con el elenco, en ese momento no lo conocía nadie". Luego, reiteró: "Elaskar y Fariña aparecen a través de esa financiera. Elaskar era el dueño y Rossi trabajaba para él como asesor y marketing".

Sobre la relación de Rossi con Lázaro Báez, Calabró dijo: "Según él no lo conoce, nunca lo vio".

Más tarde, contó cómo fue que decidió separarse: "Me sentía mal, estafada. Creía más en la hipótesis de que él tenía una mujer y un hijo en Paraná. Hubo muchos instancias, de lo otro no hubo nada contundente". "Hoy me encuentro divorciada. Sin un padre al que no tengo que mentirle con nada y con dos hijos que saben la mamá que tienen. Siempre que estoy feliz, algo me viene a romper la paciencia. Yo no me voy a hacer cargo de algo que ha hecho mi ex", sentenció. "Lo único que quería era hacer borrón y cuenta nueva. Fui a lo del Padre Ignacio [el popular cura sanador] y me dijo: ´Hija, tranquila, seguí adelante. Y seguí. El que me quiera creer, que me crea, y el que no, no".

Durante la transmisión de Intrusos, que repasó la entrevista con Iliana, Rial informó que la Justicia había pedido el audio completo de la nota para la causa.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.